15 de junio de 2016
15.06.2016

Un debate para incondicionales

El enfrentamiento televisado entre candidatos a presidir el Gobierno es acogido con cansancio o indiferencia

15.06.2016 | 03:44
Un debate para incondicionales

Sólo quienes tienen clara su preferencia política apuntan por un ganador.

Más de 400.000 alicantinos vieron el debate de los cuatro principales candidatos a la presidencia el lunes por la noche, al menos algún rato, según señalan los datos de las televisiones. Una cuarta parte de la población se interesó por los encontronazos de los políticos antes las cámaras. No está mal la cifra dado lo reciente de la última campaña electoral y el hartazgo general tras estos meses de infructuosos intentos de acuerdo, aunque es verdad que las cadenas generalistas no dieron mucha opción a ver otra cosa. En el país el debate tuvo una audiencia media de 10,5 millones y una cuota de pantalla del 57 por ciento en las 17 cadenas que fue emitido.

«En casi todos los canales estaba el debate, así que vi un rato, me aburrió y me fui a dormir», señala Mari Carmen, que ayer madrugaba para llevar a su hijo al colegio y optó por acostarse. Dice que sí le interesa la política, «pero no me gustan los debates porque ninguno de los candidatos dice la verdad sino que lo llevan todo aprendido y al final gana el que mejor habla o el que más ataca y eso no significa que gobiernen mejor luego». Tampoco aguantaron todo el debate Alba y Bárbara, dos mujeres que responden mientras esperan en la puerta del colegio. «Sólo los veo pelearse», señala Alba, «y no exponen verdaderamente lo que van a hacer así que vi cinco minutos y luego cambié». Por su parte, Barbara ni lo intentó. «No me gustan estos debates», afirma. Ninguna cree que estos espacios les puedan condicionar a la hora de emitir su voto aunque aún no están seguras de a quién votarán ni si repetirán con la lista que apoyaron el 20 de diciembre.

La farmacéutica Francisca Llorca sí vio el debate entero. A su juicio, «no destacó ninguno de los candidatos sobre los demás. Vi a Pablo Iglesias más comedido que otras veces y fue el único que dijo con quién quiere pactar después de las elecciones, pero no creo que ninguno ganara claramente». Francisca vio a Albert Rivera «más agresivo de lo habitual sobre todo al hablar de corrupción, lo vi más seguro y los demás, en su línea». Con respecto a Pedro Sánchez cree que «repitió demasiado lo de que todo estaría hecho si le hubieran apoyado para formar gobierno».

También Miguel Ángel y su pareja Rosa creen que el candidato del PSOE se excedió al echar en cara una y otra vez a Pablo Iglesias la falta de apoyo a su investidura. «Ya al final me cansó» afirma Miguel Ángel, lo que no le va a impedir seguir votando al PSOE. «Creo que, pese a esto, Pedro ha sido el mejor del debate, ha estado moderado y a mí me inspira confianza».

Muchos de los alicantinos consultados no vieron el debate. «Yo tenía que trabajar temprano y me acosté pronto», indica un electricista que está trabajando en un local por el centro.«Yo no lo vi», señala Pedro, un joven estudiante que está en plenos exámenes. «Paré un poco de estudiar para ver Juego de tronos», confiesa, «pero no me planteé ver el debate. Tengo claro a quién voy a votar y no me interesa lo que puedan decir delante de una cámara», añade. «Yo sí lo vi», indica Raúl, estudiante de Ingeniería de Obras Públicas, como Pedro. «Para mí el mejor fue Pablo Iglesias. Se le vio convencido y muy razonable». ¿Y el peor? Para Raúl fue Rajoy, «que no supo salir de los ataques sobre corrupción que le hizo el de Ciudadanos y hace promesas que ya no se cree nadie». Algunos sí, como Marta Juan quien se confiesa sin tapujos votante del PP y cree que el presidente en funciones estuvo «magnífico». A su juicio, «es el más serio y se le ve mucho más preparado y más realista que los otros, que sólo se preocuparon de atacarle sin hacer propuestas serias y realistas».

El debate comenzó con una audiencia de 10 millones de espectadores pasadas las diez de la noche y aumentó hasta los 11 millones veinte minutos después, una audiencia media que se mantuvo hasta casi la medianoche cuando comenzó el descenso hasta los 8,8 millones. Al final del debate, ya cerca de las doce y media, había un audiencia de 7,8 millones de espectadores. Entre los que aguantaron se encontraba Hortensia, a la que encontramos en una terraza junto a Mercedes y Julio. «Me gustan los debates políticos y éste me pareció bien. Para mí ganó Albert Rivera», indica, para añadir que el que menos le convenció es Mariano Rajoy: «Lo veo falso y no ve la realidad ni lo que tiene alrededor. España no va mejor por mucho que él lo diga». Mercedes, por su parte, no vio el debate entero, «pero por lo que vi creo que Rajoy estuvo en su línea y también me gustó más Rivera». A Julio el debate le pareció «más de lo mismo que hace unos meses pero con una diferencia además de que estuvo Rajoy, y es que ahora era un debate a cuatro pero a mi juicio había dos políticos porque de los otros dos, uno echaba balones fuera y el otro es un ilusionista», en alusión a Mariano Rajoy y a Pablo Iglesias. Para Julio, las opciones moderadas de Ciudadanos y PSOE son las más acertadas. En su caso, en los meses que han pasado desde las últimas elecciones «tengo otra forma de ver la política y creo que no voy a votar a los mismos que en diciembre».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine