Novelda despide a la «Santa»

El patrón de la población, San Pedro, acompaña a María Magdalena en la procesión por la localidad

09.08.2015 | 01:47
Novelda despide a la «Santa»

Las fiestas de Novelda en honor a Santa María Magdalena terminaron ayer con el traslado de la patrona al castillo de La Mola. Miles de vecinos acompañaron a la imagen en la romería de subida al santuario y así se cierra el año Jubilar de la Magdalena.

Momentos muy emotivos se vivieron en la despedida de la talla, que viajó hasta el santuario a hombros de sus fieles. El alcalde, Fran Martínez, y el concejal de Fiestas, Iván Ñíguez fueron los primeros portadores a su salida desde la iglesia de San Pedro a petición del patronato de la Santa. Tras unos metros cedieron su puesto a las Reinas de las Fiestas.

La procesión dedicada a Santa María Magdalena, último acto de las fiestas patronales, arrancó a las cinco de la mañana con la primera de las tres misas en la iglesia de San Pedro. Desde la primera, el templo estaba abarrotado. Apenas cabía una aguja en los asientos.

Pasadas las 6.30 de la mañana centenares de vecinos se agolparon a las puertas de la parroquia para iniciar el paseo por las calles del municipio y más tarde la romería. Tras el volteo de campanas y una traca, la figura salió del templo e inició su paseo final por las calles de Novelda.

A su paso, los noveldeses le dedicaron aplausos y vítores al grito de «¡Viva la Perla de Oriente!» y «¡Viva la Santa!». Además este año de forma extraordinaria por ser el año jubilar de la santa, en la procesión por las calles le acompañó el patrón de Novelda, San Pedro.

Aleluyas para la Santa
La procesión y posterior romería estuvo marcada por las tradiciones. En la calle Emilio Castelar tuvo lugar uno de los instantes preferidos de los noveldenses, la lluvia de aleluyas. A la altura de la casa familiar «El Roget», los vecinos arrojaron desde el balcón papeles de colores que tienen por un lado la imagen de la patrona y por el otro lado oraciones. Los más devotos lanzaron sus manos al aire para recoger las vistosas estampas y pasarlas por encima de la imagen de María Magdalena. Con este acto de fe, los fieles pidieron a la Santa protección durante lo que resta de año.

Unos metros más adelante, en la calle San Roque, en la conocida casa «Soria» se realizó una suelta de palomas. Al poco de haber salido el sol, una multitud de noveldenses arropó a su patrona mientras aplaudían el vuelo de una decena de palomos con las alas pintadas.

Una vez la romería llegó al paseo de los Molinos, la procesión tomó un aire más distendido y aceleró el paso. Pasadas las 10 horas, la patrona llegó al castillo de La Mola, lugar donde permanecerá hasta el 20 de julio del próximo año. La bienvenida a la Santa en la explanada de la edificación puso punto y final a las fiestas.

Allí, el párroco y el alcalde colocaron a la Santa en su altar. Después en las mesas y sillas dispuestas por el ayuntamiento, centenares de vecinos almorzaron para reponer fuerzas después del largo camino.

Los vecinos de Novelda esperaron a este último acto para empezar sus vacaciones de agosto. Ahora, la población ha quedado desierta, después de unas intensas fiestas con un sinfín de actos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Enlaces recomendados: Premios Cine