08 de abril de 2017
08.04.2017

Conoce cómo son y cómo se celebran las procesiones más devotas de la provincia de Alicante

Las procesiones de la Vega Baja aguardan un sinfín de particularidades que las dota con reconocimientos provinciales e internacionales

11.04.2017 | 02:05
Imagen de Nuestra Señora de la Esperanza que procesiona en Pilar de la Horadada.

El sur de la provincia de Alicante aguarda infinitas riquezas culturales, gastronómicas y singulares costumbres. Recorrer la comarca de la Vega Baja durante todo el año es sinónimo de enfrentarse a una variada oferta de actividades y celebraciones. La singuralidad del entorno y las gentes de esta tierra también queda plasmada en multitudinarias y ancestrales procesiones de Semana Santa. La imprescindible presencia de la música, con el redoble de los tambores, el agudo timbre de las cornetas y el olor a incienso navegarán por las calles de la mayoría de los 27 municipios que conforman la Vega Baja a partir de hoy y hasta el próximo domingo.
 
La escenificación de la semana de pasión estará presente en todos los puntos de la comarca, desde los pueblos costeros a los anclados en la huerta, con sus particularidades y singularidades pero bajo el mismo paraguas solemne de los pasajes bíblicos. La antigüedad, la majestuosidad y la devoción han sido los elementos para que la Semana Santa de algunos municipios haya sido reconocida, aunque en distintos grados. El mayor grado lo recoge la festividad religiosa en Orihuela, epicentro de la Semana Santa de la Vega Baja y referente en la provincia, al haber sido catalogada como Fiesta de Interés Turístico Internacional. Este reconocimiento reconoce la espectacularidad de unas procesiones que convertidas en auténticos museos itinerantes y al aire libre gracias a obras de arte del siglo XVIII de las manos de Francisco Salzillo. También por la gran puesta en escena, la solemnidad, la masiva participación de oriolanas y oriolanos y la singularidad de personajes únicos como el Caballero Cubierto y procesiones como la del Santo Entierro con el imprescindible protagonismo del grupo escultórico conocido como «La Diablesa». La Semana Santa de Torrevieja y Callosa de Segura  tiene como reconocimiento el grado de Fiestas de Interés Turístico Provincial, y Almoradí a nivel local, el mismo reconocimiento que recibe por primera vez el municipio de Catral.
 
Las cofradías y hermandades hacen posible que un año más la solemnidad, la devoción y fervor religioso recorra las calles. Algunas procesiones parten a la luz del día, otras con la caída de la noche, de madrugada o con el alumbrado eléctrico apagado. En otras se mantiene el mismo ritual de hace siglos y también las hay que las combinan con escenificaciones teatralizadas de diferentes pasajes bíblicos durante el transcurso de una procesión o tras finalizar. Mañana, Domingo de Ramos, y hasta el próximo domingo, día de Resurección, acudir a uno de los municipios de la Vega Baja es garantía de encontrarse con espectáculo o las obras de arte, como las imágenes de Salzillo.


Pilar de la Horadada

Comenzando el recorrido desde el sur de la comarca por las procesiones de la Vega Baja, sin duda la primera parada es en Pilar de la Horadada. Mañana por la tarde en la procesión de las Mantillas, la virgen de la Esperanza recorrerá las calles junto a los nazarenos penitentes y por primera vez con la imagen de Jesús Cautivo.
 
Pilar de la Horada, municipio en el que conviven decenas de nacionalidades distintas apuesta este año por la integración de todas ellas y para fomentar la participación, el via Crucis de Lunes Santo se ofrecerá en tres idiomas, español, inglés y alemán, a través de sacerdotes anglicanos y hortodoxos. La urbanización de Pinar de Campoverde acogerá este acto religioso que además contará con la presencia del Trono de la Convocatoria, portado por personas de distintas nacionalidades. Viernes Santo la procesión del Santo Entierro contará con la participación de más de mil personas, entre cofrades y músicos, el día de mayor afluencia de visitantes, de todos los lugares de España. Domingo de Resurrección, a diferencia de la mayoría de municipios, la escenificación no está presente la imagen de Jesús, sino que es el Santísimo, la Custodia, que representa el espíritu de Jesús. Simultaneamente se dan dos procesiones, por un lado la Dolorosa y San Juan y por otro el Santísimo hasta encontrarse y teatralizar el pasaje bíblico de la resurrección de Jesús.
 

Torrevieja

Continuando por la costa, la Semana Santa de Torrevieja, cuenta desde hace seis años con el reconocimiento de la Generalitat Valenciana como fiesta de Interés Turístico Provincial. La heterogeneidad, 14 cofradías y 18 tronos (llevados todos a hombros excepto uno)  y la variedad de estilos han sido los elementos clave para que reciba este reconocimiento, pese a ser una celebración joven, ya que se retomó en 1982 tras un largo parón, aunque ya en el siglo XIX se atestigua las primeras procesiones.
 
La ciudad salinera es símbolo de multiculturalidad y convivencia de la población extranjera. Y su materialización y singularidad la protagoniza la Oración en el Huerto, donde 90 ingleses portan el trono a hombros. Procesiones como la de Jueves Santo en la que desfila por el barrio del Acequión, transcurriendo por emblemmáticos callejones y la de Viernes Santo hacen de la Semana Santa torrevejenses una de las más vistosas de la comarca. Es en ésta última, donde más de 3.000 personas, entre músicos, manolas y costaleros inundan las principales calles de solemnidad y devoción. La conocida como La Purísima, la patrona de la ciudad, es la que sale al encuentro de la imagen de Jesús para escenificar el momento bíblico de la Resurrección.
 

Guardamar del Segura

Sin dejar la línea de costa llegamos a Guardamar del Segura, que cuenta con una de las semanas santas más ancestrales de la comarca. Hay documentación en la que queda reflejado que entre 1614 y 1617 se hizo la compra de enseres procesionales y la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Pero ya entrado en el siglo XVIII hay constancia de más imágenes y escritos de representaciones como la de «casa y palazio de Pilatos» o el «descendimiento». Desde entonces las calles guardamarencas no han dejado de ser el escenario de la mayor devoción y fervor, solo interrumpida por el terremoto de 1829 y la Guerra Civil.
 
La música, tan imprescindible en la Semana Santa, la pondrá las cinco bandas de cornetas y tambores del municipio que marcarán el paso solemne. Uno de los principales atractivos es la teatralización de varios pasajes bíblicos durante las procesiones en los tres primeros días de la Semana de Pasión. Lunes Santo las calles serán el entorno de la escenificación de la «oración en el huerto» y el «prendimiento de Jesús» y Martes Santo el «Lavatorio de Pilatos», donde se representará el juicio civil de Cristo, la flagelación y coronación de espinas, en el marco de la procesión de la Hermandad de la Flagelación. La última de las teatralizaciones será en la procesión de Miércoles Santo con la representación de la «calle de la amargura». Las imágenes de Jesús Nazareno, San Juan Evangelista y la Stma. Virgen de los Dolores, la personificada Verónica y los soldados romanos pondrán todo el esplendor y solemenidad para representar este instante bíblico.
 

Rojales

Para encontrar otra de las singularidades más destacables y espectaculares de la Semana Santa de la Vega Baja es imprescindible visitar Rojales. En este municipio rodeado de huerta, las características del conocido Monte Calvario ofrece un escenario natural y único donde se puede disfrutar de una de las teatralizaciones más conmovedoras y especiales que puedan darse en la comarca. Tras la procesión de Jueves Santo, otra, de la mano de la Cofradía del Santísimo Cristo se inicia con las tres cruces que son llevadas hasta los pies del Monte Calvario para iniciar la subida a lo más alto de la loma. Es en este cuando se inicia la representación del pasaje bíblico del juicio y crucifixión de Jesús pocos minutos después de la media noche. Visitantes y vecinos de todas las nacionalidades colman los aledaños de este enclave natural para disfrutar de un espectáculo de sonido, luz, fervor y devoción. Tras el acto, miembros de la cofradía velarán toda la noche las tres cruces que coronan el monte hasta que a las 7.30 de la mañana del ya Viernes Santo iniciarán el descenso. A los pies del monte arrancará otro via Crucis con las tres cruces en procesión hasta la iglesia. Este acto, enmarcado también en procesiones de gran arraigo para rojaleras y rojaleros, es el acto que distingue la Semana Santa de este municipio del resto.
 

Rafal

La Semana Santa de Rafal celebra el momento bíblico de la resurrección de Jesús de una de las formas más singulares y únicas en toda la comarca y la provincia de Alicante. El acto de «La Graná» marca sin duda el punto más destacado y emotivo dentro de la Semana de Pasión entre las rafaleñas, rafaleños y vecinos de la comarca que se acercan al municipio para disfrutar de la singularidad del Domingo de Resurreción. La imagen de San Juan y Magdalena acompañan a la patrona, la Virgen del Rosario en procesión hasta el arco instalado en la calle principal. Una recreación gigante de una granada, fruta muy popular, se abre sobre la cabeza de la Virgen de donde se desprenden confetis, aleluyas y pétalos y del que queda colgado una imagen del niño. Con este derroche de color, fervor y tradición, Rafal escenifica la resurrección de Jesús. El portador y encargado de abrir la «Graná» es elegido por sorteo entre todas las personas mayores de 18 años del municipio.
 

Benejúzar

Por otro lado, destaca también una de las semanas santas de la comarca más jóvenes, como es la de Benejúzar. En el siglo pasado ya se celebraban procesiones en el municipio pero diversos motivos obligaron a interrumpirla hasta que en 2011 se retomaron las procesiones y la escenificación de la Semana de Pasión por las calles del municipio. Al igual que en la mayoría de la comarca, la procesión de Viernes Santo es una de las más multitudinaria e importantes, pero el «Encuentro» de Domingo de Resurrección destaca por su colorido, familiaridad, cercanía y alta participación. El protagonismo indiscutible recae sobre la patrona, la Virgen del Rosario que sale al encuentro de Jesús en Custodia que procesiona bajo palio. Las niñas y niños de Comunión forman parte también de este momento bíblico que cierra la Semana de Pasión.
 

Almoradí

Esta noche, a las 21.30 horas, en la vecina localidad de Almoradí, «El Mesías», la representación de la salida de Jerusalem, el via crucis, la cruxificción y muerte de Jesús marcan la Semana Santa almoradidense,un espectáculo de sonido, color y repleto de fervor religioso y devoción fruto del trabajo de meses de más de cien personas. Cuenta ya con 22 ediciones y desde que hace unos años se trasladó de la plaza de la Constitución al Teatro Cortés, el aforo queda siempre cubierto. Esta teatralización conocida y admirada en la comarca complementa las multitudinarias procesiones protagonizadas por espectaculares tronos, muchos de ellos portados a hombros.
 

Dolores

A pocos kilómetros, Dolores, que cuenta con numerosas singularidades presentes en cada uno de los días de la Semana de Pasión la dota de un atractivo turístico y fervor religioso reconocido por vecinos y visitantes. Mañana, la procesión de Domingo de Ramos la protagonizarán el grupo de teatro Belluga que escenificará de forma real la Entrada de Jesús en Jerusalén, en la que los voluntarios participantes actuarán vestidos con diferentes trajes (hebreos, romanos, etcétera) y, el actor que encarna a Jesús, hará el recorrido de entrada subido en un burro. Martes y miércoles el municipio quedará a oscuras durante las procesiones pero con la luz que arroja los sones de las bandas de cornetas y tambores. Jueves Santo, Dolores seguirá a oscuras y en esta ocasión en silencio, solo interrumpido por el sonido de una turba y el golpe seco de un bombo.
Viernes Santo las calles se llenarán por partida doble, una diurna y otra nocturna. Por la mañana, dos procesiones recorrerán las calles hasta alcanzar la calle Labradores donde se escenificarán dos encuentros; Jesus Nazareno y la Verónica, y con la Dolorosa. Los costaleros desfilarán hasta la plaza Cardenal Belluga donde los devotos se agolpan para no perder ningún detalle de las imágenes procesionando con la luz del día. Por la noche, tras la procesión, la iglesia acogerá uno de los momentos más sobrecogedores de la Semana Santa de Dolores; la escenificación del Santo Entierro. La imagen del Sepulcro será traslada al interior del templo, totalmente a oscuras, en manos de cuatro cofrades completamente cubiertos e iluminados por unos cirios. Dentro, los cánticos de una coral y la imagen de la Virgen de la Soledad sobre el altar ponen el acento a un momento de devoción repleto de emoción.
 
La Semana de Pasión de Dolores culmina el Domingo de Resurrección con dos procesiones que desembocan una vez más en la plaza principal del pueblo donde se escenifica el Encuentro con la Virgen Dolorosa. Los aleluyas lloverán desde el campanario y los edificios colindantes para mostrar la alegría del pasaje bíblico de la resurrección. Tras el acto, pasadobles y marchas procesionales alegres inician una nueva procesión de fervor para poner así punto y final a la Semana de Pasión de Dolores.
 

Albatera

Albatera es otra parada obligatoria en la Semana Santa de la Vega Baja. Desde hace dos años las campanas del templo parroquial resuenan por los rincones del municipio como lo hacían en el siglo XIX. Esto ha sido gracias a la recuperación de la «tracaleta», una matraca que con su particular percusión recupera una sonoridad y timbre de las campanas que inunda los actos procesionales  aportando a éstos recuerdos que trasladan al pasado. La veintena de cofradías y hermandades del municipio desfilarán a lo largo de la semana sacando a las calles la devoción religiosa.
 
Hoy mismo arranca con una procesión infantil a partir de las 18 horas, pero será mañana cuando las cornetas, tambores y tronos salgan a las calles hasta el próximo domingo. Por la mañana, Jesús Triunfante marcará el inicio de la Semana de Pasión y por la tarde, antes de que caiga el sol, las Mantillas que estará precedida por la procesión de La Esperanza y Nuestro Padre Jesús de la Salud. Las estrechas calles del municipio, repletas de devotas y devotos aguardarán el paso de los tronos de Lunes Santo de la Divina Clemencia, San Pedro Arrepentido y el Prendimiento. La procesión del Martes Santo, en el encuentro entre las cofradías de Nuestro Padre Jesús y San Juan encaran la semana que llegará a su momento más mágico el viernes con la madrugadora procesión general y que cerrará el pasaje bíblico con el santo entierro por la noche. Los estruendosos redobles de la «tamborrada» de Sábado de Gloria acapararán la atención en este día de la Semana Santa en la comarca  que concluirá con la escenificación del Encuentro y la Resurrección.
 

Catral

Catral es otra de las protagonistas de los actos religiosos que esta semana inundarán las calles de la Vega Baja. Este año estrena reconocimiento ya que se le ha distinguido como Fiesta de Interés Local. Está cargada de momentos emotivos y solemnidad. Destaca la procesión de Lunes Santos, la de los Escapularios, donde un desfile penitencial de Jesús Cautivo y la Señora de la Merced queda ambientado por un intenso olor a incienso y a cera que acompañará a una sobrecogedora austeridad e intenso silencio. Otro de los emblemas de la Semana Santa catralense es la procesión del traslado. Ésta rememora el traspaso que antiguamente se hacía del templo parroquial a la Ermita de la Purísima y que en actualidad se traslada a la sede de la Junta Mayor de Cofradías. Jueves Santo, al igual que en muchos municipios, el alumbrado público estará apagado y el trono de Cristo de la Salud discurrirá por una procesión al que le acompañará el Coro Parroquial Mixto Santos Juanas que estará marcada por el via Crucis.
 

Callosa del Segura

Otro de los puntos indiscutibles de la Semana Santa en la Vega Baja es la visita a las procesiones de Callosa de Segura, por su espectacularidad, solemnidad y antigüedad. Es ésta última una de las principales características que distinguen las procesiones callosinas, ya que hay testimonios que atestiguan su presencia incluso en el siglo XV. Del domingo de Ramos al de Resurrección, espectacular derroche de devoción inundarán las calles de Callosa, entre las que destaca la de Miércoles Santo con la Procesión de la Pasión de Cristo, Viernes Santo con la Procesión de la Exaltación de la Cruz y Sábado Santo con la Procesión Solemne del Santo Entierro. Es sin duda una de las más ancestrales de la comarca.
 

Redován

Otro de los municipios del recorrido por la Semana Santa del sur de la provincia es Redován. Mañana los vecinos devotos se agolparán a las puertas de la Iglesia en la bendición de las palmas, para, tras acto seguido iniciar la procesión con la imagen de Jesús Triunfante. Por la noche procesionará María Santísima de Los Dolores, de la Cofradía del Santo Entierro. La siguiente cita será el jueves, en la procesión del silencio con la imagen del Cristo de la Buena Muerte de la Cofradía Virgen de La Piedad. Viernes Santos, con la luz del día, todos los pasos recorrerán las calles del municipio en la procesión general. La semana de pasión la cerrará el encuentro de Cristo Sacramentado bajo palio y la imagen de la Virgen de La Salud Enlutada. Tras el acto y la misa, una tamborada infantil anunciará de la Resurrección de Jesús.
 
Sin duda, recorrer el sur de la provincia de Alicante, concretamente los 27 municipios que compomen la Vega Baja, en estas fechas es sinónimo de asistir a eventos religiosos plagados de devoción, protagonizados por obras de arte y solemnidad y de la que cuentan con siglos de historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine