10 de noviembre de 2017
10.11.2017

'El avance de la tecnología es imparable. Se conseguirá un mundo hecho para todos'

José María, con baja visión y déficit auditivo del 60%, es técnico de accesibilidad en el Centro de Apoyo al Estudiante de la UA y el creador de la aplicación Ability Connect, utilizada por los alumnos con alguna discapacidad para seguir las clases igual que el resto de compañeros

14.11.2017 | 10:41
'El avance de la tecnología es imparable. Se conseguirá un mundo hecho para todos'

"Gran fortaleza y con un impresionante sentido del humor", son las cualidades que resalta una de sus compañeras de trabajo, Josefa Parreño Selva, directora del Secretariado de Empleo y Apoyo al Estudiante de la UA. Y es que si hay algo que destaca de José María es el optimismo con el que afronta cada paso que da en su día a día, así como en todas las etapas que ha ido superando en su vida, y esto es debido, sencillamente, a que no se plantea si puede o no hacer algo, directamente lo hace.
 
José María, de 32 años, padece hipoacusia, con un déficit auditivo del 60%, aunque lo que más le cuesta es comprender la voz cuando hay mucho ruido a su alrededor. "Digamos que me cuesta comprender lo que escucho", explica el joven. También tiene baja visión, a causa de que el nervio óptico tuvo un mal desarrollo durante el embarazo. Sin embargo, esto no le ha impedido en ningún momento alcanzar su meta y dedicarse a lo que más le gusta: ser ingeniero informático y poder ayudar a los alumnos con discapacidad. Su optimismo y ganas de ir siempre hacia adelante son sus armas para conseguir todo lo que se propone. Lo tiene muy claro: "Si ser valiente significa dejar a un lado las posibles dificultades o inconvenientes y luchar incondicionalmente por mis sueños, sí, lo soy". Y lanza un mensaje para aquellos que necesitan una motivación: "Cada persona debería ser su propio héroe: caéte y levántate las veces que sean necesarias para superar todas las barreras que te ponga la vida. A cualquier persona nos cuestan las cosas, tenga una discapacidad o no".
 
 

Un pilar básico para la accesibilidad web de la UA

 
Tras haber estudiado en la Universidad de Alicante Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas y habiéndose especializado en desarrollo de software para móviles y servicios web, José María se ha convertido en una pieza clave para la accesibilidad de todos los alumnos de la universidad, ya tengan alguna discapacidad o no. Actualmente ejerce como técnico de accesibilidad en el Centro de Apoyo al Estudiante de la UA (CAE), el cual "no sería el referente que es hoy en día si no hubiera sido por la colaboración y el trabajo de José María", comenta Nuria Grané Teruel, Vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la UA. La función principal que lleva a cabo en el CAE es crear y mantener la aplicación de Apoyo a Estudiantes que está dentro del Campus Virtual, donde los estudiantes solicitan participar en los servicios (psicología, acción social, discapacidad) y donde, además, se gestiona todo el proceso de adaptaciones curriculares.
 


 
 

¿Qué es la accesibilidad web?

Además de eliminar las barreras arquitectónicas y construir ciudades más planas, la accesibilidad para las personas con alguna discapacidad va mucho más allá en este mundo 2.0 en el que vivimos. La accesibilidad web supone que el contenido de una página web sea percibido, comprendido y permita navegar por él al mayor número de personas posible, ya sea a través de un móvil, ordenador o una ayuda técnica que usa una persona con discapacidad. Para ello, las imágenes deben contar con una descripción textual para quién no las pueda ver, que se pueda ampliar el texto para quien tenga problemas de visión, que haya subtitulos en un vídeo para una persona que no pueda oir o que dispongan de índices de navegación para que una persona con problemas de motricidad en las manos, y que usa pulsadores en lugar de ratón, pueda encontrar la información más fácilmente.
 
Y es en este punto donde entran en juego las aplicaciones que José María ha desarrollado. Con la colaboración de Fundación Vodafone España, ha creado Ability Connect, una aplicación para móviles y tabletas que permite conectar varios dispositivos sin necesidad de conexión a internet y que está diseñada especialmente para adaptarse a personas sordas, con baja visión o dislexia. Imaginemos un caso práctico: una persona sorda que no puede escuchar al profesor. Pues bien, un compañero de clase puede estar anotando lo que éste dice en su Tablet, y el/los alumnos que no pueden oír reciben el texto en tiempo real en su móvil o tableta. Además permite que se puedan configurar los colores, el tamaño, el tipo de texto, etc., e incluso un modo de lectura específico para personas con baja visión o dislexia.
 


 
La imparable aportación de este joven al mundo tecnológico cruza fronteras, puesto que participa en  proyectos europeos como SWING, con un gran impacto y éxito en universidades de Marruecos y Egipto, donde se ha conseguido que se creen leyes para garantizar la igualdad de personas con discapacidad; MUSE o INDOEU4ALL. El objetivo de estos proyectos no es otro que exportar el modelo del CAE y de la UA a universidades de todo el mundo. En el caso del proyecto MUSE, José María ha tenido la oportunidad de viajar, junto a Josefa Parreño, a Chile, Argentina o México donde ha impartido formación en accesibilidad y he asesorado en la compra de tecnología accesible para que los estudianes puedan acceder e ir a clase con normalidad en las universidades socias del proyecto. Como comenta Parreño, "la tecnología hace la vida mucho más sencilla a estudiantes con discapacidad, y con ello garantizar la plena inclusión".
 
La Universidad de Alicante, como referente en cuanto a un modelo de apoyo al estudiante, es de las primeras universidades españolas con una Normativa de Adaptación Curricular, que recoge los derechos de los estudiantes con diversidad y pretende fomentar la cultura de sensibilización e inclusión de toda la comunidad universitaria: trabajadores, facultades, profesores y estudiantes. José María sitúa a la UA en un nivel alto en cuanto a adaptación se refiere. "La mayoría de profesores están implicados en hacer las cosas cada día mejor. Aún así, los materiales y la docencia están en constante evolución por lo que a veces se da un paso adelante y dos hacía atrás. No es un problema sólo de la UA sino general, puesto que en el mundo digital se trata de repensar la educación, no de adaptar lo que ya hay. Por eso desde el CAE de la UA apoyamos en formación y creación de guías para hacer los materiales accesibles y que los profesores sean conscientes de las implicaciones de la tranformación digital de la educación", explica el joven. Cabe destacar que en las aulas de la UA se pueden utilizar pizarras digitales, aspecto en el que ha sido pionera; sistemas de escucha asistida y la app Aiblity Connect. "Hay casos en los que que se están adaptando asignaturas sin ni siquiera tener estudiantes con discapacidad, ese es el camino. Incluso, hay profesores de asignaturas de Química creando materiales accesibles e imprimiendo modelos en 3D de átomos para que una persona ciega los pueda palpar y sentirlos", indica.
 

 
José María, quien ha desarrollado "una evolución muy positiva y una gran autonomia", como cuenta su compañera Parreño, sabe y confía en que llegará un momento en el que "se conseguirá vivir en un mundo hecho para todos", puesto que "el avance de la tecnología es imparable y no dentro de mucho serán pocos los ámbitos de la vida que no facilite", concluye el joven.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine