13 de noviembre de 2017
13.11.2017

El mal control de la diabetes genera el 16 % de la ceguera

El doctor Chipont, de Oftálica, aconseja realiza revisiones periódicas anuales a los pacientes diabéticos con el fin de evitar problemas oculares

13.11.2017 | 17:49
El mal control de la diabetes genera el 16 % de la ceguera

El 16 % de la ceguera tiene su origen en la diabetes y es la retinopatía diabética, una de las complicaciones crónicas más frecuentes de la diabetes y una de las principales causas de ceguera. De hecho, según las estadísticas, el 13,8 % de la población mayor de 18 años en España padece diabetes, más de cinco millones de personas, una cifra que se duplicará en las próximas dos décadas debido al aumento de la obesidad, explica el doctor Enrique Chipont, director médico de Oftálica.

 
Los síntomas de la diabetes en los ojos es, como en muchos órganos vitales, una consecuencia del mal funcionamiento y control del sistema metabólico de un diabético. La diabetes es una enfermedad que causa daños en todos los vasos sanguíneos del paciente, desde los más pequeños hasta los más grandes, entre ellos los microvasos oculares. Algunas de las consecuencias o síntomas de la diabetes pueden ocasionar que el paciente presente alteraciones en la visión, desprendimientos de retina, sangrados y hasta muerte del tejido ocular.

 
Los pacientes con diabetes tipo1 o diabetes tipo 2 deben realizar constantes revisiones al oftalmólogo y deben mantener a raya las indicaciones de su endocrino. De esta manera los síntomas de la diabetes serán menores y se podrá tener más controlada la enfermedad.

 
La retinopatía diabética consiste en un deterioro progresivo de los vasos sanguíneos de la retina, que acaba provocando fugas de fluido o sangre y que puede dar lugar a complicaciones que derivan en la pérdida de visión.

 
Según el doctor Chipont, "la enfermedad permanece sin síntomas en sus fases iniciales, por lo que es fundamental que los pacientes diabéticos realicen revisiones periódicas para detectar las lesiones de la retina y aplicar tratamientos que contribuyan a mejorar la visión y evitar la ceguera en la mayor parte de los casos".

 
La causa más frecuente de pérdida de visión severa en el paciente diabético es el edema de la mácula, que produce una acumulación de líquido en esta zona, la más sensible de la retina, lo que dificulta la agudeza visual.

 
El padecer diabetes por largos periodos de tiempo, la glucosa mal controlada, sufrir hipertensión o ser fumador son factores de riesgo que agudizan la retinopatía diabética.

 
Otros problemas oculares derivados de la diabetes son las cataratas, es decir la opacidad del cristalino del ojo; el glaucoma, un aumento de la presión en el ojo, que puede llevar a ceguera; el edema macular o visión borrosa debida a que se filtra líquido hacia la zona de la retina que suministra la visión aguda central; y el desprendimiento de la retina (la cicatrización puede provocar que parte de la retina se salga de la parte posterior del globo ocular).

 

Tratamientos de la retinopatía diabética

Es posible que las personas con la forma temprana de la retinopatía diabética no necesiten tratamiento. Sin embargo, se debe hacer un seguimiento cuidadoso para tratar la retinopatía diabética. Una vez que el oftalmólogo note que están proliferando nuevos vasos sanguíneos en la retina (neovascularización) o que se desarrolle edema macular, por lo general se necesitará tratamiento.

 
La cirugía ocular es el tratamiento principal para la retinopatía diabética. Por una parte, está la cirugía ocular con láser, que crea pequeñas quemaduras en la retina donde hay vasos sanguíneos anormales. Este proceso se denomina fotocoagulación y se usa para evitar que los vasos presenten filtración o para encoger los vasos anormales.

 
Por otro lado, está la cirugía llamada vitrectomía, la cual se utiliza cuando hay sangrado (hemorragia) en el ojo. También puede usarse para tratar el desprendimiento de retina.

 
También existen fármacos que se inyectan en el globo ocular y que pueden ayudar a evitar la proliferación de vasos sanguíneos anormales. El doctor Chipont aconseja realiza revisiones periódicas anuales a los pacientes diabéticos con el fin de evitar problemas oculares derivadas de la enfermedad.

 
Oftálica cuenta con una unidad integral a tu disposición para el cuidado de tus ojos donde te avisamos anualmente de tu revisión para que estés tranquilo en todo momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine