24 de julio de 2017
24.07.2017

Un espacio donde sentirse seguro, querido y protegido

La fundación «Un abrazo de luz» cuida y educa a diario a 40 menores cuyos padres no pueden atender durante el verano por estar trabajando

25.07.2017 | 01:56
Los niños y niñas de «Un abrazo de luz» realizan actividades durante el verano adaptadas a su edad y condiciones concretas, preparan coreografías de baile, realizan tres comidas y hacen diversos talleres de manualidades.

Proyecto social. La fundación «Un abrazo de Luz» da a niños desatendidos la oportunidad de sentirse valorados, de tener mejor rendimiento en el colegio, de hacer todas las comidas necesarias al día y de ganar en autoestima y desprenderse de las etiquetas que les cuelgan por tener algún tipo de carencia social.

«Me gusta mucho venir a este centro. Aquí tengo a mis amigos, no estoy sola y he descubierto que me gusta la calabaza». Es lo que relata una de las niñas que forma parte del campamento urbano de la fundación «Un abrazo de luz», que da acogida a pequeños cuyos padres no pueden atenderles en verano y en el que juegan, se relacionan y comen tres veces al día, de forma gratuita, en los casos de necesidad.

Un tobogán conecta el exterior de un edificio reformado a la entrada del Raval ilicitano con un mundo en el que un grupo de pequeños de Primaria aprenden, juegan, comen, crean y se sienten seguros cuando sus padres trabajan y no pueden atenderles en casa.

«He hecho hoy un atrapasueños, a mi padre le gustan mucho, lleva uno en el coche y cuando le lleve este que he hecho yo, se va a poner muy contento», relata otra de las pequeñas.

Este lugar donde una de sus lámparas tiene forma de una nube de ensueño gigante, busca dar seguridad y atención a un grupo de 40 niños y niñas ilicitanos, en su mayoría conocidos como «niños de la llave», es decir, pequeños que durante las vacaciones estivales se tendrían que quedar solos en casa ya que sus progenitores deben trabajar, no pueden pasar el día con ellos y no tienen otro recurso material o humano para que sus hijos estén acompañados.

Las responsables de que estos pequeños no se sientan vulnerables ni desatendidos, dentro de la fundación «Un abrazo de luz», son su directora y presidenta, María José Martínez y su coordinadora de proyectos, Belén Cañero. También cuentan con un equipo que incluye a un psicólogo, una logopeda, una coordinadora de servicios generales, una cocinera y una multitud de personas voluntarias que echan horas para cocinar para ellos, para enseñarles a bailar, e incluso para darles servicio de peluquería e higiene.

Este verano, los menores están participando en un campamento urbano en el que hacen actividades como bailes, talleres de manualidades, apoyo escolar, cuidado de un huerto urbano, biblioteca, teatro, deporte y salidas a la piscina y a la playa que acabará el próximo 28 de julio con una gran fiesta. Los padres de estos niños están invitados al evento para que vean de lo que son capaces sus hijos y para que se sientan que son buenos padres a pesar de no poder pasar todo el tiempo que querrían con ellos. «Sabemos que hacen todo lo que pueden por educarles y atenderles bien, pero, muchas veces, simplemente, no pueden porque tienen que trabajar y no queda otra opción. No queremos que se sientan culpables ante una situación que no pueden controlar», comenta la directora del proyecto, María José Martínez.

Uno de los puntos más llamativos de este centro que los niños sienten como suyo, es que desde que llegan, a las 9 de la mañana, hasta que se van, sobre las 16 horas, los pequeños hacen tres comidas, desayuno, comida y se llevan la merienda a casa. «Nos aseguramos de que hagan todas las comidas necesarias, sanas para su crecimiento y su rendimiento», asegura la coordinadora, Belén Cañestro.

En la cocina, abierta e integrada con el resto de la sala un grupo de cocineras se afanan en preparar platos deliciosos y totalmente caseros para alimentar a los pequeños y a los trabajadores. El olor a sopa de cocido, a albóndigas caseras y a pescado rebozado abre el apetito de todos quienes permanecen en las instalaciones a medida que se acerca la hora de comer. Una vajilla colorida, diferente y casera, alejada de las bandejas de raciones de comedores o campamentos, surte de alimentos caseros a todos los pequeños de la fundación a diario.

«Este campamento no solo está reservado para menores con carencias sociales, también está abierto a padres que prefieren que sus hijos pasen el tiempo de calidad aquí, a diferencia de los demás, ellos sí pagan porque se lo pueden permitir», explica la directora de la fundación.

La fundación «Un abrazo de Luz» no solo trabaja en verano si no que su labor se prolonga todo el año, aunque de forma adaptada al curso escolar. Durante la época lectiva, los pequeños reciben apoyo escolar para mejorar su rendimiento académico, reciben clases de informática y robótica, de inglés, trabajan con un huerto cocina y hacen más talleres.

«Buscamos la felicidad del niño, que se sientan seguros, protegidos, queridos y valorados. Queremos que se desprendan de las etiquetas que les cuelgan en el colegio o en la sociedad», afirma la presidenta.

Para septiembre quieren aumentar el número de asistentes a 60 niños. «Creemos que es un éxito, porque en 15 meses de existencia hemos conseguido pasar de atender a 11 niños a llegar a atender a decenas», comenta Cañestro. Además, comprarán los libros de texto que sean necesarios para sus usuarios.

La fundación se ha puesto el reto de conseguir abrir un nuevo espacio para adolescentes en Secundaria. «Queremos abrir un «Abrazo de Luz 2» para jóvenes, que están en época muy difícil y que sea un espacio distinto que atienda a sus necesidades diferentes. Que sea un centro lúdico donde se fomenten las habilidades sociales, un sitio donde puedan encontrar su lugar de pertenencia», afirma la coordinadora. Para ello necesitan financiación y están trabajando por encontrarla, bien a través de las administraciones o bien a través de empresas que estén dispuestas a aportar dinero para el proyecto.

Otra de las metas para otoño, ya conseguida, es crear una escuela de padres y madres para que acudan a reuniones periódicas en la fundación, solos o en conjunto, con el propósito de que expresen sus sentimientos e inquietudes y se sientan apoyados por los demás progenitores con el fin de que logren una mejora en la educación de los pequeños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2016 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2017 de Alicante

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2016/2017.

 

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Elche

Consulta las farmacias de guardia disponibles en Elche.

 

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Elche/Baix Vinalopó

Curarse en salud
Curarse en salud

Curarse en salud

Un estudio del Departamento de Salud de Alicante-Sant Joan y de la UMH afirma que tres de cada...

Santa Pola estrena reinado

Santa Pola estrena reinado

María Javaloyes es la nueva Reina Mayor que representará a los vecinos de la villa marinera...

La UHD pediátrica amplía su personal al colegio Virgen de la Luz

La UHD pediátrica amplía su personal al colegio Virgen de la Luz

Este servicio que atiende a menores con patologías crónicas en casa ha formado a una enfermera del...

La solidaridad no tiene descanso

La solidaridad no tiene descanso

Desde la isla de Lesbos hasta Kenia, pasando por la costa de Libia, tres ilicitanos han dedicado...

Taller teatral para dar voz a los miles de refugiados

?La ilicitana Paloma Segarra ha sido una de las grandes promotoras del proyecto Vientos del...

Danza, música y teatro para amenizar las tardes de agosto

Danza, música y teatro para amenizar las tardes de agosto

La Glorieta acogió ayer un concierto y actividades para niños dentro del programa...

División sanitaria en los centros de salud

División sanitaria en los centros de salud

Las citas de Atención Primaria en el Vinalopó suman hasta dos semanas de espera y en el General 24...

Enlaces recomendados: Premios Cine