Las lluvias evidencian la falta de atención

17.03.2017 | 01:30
Las lluvias evidencian la falta de atención
Un camino situado en el barranco de los Arcos, arrasado por la tromba de agua

La última tromba de agua que esta semana ha azotado la provincia ha sacado a la luz los riesgos y las carencias a las que se enfrentan los vecinos más cercanos al cauce del río y a los barrancos. Y es que la crecida del Vinalopó ha dejado su huella en diferentes puntos del Camp d'Elx, incluso días después de que hayan cesado las lluvias. Caminos embarrados, socavones o asfalto arrancado son las principales consecuencias que ha dejado la gota fría en lugares del término municipal ilicitano como la pedanía de Daimés, el barranco de San Antón y el de los Arcos. Unos estragos que los propios afectados ya habían advertido ante la falta de atención de las administraciones.

«Llevamos tres episodios así en pocos meses. Se desborda el Vinalopó y nos quedamos incomunicados durante varias semanas. Hemos amanecido con los accesos intransitables con trozos de asfalto como si fueran alfombras de comedor», relataba ayer a primera hora de la mañana Teresa, una vecina de Daimés, donde el martes el camino que da acceso a su vivienda quedó completamente anegado por el agua. Por fortuna, poco antes del mediodía operarios municipales subsanaron algunos puntos de este acceso para facilitar la entrada de los vehículos a las casas. No en vano, pese a esta intervención de urgencia, los vecinos de esta partida rural de Elche lamentaron la falta de mantenimiento y de limpieza en el cauce del Vinalopó, donde la abundancia de cañas y de matorrales dificulta el paso del agua.

«Ni el Ayuntamiento ni la Confederación Hidrográfica del Júcar efectúan las labores de limpieza y mantenimiento necesarias en el cauce, provocando mayores daños si cabe ante las crecidas, ya que el río desborda con mayor facilidad» señalaba Juan, otro residente de Daimés. De hecho, los propios afectados con viviendas próximas a las antiguas escuelas y al camino de la Regalicia confesaron no haber visto a nadie adecentar la zona desde hace, al menos, ocho años. A este lastre se suma también, tal y como denunciaron los vecinos, que, cuando se producen las crecidas y los caminos colindantes resultan destrozados, los operarios suelen tardar semanas en arreglar los desperfectos, por lo que resulta una misión imposible el paso de vehículos de emergencia y de Correos.

Igualmente, desde la Asociación de Vecinos de Daimés-Derramador describieron la falta de atención de las administraciones en esta zona como una «causa perdida». Desde el colectivo vecinal aseguraron que desde 2012 no se limpia la rambla del Vinalopó a su paso por la Vereda de Sendres y se plantean ya elevar su malestar a organismos europeos, tal y como admitieron ayer a este diario. De hecho, desde la agrupación temen que cuando se conecte el colector de la Circunvalación Sur el agua pueda bajar con más fuerza por la zona de Daimés y producir daños más graves.

Pero no solo los residentes de este punto del Camp d'Elx han sufrido los estragos del temporal. En las viviendas rurales próximas al barranco de los Arcos, entre Algorós y Algoda, todavía es muy difícil acceder con los vehículos. «Los coches los tenemos fuera del camino porque es imposible circular, nos quedamos atrapados en el barro y los baches, y nos toca caminar varios metros a pie para llegar a nuestras casas», apuntaba ayer una vecina.

Piedra a piedra

Los afectados echan en falta también una limpieza del barranco, ante la abundancia de matorrales. «No recuerdo la última vez que hubo una actuación en la zona. Podrían crear una zona de tránsito para evitar estas acumulaciones de agua que nos dejan aislados durante días», señalaba la misma vecina. Ella, junto a su madre, confesaban ayer haber tenido que liberar piedra a piedra los accesos en más de una ocasión para poder transitar con menos dificultad.

Igual de molestos se encontraban ayer los residentes del entorno del barranco de San Antón. Aquí, la tromba de agua también ha traído consigo el barro. Las familias que viven en esta zona tienen que pasar cada día obligatoriamente por el barranco para llegar a sus hogares y no tienen otra salida.

«El paso está anegado y estamos esperando a que se seque para poder arreglarlo nosotros, porque aquí nadie se ha hecho cargo nunca. Hay 500 metros de camino que es particular, pero el barranco es de todos», reconocía Rafael Rodríguez, otro afectado de esta zona. En este enclave ocurre lo mismo: los vecinos achacan la falta de mantenimiento el hecho de que el agua se acumule cada vez que llueve con fuerza en Elche, lo que se traduce en problemas para la circulación.

«Llevo 14 años viviendo aquí y no recuerdo ninguna labor de limpieza. Se rompió la presa en 1982 con la riada y desde entonces no se ha hecho nada», señalaba el vecino. Este barranco recoge el agua de la autovía y de varias laderas que se encuentran en la partida de Ferriol, detrás de Bonavista. De ahí que la zona sea vulnerable cuando caen abundantes trombas de agua.

Sin competencia municipal

Desde el tripartito respaldaron que el mantenimiento y la limpieza de los barrancos y de los cauces es competencia de la Confederación Hidrográfica del Júcar. En este sentido, según el concejal de Mantenimiento, Héctor Díez, el Ayuntamiento ya recordó e instó a esta entidad para que actuara ante posibles lluvias torrenciales el pasado mes de agosto y es algo que, tal y como afirmó el edil, se realiza todo los años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2016 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2017 de Alicante

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2016/2017.

 

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Elche/Baix Vinalopó

La Hoya tampoco tiene cafetería desde finales del pasado 2016

La cantina del polideportivo de La Hoya echó el cierre casi de forma paralela a la del...

Cantinas de ida y vuelta

Cantinas de ida y vuelta

El bar del polideportivo de El Plá cerró sus puertas hace tres meses y el de El Toscar reabre tras...

Protocolo de avisos en caso de manipular el dispositivo

Tanto si rompen la distancia de aproximación, como si manipulan la pulsera o se queda sin batería,...

La caída de cascotes en un edificio de Carrús obliga a rehabilitar toda la fachada

La caída de cascotes en un edificio de Carrús obliga a rehabilitar toda la fachada

La grúa municipal tuvo que retirar varios vehículos de la calle José Bernard Amorós por el riesgo...

La Corredora divide a usuarios y comercios

La Corredora divide a usuarios y comercios

Los viandantes apuestan por mantener peatonalizado el centro los sábados para «disfrutar de la...

La Policía Nacional tiene identificados con pulsera a una treintena de maltratadores

La Policía Nacional tiene identificados con pulsera a una treintena de maltratadores

Los quebrantamientos de condena son una de las principales razones por las que los agresores...

Demsky conquista la pequeña China

Demsky conquista la pequeña China

El artista ilicitano pinta un edificio de 15 metros de alto en una pequeña pedanía de Nanxian,...

Enlaces recomendados: Premios Cine