25 de febrero de 2017
25.02.2017
Fernando Lobato Rodríguez. Director Médico de Lobato Clínica Dental

¿Quién puede padecer bruxismo?

El bruxismo por estrés y las enfermedades periodentales hereditarias o por el tabaco, presentes en el 90% de nuestros pacientes actualmente

03.03.2017 | 08:30
Lobato Dental

Hoy en día, el 90% de la población padece estrés. Generalmente no lo manifestamos o muchas personas, lo hacen de una manera más interior y en la intimidad. ¿Que cómo es esto posible? Pues tan sencillo como entender en qué consiste el bruxismo. Ya que de toda esa población con estrés, el 80% seguramente esté sufriendo sus consecuencias.
Se trata de una hiperactividad no fisiológica de la musculatura masticatoria, que se traduce clínicamente por el contacto oclusal repetido, constante o intermitente y que se manifiesta por apretamiento o rechinamiento dentario. Es una actividad parafuncional que puede ser diurna y/o nocturna, originando alteraciones dentarias, chasquidos y dolor en la musculatura.



Esta conducta se manifiesta de una manera subconsciente, siendo difícil de determinar la prevalencia. Son muchos los síntomas posibles, pero debemos estar atentos a los siguientes: desgaste dentario, hipersensibilidad, fracturas dentales, movilidad dentaria, musculatura masticatoria afectada, dolores cervicales y lo más preocupante, lesiones  articulares.
Si bien el bruxismo es muy común en nuestras vidas, la gingivitis y la periodontitis no se escapan de enfermedades con mayor prevalencia en nuestro entorno más cercano. Es aquí donde me gustaría hacer mucho hincapié: que nos sangren las encías, no es normal Ese debería ser el primer signo de alarma en nuestro día a día. 



Las enfermedades periodontales son patologías que afectan al periodonto, es decir, a los tejidos que sostienen los dientes; son patologías infecciosas, causadas por bacterias, aunque su etiología es multifactorial y también influyen muchos factores genéticos, ambientales, locales, etc? Hay dos grandes grupos de enfermedades periodontales. Cuando se afecta únicamente la encía, causando un proceso inflamatorio reversible, se denomina gingivitis. Si la gingivitis se mantiene mucho tiempo y además se dan otros factores, se inicia la periodontitis (común aunque
incorrectamente, llamada «piorrea»). En la que además de la inflamación de la encía ya mencionada, se produce una afectación más profunda que afecta a los otros tejidos del periodonto, es decir, al hueso alveolar, cemento dental y ligamento periodontal.


Pueden tener dos tipos de consecuencias, a nivel local (en la boca) y a nivel sistemático (en el resto del cuerpo).
En España, en adultos, solo el 10-15% tendría las encías sanas. El 50-60% tendría gingivitis. Y el 25-38% periodontitis.



Para tratar estas y otras patologías, recomendamos acudir a nuestro Centro de Especialidades Odontológicas. En Lobato Clínica Dental ofrecemos un servicio integral, donde lo más importante es el paciente. No existen números de historia, sino nombres de pila. Excelencia en nuestros tratamientos, con la confianza y el trato que se merece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine