10 de junio de 2016
10.06.2016

Aguinaldo electoral: Montoro le envía 2.000 millones al Consell y Puig contenta a los funcionarios

El ministro desbloquea dos tramos del rescate para sortear las acusaciones de maltrato a la Generalitat

10.06.2016 | 04:28
El presidente Ximo Puig y la número dos del Consell, Mónica Oltra, ayer en las Cortes.

El presidente rubrica un pacto con sus empleados para toda la legislatura.

Aguinaldo electoral. Lluvia de millones para arrancar la carrera hacia los comicios del 26-J. El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció ayer el envío de dos tramos del rescate –el fondo de liquidez para el desvío del déficit que llega a 1.362 millones y los fondos del tercer trimestre que llegan a unos 715– que, de momento, alivian las arcas autonómicas. En total, supone una inyección por importe de 2.077 millones que la Generalitat, a través del conseller Vicent Soler, venía reclamando en las últimas semanas con advertencias, incluso, de que la tesorería autonómica pasaba por una situación «límite». Pero, curiosamente, estos fondos fueron desbloqueados apenas unas horas antes de que arrancara la campaña electoral. En estos comicios, el PP se juega continuar como la primera fuerza política de la Comunidad.

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, aseguró ayer que este reparto de fondos llega tras cumplir las autonomías las condiciones impuestas para recibir fondos, los planes de ajuste, la adhesión al acuerdo con Farmaindustria o la adhesión a distintas medidas de administración electrónica. La intencionalidad y la fecha elegida para realizar el anuncio no fueron, desde luego, casuales, y le sirvieron al delegado del Gobierno en la Comunidad, Juan Carlos Moragues, para sacar pecho y rebatir los ataques del Consell de izquierdas por el trato que recibe la Generalitat desde Madrid. «El Gobierno sale al auxilio de los proveedores de la Comunidad. Esto demuestra el compromiso del Gobierno de España en erradicar la morosidad en las administraciones públicas», destacó Moragues que, además, garantizó que el dinero estará «destinado a las personas, asociaciones, colectivos, empresas y proveedores de la Comunidad». «Son fondos que se inyectarán en la economía valenciana y servirá para satisfacer los compromisos de pago que tiene la Generalitat con sus proveedores», apostilló.

Del aguinaldo de Montoro a las promesas de Ximo Puig que, con toda la solemnidad, aprovechó las horas previas al inicio oficial de la campaña electoral para firmar un acuerdo con los sindicatos para favorecer el desarrollo de las ofertas de empleo público y, por tanto, la consolidación de puestos de trabajo durante los tres años que restan de legislatura. La Generalitat propondrá, negociará y publicará en el primer semestre de 2016, 2017, 2018 y 2019 ofertas de empleo público en los diferentes sectores con el mayor número de puestos de trabajo que permita la normativa estatal básica vigente. Este es uno de los asuntos recogidos en el acuerdo alcanzado en la Mesa General de Negociación de la Función Pública y que tuvo el apoyo de UGT-PV, CCOO-PV, Intersindical Valenciana y FSES mientras que el CSI·F se ha abstenido «ante su falta de concreción». Este sindicato ha explicado en un comunicado que la propuesta se queda «en una declaración de intenciones» y no concreta las medidas económicas y retributivas que Ximo Puig está dispuesto a adoptar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine