18 de noviembre de 2017
18.11.2017

Dr. Jorge L. Alió y Sanz, Catedrático de Oftalmología y fundador de la Corporación Vissum

«En Vissum hemos desarrollado soluciones innovadoras para tratar la presbicia o vista cansada»

18.11.2017 | 04:15
Dr. Jorge L. Alió y Sanz, Catedrático de Oftalmología y fundador de la Corporación Vissum

El alicantino doctor Alió está considerado uno de los especialistas españoles de mayor referencia internacional en Oftalmología. Autor de numerosos trabajos e investigaciones publicadas en las más prestigiosas revistas científicas, nos habla en esta entrevista de las soluciones innovadoras que se aplican en Vissum para tratar la presbicia o vista cansada, una anomalía visual que afecta al 90 por ciento de las personas mayores de 45 años
 
- ¿Qué es la presbicia o vista cansada?
La presbicia es un defecto que se da en todo el mundo, a partir de los 40 años, como consecuencia de la incapacidad de enfocar de cerca. Se trata de una anomalía progresiva asociada a la edad. Es consecuencia del declinar de una función muy compleja que afecta al cristalino y que se da de forma completa a partir de los 55 años. La solución generalizada ante esto es el uso de gafas para vista cansada. Pero esta opción conlleva problemas para la mayoría de las personas, sea la obligación de llevar gafas para quien no las usaba, y para los que ya usaban una se encuentran con otra más; además, en determinadas profesiones no deja de ser un riesgo si se les olvida.
 
- ¿Qué soluciones alternativas se ofrecen desde Vissum para este problema?
En primer lugar, hay que armonizar o personalizar la solución que demos con el estilo de vida o la actividad de la persona en cuestión. No es lo mismo que se trate de un notario, un cirujano, o un deportista. Y hay que dar una solución porque no se puede recuperar la función fisiológica perdida.
 
Entonces, hay tres tipos de soluciones: las basadas en el uso de cirugía corneal, para graduarla y que enfoque de lejos y de cerca; las soluciones intraoculares, en las que operamos para poner lentes que permiten ver de cerca y de lejos y distancias intermedias; y, por último, está la vía farmacológica, a base de un tipo de colirio que permite evitar el uso de gafas de cerca. 
 
- ¿Qué aporta la cirugía corneal en el tratamientos de la presbicia?
La cirugía corneal para lograr graduarla se basa en el uso del láser (presbylaser) mediante la técnica PresbyMax patentada por Vissum. Sirve para todo tipo de pacientes, incluso con presbicia avanzada, aunque el paciente ideal sería aquel con presbicia intermedia. Permite ver de lejos y de cerca con los dos ojos, con una operación que se hace con lasik, que es muy segura, eficaz y con unos resultados francamente buenos.
 
En este campo, otra solución es el uso de lentes intracorneales permanentes, pero con la ventaja de que si no van bien se pueden quitar (son reversibles). Son prácticamente invisibles y una solución muy novedosa. Con ella se opera solo un ojo para que vea de cerca y de lejos, y el otro se deja para ver solo de lejos.
 
También puede darse un uso combinado del láser para tratar algún defecto de graduación, en caso de miopía o hipermetropía, dejándole una asimetría refractiva, de tal manera que el paciente puede ver de cerca más con un ojo, y de lejos más con el otro. El cerebro ya se encarga de fusionar ambas visiones.
 
- Y las soluciones intraoculares ¿en qué consisten?
Pueden ser de dos tipos: Por un lado, el implante de lentes fáquicas con una graduación que permitan al paciente ver de lejos y de cerca. Estas lentes se están empezando a poner, en esto somos pioneros pues el primer trabajo publicado sobre lentes intraoculares multifocales, hace 15 años, fue nuestro. Funcionan bien en pacientes de 40 a 50 años. Pasada esta edad, se sustituye el cristalino defectuoso por una lente también multifocal, pero es algo más compleja, solo para personas mayores o con defectos más elevados.
 
Aquí hay que hablar también de las llamadas lentes acomodativas o lentes que enfocan y que Vissum ha contribuido a su desarrollo. Hemos sido el único equipo del mundo que las ha estado investigando hasta ahora y con éxito. Tenemos publicaciones en revistas internacionales muy prestigiosas. Son lentes que permiten enfocar, ver de lejos y de cerca. Son lentes de más calidad de visión que las multifocales, pues estas pueden presentar algún defecto, sea peor visión nocturna o reflejos. Las lentes acomodativas no presentan ningún defecto y aportan la solución ideal. De hecho, en el futuro todas las lentes serán acomodativas. Actualmente, todavía están en desarrollo e investigación clínica, con resultados muy buenos que han sido publicados ya. Espero que para 2018 estén ya en fase de comercialización.
 
- Háblenos de la solución no quirúrgica o farmacológica
Se trata de un colirio en el que hace 2 años empezamos a investigar con un grupo colombiano. Son unas gotas con una composición especial que permiten ver mejor de cerca y de lejos, es decir, afinan la visión de lejos y mejoran la visión de cerca.
 
- ¿Qué resultados han obtenido?
En los estudios clínicos que hemos publicado, hablo siempre de evidencia demostrada y publicada con aval científico, el 70% de los pacientes están contentos y no usan gafas, y el 30% restante o no les van del todo bien o usan las gafas para determinadas cosas. Ante esta opción, hay que elegir bien el grupo de pacientes al que aplicar esta solución.
 
Hoy podemos augurar que el año que viene empezaremos usando gotas en una persona joven, en torno a los 40 años, que empieza a necesitar gafas de cerca y estas gotas les van a venir muy bien. Cuando necesiten gafas para casi todo, será mejor recurrir a la cirugía corneal; y cuando ya se es mayor de 50 o 55 años hay que recurrir a la cirugía intraocular.
 
- ¿Por qué es importante el tratamiento de la presbicia o vista cansada?
En primer lugar porque es una anomalía visual que afecta a la inmensa mayoría de las personas a partir de una edad. Una vez pasados los cuarenta años de edad es muy frecuente que la visión empeore debido al envejecimiento del cristalino. La presbicia o vista cansada es la disminución en la capacidad de enfoque del cristalino, que afecta en un principio a la visión cercana, pero con el paso de los años también acaba alterando nuestra capacidad para ver de lejos.
 
En segundo lugar, es importante tratarla porque es una afección que incide en la calidad de vida de las personas que la padecen. En este sentido, los tratamientos innovadores que hemos desarrollado y aplicamos en Vissum ofrecen soluciones francamente buenas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine