21 de diciembre de 2015
21.12.2015

Resultados elecciones generales 2015: Compromís-Podemos le pisa los talones al PSOE en Elche y el PP se mantiene como primera fuerza

El Partido Popular gana 7.500 votos respecto al 24-M, aunque se desploma con relación a 2011

21.12.2015 | 09:48
El alcalde de Elche, flanqueado por el número uno de los socialistas por Alicante, Julián López, y el número cinco, Carlos Sánchez Heras.

La coalición se sitúa tercera, a poco menos de un millar de votos de los socialistas, que son los únicos que pierden apoyos.

La alegría, como pasa en cualquier noche electoral, siempre va por barrios. Es cierto que, de puertas hacia afuera, como es lógico, nadie quiso reconocer anoche fracaso alguno, aunque de puertas hacia adentro la lectura era bien distinta. Al final, por una cosa o por otra, todos los partidos que concurrían a las elecciones en Elche acabaron perdiendo de un modo o de otro, y ello pese a que todas las miradas apuntaban hacia el PSOE como el gran derrotado. De hecho, fue la única formación que perdió votos respecto a mayo y también respecto a hace cuatro años, lo que, para muchos, no es más que un golpe a la gestión de Carlos González y los suyos, y les obligará a hacer más equilibrios si cabe para seguir hacia adelante.

De entrada, y aunque con algunos matices no menores, se cumplió el guión que ya se escribió en mayo: el PP se mantiene como la fuerza más votada en Elche; el PSOE sigue en segundo lugar, aunque por poco, porque le pisa los talones Compromís-Podemos, coalición ésta que sale reforzada del 20-D en toda España. Por su parte, Ciudadanos se tiene que conformar de nuevo con ser la cuarta fuerza en Elche. Se corrobora así una vez más el hundimiento del bipartidismo y, además, el giro hacia la centroderecha se mantiene, aunque se diluye un poco respecto a hace cuatro años. No sólo eso. Las elecciones de ayer dejan a la ciudad de Elche –la segunda de la provincia y la tercera de la Comunidad– sin representación en el Congreso por primera vez en democracia. Nunca se había quedado sin diputado desde 1977.

La participación, que se situó en el 76,06%, prácticamente fue similar a la registrada hace ahora cuatro años, pero se colocó diez puntos por encima a la contabilizada en la consulta municipal de mayo.

El PP volvió a ser la fuerza más votada y hasta ganó 7.500 votos respecto al 24-M, cuando los populares perdieron la mayoría absoluta en el Ayuntamiento, en parte también por unas formas, las de su candidata, Mercedes Alonso, muy criticadas desde que llegara a la Alcaldía en 2011. De hecho, a lo largo de las últimas consultas electorales la tendencia siempre ha sido la misma: los populares siempre han arañado más apoyos en la generales que en las municipales. Ahora bien, pese a todo, había poco que celebrar. Con esos resultados es probable que si, en lugar de ser generales hubieran sido municipales, habrían podido rascar un edil más, pero se han dejado algo más de 20 puntos y hasta 27.000 votos por el camino respecto a 2011.

De hecho, esos 27.000 votos han ido a parar en buena parte a Ciudadanos, que se aprovecha de los descontentos del PP y de la descomposición de UPyD, formación ésta que pierde unos 6.200 sufragios. No en vano, la marca de Albert Rivera supera los 23.000 votos en la ciudad, 13.000 más que en mayo. Eso, en clave local, viene a significar que, en la práctica, los votos que se llevaron en su día Ilicitanos por Elche y el Partido por Elche, así como los que ahora se han movilizado y no lo hicieron en mayo, han dado sus votos a la formación naranja y, en menor medida, al PP.

Ahora bien, para muchos, el gran perdedor fue el PSOE. No sólo perdió un millar de votos respecto a mayo, sino también unos 7.600 votos con relación a las generales de 2011. Los socialistas se ven así arrastrados por el deterioro de su marca nacional y por el de un líder, Pedro Sánchez, que no ha acabado de enganchar con el electorado. La situación es tal que, extrapolando estos datos a unas eventuales municipales, el partido que tiene en sus manos la Alcaldía de Elche en estos momentos –aunque sea a través de una alianza endeble– acabaría perdiendo dos concejales, pasando de los ocho que tiene ahora a seis. Eso precisamente es lo que llevó a que muchos, en algunos círculos políticos, achacaran ayer esos resultados a una gestión extremadamente paralizada por los equilibrios a los que les obligan a hacer sus socios de gobierno. No obstante, desde Alférez Cosidó trataban de consolarse con que al menos en Elche el PSOE sí ha conseguido retener la segunda posición, por encima de Compromís-Podemos, y frente a lo que ha ocurrido con los datos provinciales en la mano o, sin ir más lejos, en la ciudad de Alicante.

Precisamente esa circunstancia también fue la que llevó a Compromís-Podemos a cerrar la noche electoral con un sabor agridulce. El acuerdo les ha permitido lograr 11.600 votos y quedarse a unos 1.000 del PSOE, pero en Elche no han conseguido erigirse en el partido de referencia de la izquierda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine