03 de febrero de 2017
03.02.2017

Sí, estoy soltero en San Valentín ¿y qué?

El día más romántico del año puede ser muy divertido sin tener pareja. Si no hay nadie que te quiera, o nadie a quien tú quieras, dedícate tiempo a ti, y quiérete mucho, seguro que así nada falla

03.02.2017 | 04:15
Sí, estoy soltero en San Valentín ¿y qué?

Llega el 14 de febrero y no tienes pareja, o bien porque no la has encontrado, o porque no quieres tenerla. Es tú decisión así que nada de dramas, estar soltero no es mejor ni peor que estar en pareja, simplemente es diferente, por lo que el día de los enamorados no te afecta ni «fú, ni fá».
Pero, por si acaso uno se agobia un poco entre tanto corazón y declaraciones de amor eterno, a continuación os presentamos unos consejos para conseguir un día con un rollo diferente:

 
Nada de quedarse en casa: Llama a tus amigos, o déjate arrastrar por ellos para ir al cine, a la bolera, a jugar al billar o simplemente de compras, o a tomar un refresco. Es un día normal y corriente, que nadie te lo amargue. 
 

Noche de fiesta: Si estás pensando en quedarte en el sofá con una botella de de vino y viendo pelis románticas, o simplemente con la botella de vino. No lo hagas. La noche de San Valentín es la noche perfecta para salir de fiesta. Las parejas estarán emparejadas y la gente que saldrá será en la mayoría de casos soltera. Si buscas pareja, puede ser una gran noche para ello. Y si no la buscas, una noche de fiesta con los amigos.

 
Celebra una fiesta: Si lo de salir de fiesta no te apetece mucho, organiza tú una con tus amigos. Invita tus amigos solteros o lo que tienen pareja y o celebran San Valentín, y que todos inviten a otra persona. Así, conocerás gente nueva y tendrás un buen recuerdo del 14 de febrero, lo que puede convertirse en una tradición para futuros años.
 

La «fiesta del semáforo» sigue siendo una temática de éxito: los solteros pegatina verde, la gente que está conociendo a alguien, pegatina naranja, y los que están en pareja, la roja. Así es facilísimo conocer a gente nueva y disfrutar de un buen rato. Quizá el año que viene la pegatina que lleves sea de otro color.
 

Date un capricho: Quiérete un poco. Que no te regalan un ramo de rosas, pues compra flores para tu casa. Que no te vas a poner lencería sexy, comprala para una futura ocasión especial. Que quieres ese libro o ese reproductor de música, pues ve a por el. Si las parejas se hacen regalos, porque´no vas a darte tú un capricho?

 
Y sino, hazle un regalo a esa persona que es tú media naranja pero no en la cama, a tú mejor amigo o amiga, a tú madre? o incluso a ese «alguien especial» que todavía no es pareja. Quién sabe? A lo mejor el próximo 14 de febrero sí que lo es.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine