05 de junio de 2017
05.06.2017

Aguas de Alicante: cuidamos la Naturaleza, cuidamos de ti

Aguas de Alicante trabaja para lograr el objetivo global de alcanzar una Economía Circular: eficiencia hídrica, eficiencia energética y valorización de residuos

08.06.2017 | 09:49
Aguas de Alicante: cuidamos la Naturaleza, cuidamos de ti

Como cada 5 de junio, hoy se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. Con el lema "Estoy con la Naturaleza", este año se conmemora una vez más la importancia del medioambiente para el desarrollo humano. El día fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1972, coincidiendo con la primera cumbre mundial sobre el medio ambiente, con el propósito de impulsar acciones y sensibilizar a toda la comunidad global en temas de cuidado del entorno. Actualmente, la fecha se celebra en más de 100 países.

En Aguas de Alicante trabajan en la gestión de un recurso escaso como es el agua, velando y supervisando todo el proceso, desde su estado natural, hasta los complejos usos sociales a los que se destina. Y es su escasez precisamente la que les obliga a entender el paradigma de la gestión del agua bajo nuevas perspectivas que les permitan garantizar este recurso sin comprometer su disponibilidad para las generaciones futuras.

La sostenibilidad, el compromiso social y la innovación son las claves hacia las que focalizan su esfuerzo, invirtiendo de forma responsable en nuevas tecnologías e infraestructuras y en la renovación de las ya existentes, para garantizar la gestión eficiente y sostenible del agua.

Agua regenerada: contribución al verde urbano

Dentro de las líneas fundamentales del desarrollo sostenible, se encuentra la contribución al verde urbano con el uso de agua regenerada procedente de la depuración.

El empleo de agua regenerada ha permitido triplicar en los últimos años la superficie dedicada a parques y áreas medioambientales en la ciudad de Alicante. Hoy en día, el 70% de las zonas verdes del municipio son regadas con agua regenerada.

Desde 2002, año en que se puso en marcha el Plan Director de Reutilización, se ha pasado de 3,5 m2 de zonas verdes por habitante, a los 10 m2 que hay en la actualidad (valor recomendado por la Organización Mundial de la Salud), generando nuevos espacios verdes para la ciudad, a la vez que se consigue minimizar la captación de agua potable, con el consiguiente ahorro económico, energético y ambiental. Así, se reserva el agua potable para usos que requieren una mayor calidad, principalmente vinculados al consumo humano. Los espacios verdes mejoran el entorno de nuestra ciudad y, por tanto, fomentan el desarrollo del turismo alicantino, así como el bienestar y la calidad de vida de las personas.

Por otro lado, el agua regenerada se emplea también para usos industriales y ambientales, o la limpieza urbana. Destaca en Alicante el Parque Urbano Inundable La Marjal, solución basada en la naturaleza, que promueve el uso de agua regenerada y además soluciona el problema de inundaciones en la zona de la playa de San Juan. Este parque recrea un espacio natural húmedo, una marjal y, tanto el agua de riego como la de los estanques, es agua regenerada. Estos estanques sirven de hábitat para numerosas aves acuáticas, además de ser un espacio disfrutable por la ciudadanía.

Durante 2016 se logró la reutilización de 500.000 m3 más que el año anterior en las dos depuradoras con la que cuenta la ciudad de Alicante, Monte Orgegia y Rincón de León. En concreto, para el uso urbano de agua regenerada se destinó más de 1Hm3, el equivalente a 400 piscinas olímpicas.

A día de hoy está previsto reforzar las redes de agua regenerada de los barrancos de Orgegia y Juncaret, lo que permitirá aumentar los caudales de agua regenerada hacia la zona de la playa de San Juan de Alicante y el casco urbano de la ciudad. Esta actuación atenderá las demandas de agua regenerada para el riego de zonas verdes públicas y el uso de particulares.

Eficiencia hídrica, energética y valorización de residuos

Más allá del uso de agua regenerada como ejemplo de reutilización de recursos naturales, hay otros aspectos con los que Aguas de Alicante contribuye al objetivo global de la economía circular: la gestión eficiente del agua, la eficiencia energética y la valorización de residuos generados por la actividad, son algunos de ellos.

  • Eficiencia hídrica

El aprovechamiento y rendimiento son premisas indispensables para Aguas de Alicante. La mejora de la calidad de gestión de las redes de distribución ha permitido que en los últimos diez años se haya obtenido un rendimiento de la red superior al 90 %.

Así, la inversión en nuevas infraestructuras y la renovación de las ya existentes han sido claves para alcanzar estas cifras. A este hecho se suma la apuesta por la innovación que anualmente realiza la compañía, con el objetivo de poner la tecnología al servicio de la ciudad y sus ciudadanos, alcanzando así mayores progresos en la comunidad.

  • Eficiencia energética y emisiones

Desde 2010 se viene realizando una transición a consumo de energía verde en las instalaciones de Aguas de Alicante. En 2016 se redujeron un 99,5% las emisiones de CO2 por consumo eléctrico. En 2017, hemos conseguido que el 100% de la energía consumida por Aguas de Alicante sea energía verde (de origen renovable certificado). Aademás, se han realizado auditorías energéticas en distintos bombeos de agua potable y saneamiento y se han llevado a cabo las inversiones necesarias para optimizar consumos donde se ha detectado una posibilidad de mejora.

A todo ello se suma la ampliación de Aguas de Alicante del alcance de su ISO 50001 en materia de eficiencia energética a las actividades de Depuración, Secado Térmico y Laboratorios.

  • Valorización de residuos

Los lodos procedentes de depuración son el principal residuo generado dentro de la gestión del ciclo integral del agua. Con el objetivo de dar salida a estos desechos, Aguas de Alicante utiliza estos residuos como abono para la agricultura y valorización térmica. En este caso, los lodos se utilizan como combustible por la empresa Cemex en Alicante.

Los lodos de depuración se utilizan también como base para la elaboración del compost empleado en las numerosas campañas de repoblación de especies forestales que organiza la compañía, como las llevadas a cabo durante los pasados meses de enero y febrero en Monte Orgegia y en el Monte Benacantil.

Educación ambiental

Más allá de su propia actividad, la compañía considera fundamental informar y educar a la ciudadanía sobre el mundo del agua. Fruto de ello son los programas educativos que desarrolla en los colegios del municipio a lo largo del curso escolar y en los que han participado más de 35.000 alumnos de Alicante. Gracias a ello, los pequeños descubren el ciclo natural y urbano del agua, cómo hacer un uso eficiente del recurso hídrico y la importancia que ello tiene para todos los seres vivos del planeta.



 

Además, la empresa cuenta con el Museo de Aguas de Alicante, espacio gratuito y abierto a la ciudadanía, en el que se llevan a cabo numerosas y variadas actividades ambientales a lo largo de todo el año. Situado en el Casco Antiguo de la ciudad, este espacio educativo ha recibido más de 100.000 visitantes desde su apertura.

Desde su origen, Aguas de Alicante ha sido consciente de la importancia de gestionar un recurso tan importante como es el agua, trabajando para aprovechar cada gota. Desde hace unos años, además, la compañía persigue el objetivo de lograr un modelo de gestión sostenible y ha trasladado estos valores de forma trasversal a todas las dimensiones de la empresa con el objetivo de alcanzar la máxima eficiencia en todos los recursos empleados y convertir los residuos generados en nuevos recursos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine