25 de mayo de 2017
25.05.2017

Consejos antes de hacerse un blanqueamiento dental

La Clínica Dental Benalúa de Alicante realiza blanqueamientos dentales con los que aumentar su blanco entre 2 y 5 tonos, con tratamientos ambulatorios y domiciliarios

25.05.2017 | 12:41
Consejos antes de hacerse un blanqueamiento dental

La dentadura ideal se relaciona habitualmente con dientes de color blanco perfecto. Entre otras características sin embargo teóricamente no existe un blanco total y único en los dientes. El color varía en cada persona y oscila entre los matices amarillos, marrones y grises. Para ello influyen diversos factores. 
 

¿Qué determina el color de nuestro diente?

El color viene determinado por la dentina, siendo éste el tejido que se encuentra entre la pulpa y el esmalte. El color que nuestro ojo percibe es el resultado de la refracción de la luz y de la reflexión en la superficie del diente, por lo que cuanto mayor es el grosor del esmalte en la superficie del diente, más translúcido es, ya que el esmalte es transparente. Los dientes tienen diferente color entre sí, siendo los incisivos superiores centrales los más claros, y los caninos los más oscuros. 
 

¿Qué factores determinan el color del diente?

La tonalidad depende en primer lugar de nuestra herencia genética, y contra esto no podemos hacer nada. Con la edad, a medida que vamos cumpliendo años, los dientes se van desgastando y se ve más la dentina. Además, la higiene dental que mantengamos a lo largo del tiempo también influye en el tipo de tonalidad de los dientes (hábitos, consumo de café, tabaco, ciertos medicamentos, abuso de productos con clorhexidina, etc.).



 

En la Clínica Dental Benalúa realizan blanqueamientos dentales combinando tratamientos ambulatorios, donde se hace uso de la luz fría, y domiciliarios, mediante los cuales se puede conseguir una variación del tono del diente aumentando su blanco entre 2 y 5 tonos. Se comenta muchas veces que el esmalte se puede dañar. Sin embargo, si el tratamiento se administra correctamente, siguiendo las instrucciones del dentista, emplenado un producto seguro y con regulacion sanitaria no es peligroso.

 
Como técnicas alternativas al blanqueamiento, existen las carillas de composite y porcelana, que son mínimamente invasivas (carillas de lumineers). El blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico que precisa ser valorado por un dentista y durante la realización del mismo es necesario llevar una dieta blanda. Los resultados pueden durar hasta dos años, dependiendo de los hábitos, y puede provocar algo de sensibilidad mientras se realiza. Por todo ello, lo más importante antes de realizar ningún blanqueamiento es un estudio personalizado de las condiciones base y hábitos individuales de cada paciente, mediante el cual se seleccionará el tratamiento óptimo para cada paciente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine