05 de noviembre de 2017
05.11.2017

Medicina Nuclear: tecnología puntera sin esperas para la detección del cáncer

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó es, desde 2011, un referente en la provincia de Alicante y cuenta con la PET-TAC, la prueba más efectiva para detectar el cáncer

08.11.2017 | 09:30
El PET-TAC es la prueba más efectiva para detectar el cáncer, pues permite valorar donde se encuentra el tumor y saber su tamaño

El servicio de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó lleva funcionando desde 2011, siendo referencia en la provincia, ya que hasta ahora era el único centro público con tecnología PET-TAC en Alicante. Durante estos años, Vinalopó ha atendido a pacientes, no solo de su departamento, sino también de otros hospitales del entorno que eran derivados por especialistas para estudios con este equipo. Es importante aclarar que el PET-TAC es la prueba más efectiva para detectar el cáncer, permite valorar dónde se encuentra el tumor y conocer su tamaño. Este estudio, además, no es solo para diagnosticar la enfermedad, sino también para realizar un seguimiento del tratamiento oncológico de forma certera. El doctor Pedro González, jefe de servicio, nos da las claves del buen funcionamiento de este servicio.

- ¿Qué es la Medicina Nuclear?

La medicina nuclear es una especialidad médica consolidada, cuyas indicaciones de uso se encuentran aprobadas en todas las Guías de Práctica Clínica. Además del diagnóstico por imagen, donde se incluye el PET-TAC, una parte de la especialidad se ocupa de la terapia metabólica. La principal ventaja de la medicina nuclear en los campos del diagnóstico y tratamiento son su alta especificidad y sensibilidad para detectar cambios en los órganos del cuerpo a nivel funcional, mucho tiempo antes de que se produzca una alteración estructural, detectada por técnicas convencionales de imagen.

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital del Vinalopó cuenta con un equipo PET-TAC. Mediante este equipo obtenemos imágenes de tipo metabólico, con lo que podremos realizar un diagnóstico precoz de muchas patologías, así como una valoración más temprana de los tratamientos administrados. Se trata de la prueba más común del servicio.


- ¿Qué es el PET-TAC?

El PET-TAC es una prueba de diagnóstico por imagen indicada sobre todo en pacientes oncológicos para diagnóstico, evaluación de respuesta al tratamiento y control evolutivo. Con una sola exploración, obtenemos una imagen funcional o metabólica, característica fundamental de la medicina nuclear, junto a una imagen estructural aportada por el TAC, hecho que representa un importante valor añadido. Las imágenes obtenidas mediante este equipo no podrían ser obtenidas con las técnicas de diagnóstico convencionales empleadas en otros centros. Este alto nivel tecnológico permite ofrecer una asistencia de la máxima calidad a los pacientes de la provincia.

- ¿Se tiene que realizar la prueba a todos los pacientes con patología oncológica?

No. Para realizar la prueba es preciso contar con una petición médica, las cuales habitualmente son evaluadas en comités hospitalarios multidisciplinarios de patología oncológica. Además, todas las peticiones son revisadas por los facultativos del servicio de forma individualizada para garantizar que se adecuan a las recomendaciones de las Guías de Práctica Clínica.

- ¿Qué beneficios aporta el PET-TAC al paciente

Como hemos comentado anteriormente, las principales ventajas que las exploraciones PET-TAC van a aportar al paciente son la elevada sensibilidad y especificad si comparamos con otros medios diagnósticos. Además, es una prueba poco molesta, ya que el único procedimiento invasivo que se realiza es el canalizar una vía venosa, similar a cuando se realiza una analítica. Además, nuestros profesionales, los cuales están perfectamente cualificados y con suficiente experiencia, se caracterizan por mostrar en todo momento un trato cercano al paciente lo que hace que la situación sea menos estresante para estos. En el Hospital del Vinalopó no tenemos lista de espera para este tipo de prueba, siendo nuestra demora cero.

- ¿Qué más recursos tecnológicos tiene el servicio?

Además de la tecnología PET-TAC, el Servicio dispone de una gammacámara para realizar estudios gammagráficos y SPECT, que junto con la técnica del ganglio centinela y de la terapia metabólica ambulatoria, permiten abarcar la práctica totalidad de exploraciones y tratamientos de Medicina Nuclear, todos ellos disponibles para los ciudadanos de nuestro Departamento.

- ¿Qué expectativas de futuro hay en esta especialidad?

Las expectativas de futuro para la Medicina Nuclear son bastante prometedoras, ya que se están desarrollando nuevas moléculas que permitirán unos diagnósticos más precisos y unos tratamientos más específicos. Recientemente hemos comenzado a realizar exploraciones PET-TAC en el ámbito de la neurología que permiten descartar de forma rápida, sencilla y sin molestias, si un paciente puede tener o no la enfermedad de Alzheimer.

Respecto a nuestro Servicio, en estos momentos estamos pendientes de la autorización por parte del Consejo de Seguridad Nuclear para sumar la terapia metabólica con ingreso a nuestra cartera de servicios, con lo que podríamos abarcar todas las exploraciones y tratamientos de Medicina Nuclear.

Por último me gustaría destacar la situación de la especialidad en los hospitales públicos de la Comunidad Valenciana. La provincia de Alicante cuenta con dos servicios de Medicina Nuclear, por delante de Castellón, que cuenta con uno, y por detrás de Valencia, que cuenta con cinco. Las características demográficas y geográficas de nuestra provincia permitirían que, gracias a los dos Servicios Públicos de Medicina Nuclear que hoy en día existen, se pudiera dar cobertura sanitaria de esta especialidad, sin desplazamientos ni listas de espera, tanto a los ciudadanos de la zona norte como de la zona sur de Alicante.

Pedro González Cabezas

Licenciado en Medicina por la Universidad de Valencia realizó la residencia de Medicina Nuclear en el Hospital Universitario "La Fe" de Valencia. Ha trabajado en clínicas privadas en Madrid, Barcelona, Alicante y Valencia durante siete años, hasta que en 2011 se incorporó al Hospital Universitario del Vinalopó como Jefe de Servicio de Medicina Nuclear. Es Máster en Gestión Sanitaria por la UCV y miembro de la Sociedad Valenciana de Medicina Nuclear y de la Sociedad Española de Medicina Nuclear. Además, es Master en Viticultura y Enología, pasión que comparte con su familia.
 


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine