¿Canapé o cama tradicional? ¿Cuál es mejor?

Cada vez con un mayor uso, el canapé gana a las camas tradicionales por sus múltiples ventajas, como su gran capacidad de almacenaje

21.03.2017 | 09:23
Canapés para cama de matrimonio

La batalla ha comenzado, según los expertos en decoración, 3 de cada 8 habitaciones han adoptado el canapé abatible como soporte para el colchón en estos últimos 4 años, frente a ello, en 2013 donde sólo había 2 canapés cada 8 camas tradicionales.


¿Es mejor el canapé?
Para empezar, deberíamos preguntarnos qué son los canapés. El canapé abatible es una solución muy útil para los dormitorios de matrimonio, aunque no exclusivas de los mismos. Y esto se debe a su gran versatilidad, ya que al igual que las camas viene en varias medidas (90, 105, 135, 150, etc.)
El canapé abatible resulta muy útil, ya que nos ofrece un cajón, un espacio de almacenaje extra, donde guardar ropa de cama de temporada, objetos que usamos poco, etc., y esta es una de las claves de su éxito según los decoradores y fabricantes.


El canapé tiene diversas ventajas, entre las que destacamos las siguientes:

  • Espacio extra: cuántas veces el armario se queda pequeño y las mantas acaban en cajas sobre el altillo. El espacio que ofrece el canapé nos permite ahorrarnos estos problemas de almacenamiento. En habitaciones de tamaño reducido permiten minimizar elementos de almacenaje, ampliando el espacio.

 

  • Interior libre de polvo: actualmente los canapés vienen cerrados al exterior, con tejidos que no dejan pasar el polvo, algunos de ellos incluso con burletes de silicona para impedir el paso del polvo. Ideales para aquellos que sufran con ácaros o alergias.

 

  • Apertura fácil: los canapés vienen con bisagras hidráulicas que permiten una apertura fácil, sencilla y sin esfuerzos.
  • Firmeza extra: el colchón reposa sobre una caja de madera, bien estructurada, con el somier o base reforzado con barras de metal, lo que fomentan un descanso firme, donde el colchón no se deforma, o al menos no tan fácilmente como en una cama.

 

  • Estéticamente hablando, los canapés son muy vistosos, por sus colores y acabados, y sustituyen el espacio "vacío" bajo las camas, evitando el desorden y la acumulación de polvo.

 

Un canapé adaptado a ti
Sí, los decoradores nos han convencido con las ventajas que presenta un canapé abatible. Y a ti, ¿te convence? Hay que recordar siempre elegir uno con cabeza, así como buscar un canapé adecuado al tamaño de tu habitación, ya que están disponibles en diferentes colores de madera (blanco, cambria, nogal o wengué), materiales (tapizados de tela o en madera), o formas (esquinas redondas o rectas), para que vayan a juego con la habitación.
Así que ya sabes, elige un canapé que se adapte a ti, y no olvides que estarás vistiendo tu habitación con un mueble elegante, a la vez que útil. Ahora aprovecha y busca un buen colchón.


Y nunca, nunca, nunca olvides que una buena cama necesita una buena almohada.
Apliquemos el mismo principio. ¿Qué necesitas? ¿Fibra, viscolástica, aloe vera, antialérgica? ¿Medidas? Dependerá de la medida de tu cama. Así que ya sabes, a medir y a conseguir una buena almohada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine