14 de junio de 2017
14.06.2017

Por un desarrollo urbanístico sostenible en La Marina

Sobre el Plan Parcial del sector MR-10 de La Marina en tramitación que copia la propuesta municipal para el sector del año 2007

15.06.2017 | 05:29
Por un desarrollo urbanístico sostenible en La Marina

Desde la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) MR-10 Vila de La Marina, en el nuevo periodo de alegaciones al Plan de Acción Territorial de la Infraestructura Verde del Litoral (PATIVEL) de la Comunidad Valenciana, y ante la información errónea o equivocada que se ha trasladado por parte del equipo de gobierno local (PSOE, Compromís y Partido de Elche) desde el inicio del año 2017, se quiere aclarar la siguiente información acerca del sector urbanizable, según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1998, MR-10 en la pedanía de La Marina de Elche.

 

Qué es el PATIVEL

El PATIVEL es un instrumento de planeamiento elaborado por la Generalitat Valenciana que pretende ordenar el litoral de nuestra Comunidad, y que se muestra como un instrumento complementario de acompañamiento y mejora del planeamiento urbanístico local en los municipios del litoral. Fija un ámbito estricto, que abarca la franja de 500 metros de anchura desde el límite interior de la ribera del mar.
 
Entre los objetivos del PATIVEL se encuentra el apoyo a la actividad turística (hotelera y residencial) de calidad, ya que esta supone más del 15% del PIB de la Comunidad Valenciana.
 
El PATIVEL no pretende limitar en ningún caso el número de viviendas, sino velar porque los desarrollos urbanísticos a realizar sean respetuosos desde el punto de vista medioambiental.

 

Un Plan para ser consensuado

Desde la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio se ha venido manifestando la voluntad de redactar y aprobar el PATIVEL con el máximo consenso posible con los municipios afectados.
 
Es por ello, por lo que se han venido produciendo desde antes de su publicación inicial diferentes reuniones de los técnicos redactores del plan con representantes políticos y técnicos municipales.
Un ejemplo de este dialogo entre Conselleria y municipios lo podemos encontrar en la vecina localidad de Guardamar, donde sectores urbanizables sin programa aprobado, colindantes con el mismo ecosistema LIC «Dunas de Guardamar», prácticamente idénticos a los sectores afectados en La Marina, nunca fueron incluidos en el PATIVEL.
 
Con posterioridad a la publicación de la primera versión del PATIVEL, los técnicos redactores y el Director General de Territorio, a petición de los Ayuntamientos afectados que lo han solicitado, se han desplazado a los mismos con el fin de explicar y llegar al mayor consenso posible con las personas afectadas, no siendo así en Elche, donde los técnicos de Conselleria a día de hoy no se han desplazado.
 
El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Elche ha venido manifestando que el PATIVEL es un plan impuesto desde Conselleria, sin que ellos puedan hacer nada, cuando se ha mostrado en contra de aceptar imposiciones reivindicando la autonomía municipal en materia urbanística, como expuso el Alcalde de Elche en la presentación pública del Plan de Acción Territorial del Entorno Metropolitano de Alicante y Elche (PATEMAE) en enero de este mismo año.

 

Cómo afecta el PATIVEL a La Marina

Pues bien, desde la AIU se quiere trasladar que con el PATIVEL se ve gravemente afectada la pedanía ilicitana de La Marina.
 
Por el contrario de lo que se ha venido diciendo desde el equipo de gobierno de Elche, el PATIVEL afecta en La Marina a un total de 650.000 m2 de superficie urbanizable, quedando únicamente 700.000 m2 más de suelo urbanizable para desarrollos futuros, es decir, casi el 50% de la superficie urbanizable del vigente PGOU de Elche quedará afectada por este plan.
 
En La Marina, lejos de producirse un desarrollo urbanístico voraz, sólo se ha desarrollado un sector urbanístico en los últimos 30 años, el MR-9.

 

Sector MR-10

Si nos centramos en el sector MR-10, éste se encuentra clasificado como urbanizable en el vigente PGOU de Elche aprobado en 1998, con los votos a favor de PSOE y EU, calificándolo como residencial turístico de baja densidad. Desde el año 2000, y hasta en tres ocasiones, se intentó su programación, siendo rechazados por el Ayuntamiento todos los proyectos presentados hasta que en el año 2007 el propio Ayuntamiento de Elche, gobernado por PSOE y EU/Compromís, decide impulsar el desarrollo del sector.
 
El 11 de diciembre de 2007, en declaraciones recogidas en el periódico INFORMACIÓN, el concejal de urbanismo del partido socialista decía que «este proyecto responde a las demandas expresadas por los vecinos de la pedanía ilicitana, que vienen solicitando desde hace tiempo que el ayuntamiento impulse el crecimiento de la pedanía y consolide sus posibilidades de desarrollo en materia de oferta turística», «que su departamento ha hecho un gran esfuerzo por diseñar una propuesta de urbanización que sea extraordinariamente respetuosa con el medio ambiente, haciendo compatible el desarrollo urbano y la sostenibilidad», y exponiendo «las líneas maestras de la propuesta, que contempla la ampliación de la zona exenta de edificación, con una distancia desde la costa superior incluso a la que prevé la Ley y el Plan General. De este modo, el punto más estrecho hasta la línea de los edificios será de 580 metros, quedando incluso una zona de transición de 250 metros de anchura desde la pinada». «Las cifras globales desgranadas por el entonces concejal son una superficie total de 447.383 m2, de los cuales 370.436 m2 se reservarán para uso público (el 82,8%), mientras que 76.947 m2 serán para las parcelas privadas (el 17,2%). Las zonas verdes tendrán 224.682 m2, 121.474 m2 para la red viaria, 24.000 m2 para equipamiento públicos y 11.952 para uso terciario. Los metros cuadrados de techo edificable, con edificios hasta cuatro alturas, son en total 146.636, de los cuales saldrán aproximadamente unas 1.200 viviendas».
 
La AIU del Sector Urbanístico MR-10 se presentó a dicho concurso y por resolución del Ayuntamiento en pleno, en sesión celebrada el 25 de mayo de 2009, se acordó desestimar la proposición jurídico-económica presentada por esta parte y no aprobar el PAI, declarando desierto el concurso de procedimiento de gestión indirecta para el desarrollo del Sector MR-10, por considerarse que el Proyecto de Urbanización no se ajustaba a las bases del concurso en cuanto a las conexiones a la red de agua potable.
 
Con posterioridad se solicitó por parte de esta Agrupación al Ayuntamiento de Elche que se volviese a impulsar el desarrollo urbanístico del Sector MR-10 de La Marina y finalmente en febrero de 2015, el Ayuntamiento de Elche admitió a trámite una nueva iniciativa de programación y se acordó su remisión al órgano ambiental para que emitiera el Documento de Alcance del Estudio Ambiental y Territorial Estratégico o el Informe Ambiental Estratégico según procediera.
 
La Comisión de Evaluación Ambiental de la Generalitat Valenciana, con fecha 30 de junio de 2016, informa de la viabilidad del sector MR-10 estableciendo una serie de requisitos a tener en cuenta en su posterior programación.

 

Actuacion urbanistica proyectada

La ordenación propuesta para el sector MR-10 contempla y recoge las propuestas que los propios técnicos municipales recogían en las bases del concurso de 2007 que con anterioridad se han explicado, una gran franja de protección de especies autóctonas y amortiguación medioambiental, y a más de 500 metros de la línea de la ribera del mar, otra franja edificable separada de la primera por espacios peatonales, donde se ubicaría, en primera línea, la parcela hotelera y la dotacional (colegio, centro de salud, centro social etc€). con lo que las futuras viviendas quedarían en la zona más próxima al núcleo urbano de La Marina.
 
En el caso de que el PATIVEL sea definitivamente aprobado conforme a la propuesta de Conselleria, que clasifica el sector como no urbanizable (en suelo no urbanizable no se pueden hacer viviendas) según el Dictamen emitido a instancias de nuestra AIU por los catedráticos de Derecho Administrativo, Alfonso Santamaría Pastor y Luciano Parejo Alfonso, la Administración, bien autonómica o bien local, va a tener que hacer frente a elevadas indemnizaciones, que esta agrupación estima podría ascender a una cantidad cercana a los 50 millones de euros sólo en el ámbito del sector MR-10.
 
Además, y desde la AIU, se quiere trasladar que, según el informe de impacto económico elaborado por el economista Francisco A. Menargues, el desarrollo del sector MR-10  supondría un impacto en la economía local de unos 300 millones de euros por la inversión directa derivada de la urbanización y edificación de viviendas, además del impacto económico derivado del complejo hotelero previsto, con la consiguiente generación de empleo cifrada en casi 3.000 puestos de trabajo que Elche no debe permitir dejar escapar.
 
Se informa también desde la Agrupación que en la moción aprobada el mes de mayo por mayoría absoluta de los respresntantes municipales se instaba a la Junta de Gobierno Local a que presente alegaciones en defensa del PGOU de Elche, postura que coincide con las demandas de la  Asociciaión Vecinos Pinomar de La Marina, mayoritaria en la pedanía.
 
Por todo esto, no podemos encontrar explicación plausible al rechazo producido contra el Sector MR-10, que garantiza un desarrollo sostenible y respetuoso con el litoral disponiendo una línea de edificación dispuesta a 500 metros de la ribera del mar, junto con la cesión de casi un 60% de la superficie que iría destinada a dominio público de espacios libres y zonas verdes de protección y amortiguación de impactos, y junto con una inversión directa real de 2.600.000 € en la preservación del litoral, cuando además se prevé un desarrollo turístico de calidad cumpliendo las previsiones de la Generalitat en cuanto al desarrollo hotelero deseado para nuestro litoral.
 
Desde esta Agrupación se ha echado en falta, hasta el momento, la participación y debate público de plataformas y asociaciones locales (Asociación de Empresas Turísticas de Elche, AETE, Elche Piensa, Agora d´Elx€), dados los efectos nefastos que sobre el sector turístico de la costa ilicitana podría tener la aprobación definitiva en estos términos del PATIVEL.
 
Por parte de esta AIU no queremos pensar que la desclasificación del sector MR-10  esté motivada por las manifestaciones recogidas en la Cadena Ser de Elche por el grupo Margalló-Ecologistas en Acción que decía «PSOE, Compromís y Partido de Elche se quedan cortos en sus alegaciones» y les recordaban que en 2011 «se comprometieron con los grupos ecologistas a desclasificar el MR-10 para impedir su urbanización».
 
Por todo lo expuesto, desde la AIU se espera la rectificación del equipo de gobierno local y Conselleria de Territorio, y que se respete el PGOU vigente de Elche, manteniendo urbanizable el sector MR10, modelo de desarrollo urbanístico sostenible en el litoral de la Comunidad Valenciana, ejemplo de como favorecer el crecimiento turístico y económico de la ciudad respetando y mejorando su protección medioambiental. (R.)

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine