12 de abril de 2017
12.04.2017

10 consejos para prevenir la muerte súbita en los deportistas

Es imprescindible que los deportistas se realicen un reconocimiento médico preparticipación deportiva anualmente siempre por especialistas en Medicina Deportiva y Cardiología

12.04.2017 | 18:28
10 consejos para prevenir la muerte súbita en los deportistas

El running está de moda y cada día es practicado por más personas para mejorar su estado de salud y mantener una bonita figura, así como los que se preparan para correr en maratones. Sin embargo existe un aspecto temido por muchos de los amantes del running: la muerte en súbita, producida como un problema eléctrico en el corazón que ocurre cuando el corazón empieza a latir peligrosamente rápido, haciendo que tiemble en lugar de bombear sangre al cuerpo y al cerebro. Más aún cuando ésta se produce en personas jóvenes, siempre causa alarma y se abren interrogantes sobre su causa, ya que se presupone el excelente estado de salud en aquellos que practican algún deporte y ejercicio a diario.

 
Desde la Asociación de Medicina Deportiva de Alicante, AMEDAL, (sociedad cintífica integrada en el Colegio Oficial de Médicos de Alicante) recomiendan a todos los deportistas, la realización de reconocimientos médicos preparticipación deportiva y periódicos, independientemente de si están o no federados o realizan competiciones o no. Se aconseja un reconocimiento médico antes de iniciar la práctica deportiva y renovar el mismo, en función de la práctica deportiva que se realice, cada uno o dos años. Sin embargo, no vale cualquier documento firmado por un médico, los deportistas deben ir a centros deportivos médicos especializados donde puedan realizarse un historial completo, exploración física y prueba de esfuerzo cada año. Si detectan alguna anomalía deben recomendar una radiografía de tórax y un electrocardiograma.

 
Es importante destacar para aquellos que presentan alguna patología y desean hacer ejercicio físico, que el reconocimiento médico es imprescindible y debe ser realizado por un equipo multidisciplinar, encabezado por el especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte y apoyado por otras especialidades como la Cardiología. AMEDAL insiste en que se debe acudir a especialistas de Medicina de la Educación Física y el Deporte para la realización de estos reconocimientos médicos, ya que son estos especialistas los que pueden determinar qué tipo de reconocimiento precisa el deportista e interpretar adecuadamente los resultados de las exploraciones realizadas.


Entre las personas con un riesgo más alto de sufrir muerte súbita se incluyen aquéllos:

  • Que han tenido un ataque cardíaco (infarto de miocardio)
  • Que sufren un proceso de insuficiencia cardíaca (bombeo del corazón deficiente)
  • Que han sobrevivido a una muerte súbita anterior
  • Con antecedentes familiares de muerte súbita
  • Con una fracción de eyección baja

La fracción de eyección, o el porcentaje de sangre que se bombea desde el corazón durante cada latido, es un indicador clave de un corazón saludable. Los médicos supervisan frecuentemente la fracción de eyección para determinar hasta qué punto su corazón funciona bien bombeando la sangre.

 
En cuanto a las competiciones deportivas, como los maratones, según AMEDAL los organizadores de éstas deben solicitar a los participantes un certificado de su aptitud física. De igual forma, los deportistas tienen que seguir de forma rigurosa un proceso de entrenamiento bien diseñado y planificado, por profesionales de la educación física y el deporte, para garantizar una adecuada progresión en las cargas de entrenamiento que garanticen una correcta adaptación al esfuerzo y una práctica deportiva saludable.

 
No obstante, según AMEDAL la incidencia de muerte súbita en el deporte es baja, oscilando en España entre 30 a 60 casos al año, por lo que no debe frenar a los que practican running su pasión por este deporte ni alejarle de sus objetivos. En la mayoría de los casos practicar deporte es un hábito saludable que proporciona a la persona grandes beneficios para su salud presente y futura, ayudándole a prevenir patologías muy prevalentes, como la obesidad, la dislipidemia, la hipertensión arterial o la diabetes, entre otras muchas.



 
 

Consejos para prevenir la muerte súbita en los deportistas

 

  1. Aunque dispongas de poco tiempo es conveniente que empieces con un calentamiento y termines con enfriamiento.
     
  2. Evita los cambios bruscos de temperatura, ya que el calor o el frío pueden provocar arritmias graves.
     
  3. Cuidado con las sustancias excitantes. Aunque a cada persona le afecta de una manera distinta, la cafeína, los medicamentos de tipo anfetamina, algunos medicamentos para el asma que contienen efedrina, etc., estimulan intensamente el sistema cardiovascular, actúan como la adrenalina y favorecen la aparición de arritmias.
     
  4. Ten siempre en cuenta la altitud. Cuanto más alta es una montaña menos oxígeno hay en la atmósfera por lo que no llega suficiente a los tejidos. El corazón aumenta su ritmo para compensar la falta de oxígeno pero trabaja en malas condiciones pues el aire de las montañas también suele ser más frío y seco. Si además le sumas la deshidratación durante el ejercicio, la montaña puede ser mortal. Sólo necesitas adaptarte durante unos días a la altitud para reducir el riesgo como hacen los montañeros expertos.
     
  5. Controla los cambios de ritmo. Las series o intervalos son necesarias para mejorar en casi todos los deportes aeróbicos pero evita siempre los parones o enfriamientos bruscos.
     
  6. Hidrátate siempre. La deshidratación se acelera al sudar intensamente durante el ejercicio. Al perder agua también perdemos minerales en el sudor, y algunos de éstos son muy importantes para regular la contracción muscular. Por esta razón es muy común que aparezcan calambres musculares después de un ejercicio extremo. El corazón también es un músculo y la deshidratación puede provocar una arritmia o la muerte súbita. Para evitarlo has de hidratarte adecuadamente con agua y sales minerales siempre antes, durante y después del ejercicio.
     
  7. Evita ser un deportista ocasional. Los deportistas ocasionales o de fin de semana tienen un riesgo 10 veces mayor de muerte súbita que los que practican ejercicio de forma regular. La mejor manera para evitarla es la más simple: practicar deporte entre 4 y 6 veces por semana.
     
  8. Respeta la digestión. La digestión es un proceso activo que requiere un gran aporte de sangre al estómago e intestino, reduciendo la cantidad de oxígeno y energía que llega a los músculos y cerebros. Por eso una digestión pesada nos da sueño, es un mecanismo de defensa natural para que el descanso permita dejar al sistema digestivo trabajar tranquilamente.
     
  9. Motívate con prudencia. La mayoría de las muertes súbitas ocurren durante los maratones, de forma que no antepongas una competición a tu estado de salud.
     
  10. Pasa un reconocimiento médico deportivo anual. Sin lugar a dudas es la mejor manera de evitar la muerte súbita, si conoces tu cuerpo no sólo entrenarás mejor y conseguirás mejores resultados, también evitarás los riesgos que conlleva el deporte.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine