02 de abril de 2017
02.04.2017

«Queremos aprovechar la Volvo Ocean Race para poner en valor Alicante y su papel como puerto de salida»

Que Alicante sea Puerto de Salida de la Volvo Ocean Race supondrá un gran impacto económico y mediático para la ciudad, que se colocará en el mapa mundial

04.04.2017 | 01:42
«Queremos aprovechar la Volvo Ocean Race para poner en valor Alicante y su papel como puerto de salida»

Antonio Rodes Juan, Director General de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), hace un repaso sobre los preparativos y objetivos fijados para la próxima edición de la Volvo Ocean Race, incidiendo de forma específica en todo lo relacionado con «Alicante, Puerto de Salida», marca sobre la que trabaja la SPTCV, empresa pública de la Generalitat.

La decisión del actual Gobierno de la Generalitat de mantener y apostar por la Volvo Ocean Race está sustentada en dos pilares principales: el importante impacto económico, además del enorme impacto mediático que tiene este evento, «que pondrá el nombre de Alicante en el mapa», según afirma Antonio Rodes.
 
¿Cuáles han sido los motivos por los que se ha decidido mantener y apostar por un evento como la Volvo Ocean Race?
Cuando entró el actual Gobierno de la Generalitat se denunció la política de estímulo de la economía valenciana del anterior ejecutivo, a través de una proliferación de eventos de muy diversa índole que se calificaron de muy dudosa rentabilidad económica y nula rentabilidad social.
 
De todos estos eventos se han mantenido muy pocos. El único realmente importante, por su impacto beneficioso, era la Volvo Ocean Race, y en concreto, Alicante Puerto de Salida de la Vuelta al Mundo a Vela. Y apoyarlo ha sido una decisión personal del presidente de la Generalitat, compartida con la vicepresidencia.
 
Esta decisión está basada en dos pilares esenciales: por una parte, el impacto económico que tiene un evento como la Volvo Ocean Race; y por otro, el muy importante efecto mediático que pone a Alicante en el mapa mundial. Sólo por hacerse una idea, vendrán del orden de 900 periodistas, de los que el 50% son extranjeros. Esto significa que se va a poner en valor Alicante, su economía y su cultura.
 
Todo ello, influyó en que se tomara también la decisión de hacer válida la opción preferente que teníamos cuando salieron a concurso las ediciones de 2020 y 2023, asegurándonos de que Alicante siguiera siendo puerto de salida de esta prueba los próximos 6 años.
 
¿Podría aportar los datos más significativos de impacto económico de las tres ediciones anteriores?
Según un estudio encargado por la Volvo Ocean Race a la empresa PwC, las tres ediciones anteriores de la Vuelta al Mundo a Vela han tenido un impacto en la producción de 274 millones de euros en la Comunidad Valenciana y de 321 millones en el conjunto de España. Los impactos en el PIB de las tres ediciones celebradas en Alicante suman 150 millones de euros en la Comunidad y 201 millones en España.
 
Otra repercusión importante es sobre la creación de empleo. La Volvo Ocean Race ha generado un total de 5.083 empleos anuales equivalentes a tiempo completo en España, de los cuales 4.833 se generaron en la Comunidad Valenciana.
 
Decir que para la próxima edición, se encargará un estudio de impacto propio por parte de la SPTCV que dirijo.
 
¿Qué diferencias habrá entre esta próxima edición y las anteriores?
En este sentido, quiero hacer una consideración previa. Aunque se habla de la Volvo Ocean Race, lo que nosotros queremos remarcar es que nuestro ámbito de trabajo es el apartado «Alicante, Puerto de Salida de la Vuelta al Mundo a Vela», que es sobre lo que está puesto el compromiso de la Generalitat y del Ministerio de Hacienda con las bonificaciones fiscales para la financiación del evento.
 
Dicho esto, afirmar que sí habrá diferencias respecto a ediciones anteriores. No queremos que lo que se haga se limite al Race Village, que estará abierto del 11 al 22 de octubre, previo a la salida. Ya estamos llegando a un acuerdo con la Conselleria de Educación, Cultura y Deportes para diseñar un programa con los colegios, escuelas de vela, Optimist, bautizos del agua, etcétera para implicar a toda la Comunidad Valenciana, y en especial a la provincia de Alicante. Y luego, cuando acabe el Race Village, diseñaremos un programa de continuidad a medio y largo plazo, pensando en el horizonte de seis años que tenemos por delante con las ediciones de 2020 y 2023.
 
De acuerdo, ¿pero podría especificar qué aspectos distintivos va a tener el Race Village de la edición de 2017?
Consideramos que el Race Village hay que mantenerlo pero con algunas diferencias respecto a ediciones anteriores. Enumeraré algunas consideraciones que creo importantes.
 
Primero: Debe tener un contenido más barato, lo que no significa que nos gastemos menos, sino que sea más sostenible económicamente.
 
Segundo: Será un evento más abierto y participativo, evitando cualquier tinte elitista que pueda haber tenido en algún momento.
 
Tercero: Se pondrá en valor Alicante y su entorno, su economía, aprovechando la ventana mediática de este evento. En este sentido, estamos contactando con algunos colectivos de carácter empresarial para crear espacios expositivos sobre la economía de la provincia, porque queremos dar a conocer al resto del mundo qué es lo que se hace en Alicante.
 
Cuarto: Daremos a conocer nuestra cultura, nuestras fiestas y tradiciones creando también para ello espacios expositivos.
 
Quinto: Queremos incidir en aspectos más allá del estricto evento deportivo, que por supuesto será muy importante y queremos que todo el mundo de la náutica sea conocido y vivido por el público. Pero también vamos a tocar valores como la igualdad, dar a conocer el Mediterráneo como mar de la cultura, pero también hoy del dolor con lo que se está viviendo en todo lo relacionado con los refugiados y las miles de víctimas que se están produciendo. Por tanto, introduciremos un componente de solidaridad porque creo que es obligado.
 
Por último, no quiero dejar de incidir en que el Race Village será también y ante todo un espacio lúdico, divertido, en el que el aburrimiento no tenga cabida. Creo que esto no está peleado con todo lo anterior.
 
¿Como está siendo la colaboración con otras entidades? ¿Tiene sensación de tener apoyo por parte de otras instituciones?
Por supuesto. Y esto es algo que tengo mucho interés en dejar constancia en esta entrevista. En su momento, se creó por parte del presidente de la Generalitat un comité institucional de apoyo a toda esta iniciativa. Tengo que decir que está habiendo una respuesta muy buena por parte de toda la sociedad alicantina.
 
Resaltar la aportación tanto del Ayuntamiento de Alicante como de la Diputación Provincial, con la que estamos intentando diseñar un modelo de colaboración; de la Autoridad Portuaria que está dando todas las facilidades del mundo; también el apoyo recibido por parte de la Capitanía Marítima. Evidentemente, tenemos contacto con entidades deportivas, sociales, como la asociación de hosteleros, por ejemplo; así como con las patronales, como es el caso, por ejemplo, de la Cámara de Comercio con la que estamos abriendo una línea de trabajo para poner en valor la economía alicantina.
 
En resumen, se está dando una respuesta muy satisfactoria y positiva por parte de toda la sociedad alicantina.
 
 

Un evento más sostenible económicamente


El director general de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), Antonio Rodes, considera que un objetivo fundamental del trabajo que realiza «pasa por lograr la sostenibilidad económica del evento que supone Alicante como puerto de salida de la Volvo Ocean Race». Para ello, se busca «incrementar los patrocinadores privados» y de esta forma sufragar gran parte de los costes que supone cada una de estas competiciones, en torno a los 20 millones de euros.
 
Esta sería la cantidad de dinero  que asume como riesgo la Generalitat Valenciana, a través de la SPTCV para esta edición. «Todo lo que no se logre sufragar, pues es muy difícil captar todo este dinero, lo pagará la Generalitat».

Antonio Rodes señala que «a día de hoy, más del 50% del evento ya está financiado, a pesar de que el esquema de bonificaciones fiscales se está estrechando más y estamos trabajando con Hacienda para solventar este tema».
 
El desglose de esta factura, los 20 millones de euros, se reparte de la siguiente manera: 10 millones es el coste del mantenimiento «de nuestro barco participante y de su tripulación a lo largo de toda la regata; 6 millones corresponden al canon fijo que hay que pagar por ser puerto de salida, y en torno a los 3,5 millones de euros lo que supone todo lo relacionado con la instalación y actividades programadas en el Race Village, abierto desde el 11 al 22 de octubre.
 
«Tengo que aclarar que la Hacienda Pública española también es financiadora, ya que está diseñando un esquema de bonificación fiscal para aquellas empresas que financien el evento. No en vano, hay que pensar en las cifras de impacto económico, con los que Hacienda obtiene un retorno y también la Generalitat».
 
Rodes confiesa no atreverse a afirmar que el coste de esta edición «vaya a tener un coste cero», y se ha referido a la anterior edición que tuvo un déficit de 18 millones, «una barbaridad y con una gestión privada». En este sentido, remarca el hecho de que «hemos rescatado la gestión pública del evento, a través de la SPTCV, con todo lo que ello significa de transparencia e igualdad de condiciones a la hora de participar».
 
Por último, el director general de la SPTCV afirma que lo que se quiere es que «el déficit que se pueda producir con la realización de este evento, quede ampliamente justificado por los beneficios que se produzcan».
 

Potenciar valores de solidaridad, igualdad e integración

Desde la organización del Race Village de la edición de 2017 se quieren potenciar otros valores al margen de los estrictamente deportivos. En este sentido, se tendrán en cuenta valores de solidaridad, de igualdad y de favorecer la integración. Porque lo lúdico y lo divertido no tiene por qué estar en contradicción con estos valores, actualmente muy interiorizados por la inmensa mayoría de la sociedad alicantina y española.
 

Potenciar la marca Alicante Puerto de Salida de la Vuelta al Mundo en Vela

Lo que se organiza en Alicante desde la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, y por tanto desde la Generalitat, es el contenido de Alicante Puerto de Salida de la Vuelta al Mundo en Vela, no la regata en sí. Se trata de poner en valor esta marca propia, sin olvidar que es la Volvo Ocean Race la que permite que tenga una gran visibilidad a nivel mundial.
 

Divulgar la náutica En particular de los deportes de vela

El Race Village añadirá dentro de sus habituales actividades la de acercar el mundo de los deportes náuticos, y en particular el de la vela, a toda la ciudadanía. La finalidad es desechar cualquier tipo de tinte elitista que las actividades náuticas puedan tener y acercárlas a los ciudadanos. Para ello se pondrá en marcha programas para fomentar el interés por este tipo de deportes t su práctica, tanto en niños como en los adultos.
 

Un gran escaparate de la economía y de la cultura de Alicante y de la provincia

El Race Village será un gran escaparate de la economía, la gastronomía, la cultura, fiestas y tradiciones de Alicante y de la Comunidad Valenciana. Aprovechando la ventana mediática que supone la salida de la Volvo Ocean Race se quiere dar a conocer Alicante al mundo y a todos los visitantes. Se crearán espacios expositivos que muestren lo que se hace en Alicante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine