El dulce sabor de las tradiciones

El Lunes de Pascua reunió a miles de vecinos y turistas en parajes y playas de la provincia para degustar la mona - En Elda los colectivos ponen en marcha iniciativas para recuperar una costumbre que en la zona ha decaído

30.03.2016 | 01:15

La provincia volvió ayer a cumplir con una de las tradiciones más típicas de estas fechas: la mona. Aprovechando las buenas temperaturas, este típico dulce de Pascua se convirtió en el protagonista absoluto de las reuniones de amigos y familiares en prácticamente todos los rincones de la provincia, tanto en la playa como en la montaña o en cualquiera de los muchos espacios naturales con los que cuenta el territorio provincial.

De hecho, las nubes que ayer ensombrecieron a la Marina Baixa en algunos momentos de la jornada no fueron impedimento para que los cientos de vecinos y turistas se rindieran un año más a esta dulce tradición y se reunieran en diferentes puntos de la comarca para disfrutar con amigos o familiares de esta celebración. En la Font del Molí, en Finestrat, o en el pantano de La Vila, muchas pandillas degustaron el tradicional dulce después de un día de intensa comilona. Los más valientes se congregaron en las playas de Levante y Poniente de Benidorm donde desafiaron las pequeñas rachas de viento y disfrutaron de una jornada vacacional que ha puesto el broche de oro a la Semana Santa.

En Elda, la cofradía del Cristo de Buen Suceso y la asociación para la recuperación del patrimonio, Mosaico, se han empeñado en recuperar la tradición de comerse la mona. En los años 70, el lugar elegido para celebrar el Lunes de Pascua era el Santo Negro, aunque la práctica de acudir a este lugar ha ido desapareciendo. Las excursiones a otros puntos de la provincia y las reuniones en casas de campo han ido poco a poco «minando» la costumbre. Y es que, para muchos vecinos los días de campo se ha convertido en tardes de cine y merienda en establecimientos de comida rápida.

Por ello, la cofradía decidió que ayer era un buen día para reunir a un grupo de eldenses y organizar una excursión al pantano. Más de medio centenar de personas acudieron a la cita. El objetivo de esta iniciativa es rescatar del olvido la reunión de los eldenses en los parajes naturales y mantener el rito, no sólo de comerse la mona para merendar, sino también el de compartir platos tan de temporada como el conejo frito con tomate, el bocadillo de atún, las habas, el atún de zorra y la longaniza de Pascua. «El Arenal fue declarado paraje protegido, la zona del Santo Negro se ha urbanizado al completo y por eso nos decimos por un entorno más natural. Además, queremos hacer un llamamiento y un trabajo de concienciación social para recuperar el pantano como espacio de ocio». Por ello, en la excursión propuesta por la cofradía y que partió desde la iglesia de Santa Ana, contó con una explicación de la historia de la presa.

En la zona de Orihuela, el Rincón de Bonanza, Montepinar, la Cruz de la Muela, o la Costa, fueron los lugares preferidos para degustar el tradicional dulce y disfrutar de una jornada de convivencia en compañía de familiares y amigos. La misma situación se repitió en diferentes puntos de la comarca, como en la pinada de Guardamar, donde tradicionalmente acuden vecinos de diversas localidades de alrededor, al igual que a sus playas. Otros municipios como Rojales celebraron esta cita en el paraje de El Recorral, junto al campo de golf, en Ciudad Quesada. La jornada contó con batukadas a modo de animación, para amenizar el día. En Callosa de Segura el lugar escogido fue principalmente La Pilarica, mientras que en Benejúzar sus habitantes se concentraron en el lugar que acoge tradicionalmente la romería. En Catral, el Aula de la Naturaleza fue el lugar escogido, donde el Ayuntamiento instaló hinchables para diversión de los más pequeños. En definitiva, un lugar al aire libre donde disfrutar de una jornada de campo o de playa aprovechando el buen tiempo de ayer.

También la tradición se cumplió a rajatabla en las zonas recreativas de Torrevieja, en especial, el parque municipal Lo Albentosa y en los espacios naturales aledaños, junto a las lagunas de Torrevieja y La Mata. Las viandas típicas del principio de la primavera y,sobre todo, la mona con chocolate, amenizaron una jornada que también es muy intensa desde el punto de vista gastronómico. Las áreas habilitadas para el aparcamiento se completaron a primera hora del día. En el caso del parque municipal de Lo Albentosa la Generalitat otorga un permiso especial durante los días de Pascua para acampar. También se llenaron las zonas de acampadas autorizadas en la pinada y dunas de Guardamar, junto al parque de Reina Sofía.

En muchos puntos de la provincia, el próximo lunes se volverá a celebrar esta tradición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Enlaces recomendados: Premios Cine