Un final con poco ruido

Los candidatos de la provincia evitan los grandes actos en el último día de campaña - Aprovechan las últimas horas para apelar al voto útil - Preocupación en todos los partidos por la decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea

26.06.2016 | 02:18

Los grandes actos de fin de campaña tradicionales parecen cosa del pasado, al menos en la provincia. Los cuatros principales partidos cerraron ayer la campaña electoral sin apenas hacer ruido dejando el protagonismo de la jornada a la cremà de las Hogueras en la capital y realizando actos de campaña en otros puntos de la provincia. Hasta el final ha sido una campaña peculiar al tratarse de una repetición de las elecciones de diciembre y al coincidir con las fiestas en Alicante que han condicionado las agendas. Por si fuera poco, la aprobación de Gran Bretaña de su salida de la Unión Europea marcó ayer la jornada, sobre todo en el caso del candidato al congreso del PP por Alicante, Jose Manuel García-Margallo, quien, como ministro de Asuntos Exteriores en funciones, dedicó gran parte del día a atender a medios de comunicación y ejercer tareas diplomáticas tras conocerse la decisión de los ingleses.

«Sin extremismos»
Los candidatos al Congreso y al Senado del PP dedicaron ayer el día a pedir el voto en sus comarcas. Por su parte, García-Margallo, llegó a Alicante a la hora de la comida y por la tarde tenía previsto ir a los toros. Como última consigna de la campaña, el candidato del PP reiteró que «somos un partido que estamos a favor del empleo, de la libertad tanto individual como en los diferentes ámbitos, como es el caso de la Educación, y que somos el único partido que cree de verdad en las potencialidades de la provincia de Alicante y por eso siempre hablamos bien de ella. Somos los que defendemos la supervivencia de los pequeños municipios y de la Diputación como símbolo vertebrador de la provincia». A su juicio, la campaña ha sido «muy positiva por cuanto me ha permitido tener un contacto directo con la provincia de Alicante. Hemos conseguido transmitir el significado real de estas elecciones, que no es otro que la necesidad de elegir entre las políticas extremistas que nos llevan a la ruina o entre una opción moderada, centrada y abierta al acuerdo, al consenso y al entendimiento que es la del Partido Popular». Margallo agradeció «el trabajo de las candidatas y los candidatos de mi partido, y también el de todas las personas que han trabajado a brazo partido para que los alicantinos entiendan que si no quieren extremismo y radicalidad, la única opción posible es la del Partido Popular, que significa defensa de la libertad y de las libertades, empleo y prosperidad. Y si no fuera posible una mayoría absoluta, sí un gran pacto a todos los niveles que garantice el futuro de España».

Con respecto a una posible repercusión del «Brexit» en los resultados de las elecciones, Margallo señaló ayer que «lo que realmente me preocupa es cómo repercutirá la decisión de los británicos en el futuro de España. Yo creo en un proyecto que se llama Europa. Y, ese proyecto, ahora, no necesita ensayos, sino certezas. Mujeres y hombres de Estado».

«Contra el miedo»
La candidatura de A La Valenciana acabó la campaña como la empezó, disfrutando de la mascletà de las Hogueras. Los aspirantes al Congreso y Senado de la coalición conformada entre Compromís, Podemos y Esquerra Unida quisieron dar un carácter festivo al último día de la carrera electoral y pedir el «voto valiente y de sentido común a la ciudadanía». La número uno al Congreso por Alicante, Rita Bosaho, señaló que «se ha intentado inocular miedo en la sociedad por parte de un gobierno y unas fuerzas políticas y económicas que no son conscientes del tiempo actual ni de la senda que nos han obligado a emprender, causante de excesivo dolor y frustración» añadiendo que «tenemos que hacer un último esfuerzo para ganar al PP» reiterando que «la gente creo que lo tiene claro: nos jugamos dos modelos de país, uno inmovilista y austericida y otro de cambio, de futuro digno, recuperando derechos y de progreso». Con respecto a la campaña, Bosaho ha indicado que «han sido unos días agotadores en los que nos hemos sentido parte de una corriente social que sólo puede tener un final y ése es el de un gobierno de cambio que ponga fin a los peores cuatro años políticos vividos en la joven democracia que es España. El discurso del miedo no puede ser un argumento el próximo domingo. En el último año muchos gobiernos locales y autonómicos han demostrado que hay otra forma de gobernar».

En cuanto a la posibilidad de que el «Brexit» influya en las elecciones, Rita Bosaho cree que «es una noticia muy mala y que pone de manifiesto la urgencia que tenemos los europeístas de reconstruir la UE sobre derecho, bienestar, solidaridad y democracia». La candidata ha añadido que «algunos intentarán utilizar el «Brexit» de manera electoralista, o bien diciendo que no pasa nada y que hay que seguir por el callejón sin salida de la austeridad y celebrar que ahora Gibraltar está más cerca de ser Española; o bien diciendo que el problema es la democracia. Nosotros tenemos claro que es un asunto serio que nos tiene que hacer plantearnos la urgencia de construir una UE de los pueblos y no de la austeridad, la xenofobia y la pérdida de derechos».

«Tender puentes»
El PSOE puso el final de su campaña electoral recorriendo en autobús numerosas localidades de la provincia y realizando actos informativos. Tal como señaló el candidato al Congreso, Julián López, «en esta ocasión optamos por no hacer ningún acto de cierre en Alicante, sobre todo por ser el día de la cremà de las Hogueras, sino hacer un especie de caravana de cierre». Los socialistas decidieron lanzar un mensaje en cada ciudad que visitaron. En Torrevieja hablaron de la necesidad de que se haga la ampliación de la Nacional 332. En Elche, de recuperar músculo industrial. En Elda, de creación de empleo. En Alcoy, de Educación «y la importancia de recuperar las becas, los docentes y lo que se ha perdido tras los recortes». En Benidorm hablaron de su apuesta por el turismo y en Dénia de la falta de infraestructuras.

Como último mensaje antes de la jornada de reflexión, el candidato al Congreso, Julián López, señaló ayer que «estoy convencido de que no va a haber «sorpaso», va a haber sorpresa y un buen resultado del PSOE que haga posible el cambio». López insistió en que «creemos que el voto útil es el voto al PSOE. El voto al PP es inútil porque no va a encontrar aliados para gobernar. El partido socialista ofrece cambio y acuerdo con otras fuerzas políticas». En este sentido indicó que «en estas últimas horas de la campaña electoral queremos reivindicar la capacidad que ha tenido el PSOE para llegar a acuerdos, para tender puentes, para dialogar y, en definitiva, para impulsar un cambio que tenga fuerza, que tenga músculo. El cambio capaz de afrontar las grandes transformaciones que España tiene que hacer en los próximos años. Y, desde luego, tenemos muy claro que si el PSOE el 26-J es fuerte, el cambio también será fuerte».

A juicio de Julián López, el «Brexit» no va a afectar a los resultados electorales. «Creo que va a tener un impacto importante sobre el proyecto europeo y habrá que redefinir las relaciones de España y Reino Unido, pero la campaña electoral está muy centrada en temas del país y no va a ser una cuestión decisiva en los resultados electorales».

«Política y no sillones»
Ciudadanos cerró ayer su campaña electoral con un acto en Monóvar, localidad en la que se ha constituido la última agrupación del partido en la provincia. La candidata al Congreso por Alicante, Marta Martín, aprovechó el último día de campaña para señalar que «si la gente quiere un gobierno sensato y de centro, y sobre todo que haya gobierno, debe votar a Ciudadanos, igual que si quiere un pacto de gente que quiere política y no sillones. Si quiere unas terceras elecciones que no nos vote».

Marta Martín se mostró muy satisfecha con esta campaña electoral. «Hemos hecho una campaña de escucha, de mucho trabajo, de reuniones con colectivos, visitas a pueblos y yo, como número uno al Congreso, con mucho trabajo de medios de comunicación». La candidata ha añadido que «hemos intentado estar pendientes de las inquietudes de la gente y tratando de no molestar más a los ciudadanos de lo estrictamente necesario, sobre todo en Alicante por la coincidencia de las fiestas».

Marta Martín cree que la marcha de Ciudadanos del diputado provincial Fernando Sepulcre no va a hacerles daño el domingo en cuanto a votos. «Todo lo contrario. Se ha visto que somos un partido que ha actuado con contundencia. Esto no lo han hecho otros partidos que tienen gente con facturas similares o peores y sin embargo no los han tocado. Espero que la gente sepa valorar dónde está la verdad, la contundencia y la eficiencia. Nosotros hemos tomado medidas ante algo que no era ejemplar».

En cuando al «Brexit» es una situación «para mí triste y preocupante y me parece que ahora más que nunca hay que exigir a quienes se hagan cargo del Gobierno que no mientan en temas económicos y que no traten de dar una imagen de normalidad a algo que es excepcional y que puede repercutir en España y en la Comunidad Valenciana. Hay que tener calma pero realismo. Decir que no pasa nada no es la solución», señaló ayer la candidata.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine