04 de mayo de 2017
04.05.2017

Los mejores tacos de cochinita pibil de Alicante, ¡están en tu casa!

04.05.2017 | 04:15
Tacos de cochinita pibil

Ha sido un reto. Encontrar una cochinita pibil que nos transportara a la zona del Yucatán, en México, parecía imposible en los restaurante mexicanos de Alicante. Así que en casa, lejos de conformarnos con una noche de fajitas de pollo, pimientos y sazonador tex-mex, nos pusimos manos a la obra para dar con la mejor receta para bordar este platazo. Lo mejor una vez que lo consigues, es rellenar unos tacos con esta carne, y acompañarlos de cebolla roja marinada y un puré de frijoles.

 
No te autoengañes intentando evitar la cocina, no es un plato difícil, solo necesitas un poco de paciencia y puedes encontrar, casi, todos los ingredientes en tiendas de productos latinos de Alicante. Los más importantes, el achiote y las hojas de plátano, los venden en Colombia Pan, una cafetería que hace las veces de tiendecita en la zona del Mercado Central.

 
¿Pero por qué tal obsesión por este plato? Porque hasta que no lo pruebes no sabrás a qué sabe realmente México, por el color rojizo que le aporta el achiote y sobre todo, porque quedarás como un rey maya cuando tengas invitados en casa.


Foto de Rafa Arjones
 

Ingredientes para 4-6 personas:
 

Tortitas de maíz
 
Para la carne
2,5 kg de magro de cerdo o cabeza de lomo
150 g de pasta de achiote
250 ml de zumo de naranja
120 ml de zumo de limón
120 ml de vinagre de vino blanco
2 cucharadas de manteca de cerdo
1 cucharada de pimienta negra
1/2 cucharada de canela en polvo
1/2 cucharada de comino en polvo
8 dientes de ajo pelados
1 hoja de laurel
1/2 cucharada de sal
Hojas de plátano para envolver

 
Para la cebolla marinada
2 cebollas moradas
1 chiles habaneros
3/4 de taza de zumo de lima
3/4 de taza de zumo de naranja
Sal
 
 
 

Preparación

  1. Poner todos los ingredientes de la marinada de carne (todos los que figuran en la primera parte de la lista menos la misma carne, el laurel y la grasa de cerdo) en un vaso batidor y procesar hasta que se hayan convertido en una marinada un poco espesa y de color rojo oscuro. Cortar la carne en dados grandes, de unos tres centímetros, y volcar la marinada sobre ellos. Dejar reposar al menos cuatro horas (ideal, de un día para otro) en la nevera.
     
  2. Cortar la cebolla morada en tiras no muy finas y picar los chiles muy pequeños. Salar y poner en un bol con el zumo de naranja y lima en la nevera durante al menos cuatro horas.
     
  3. Tostar las hojas de plátano sobre el fuego hasta que se vuelvan de un color verde oscuro. Hacer en una fuente un lecho con las hojas de manera que quede un sobrante suficientemente grande para tapar la carne. Volcar encima la carne con el marinado, distribuir por encima la grasa de cerdo y el laurel, cubrir y meter en el horno a 180 grados durante unas 3-4 horas, hasta que la carne esté tan tierna que se deshaga.
     
  4. Sacar la carne, pasar el jugo que quede por un colador chino o metálico de malla fina y reducir la salsa a la mitad (o un poco más). Deshilachar la carne con un tenedor o con las manos si no quema. Añadir la salsa y amalgamar. Reservar.
     
  5. Servir con las tortitas calentadas en la sartén con la cebolla marinada y un puré de frijoles. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine