El mercado que Elche se merece

14.05.2016 | 01:23

Estamos viendo estos días como el tripartito está enterrando definitivamente el proyecto del Mercado Central, y todo ello liderado por la política más nefasta que ha pisado Elche en varias décadas. Me refiero a Mireia Mollà, la concejal más preocupada por colocar a sus hermanos en organismos públicos que por trabajar para los ilicitanos. Una práctica que le viene de familia, el clan de los Mollà, una saga con un único objetivo: vivir de la política sin importar el bien común de la ciudadanía. Y con el proyecto del nuevo mercado estamos asistiendo a la actuación política más insensata e ineficiente que se ha hecho en Elche en muchos años.

Por ello es necesario seguir contando las verdades de todo lo que rodea a este asunto. Coincido con muchos ilicitanos que piensan que Elche merece un proyecto de ciudad acorde a los tiempos que corren. Pero en lugar de eso nos encontramos con un maltrecho edificio de los años 60, construido con materiales de bajísima calidad, inaccesible para casi cualquier persona, con reformas desastrosas que lo dotaron de monstruosas máquinas de aire acondicionado en su parte superior y cubierto de miles de kilos de fibrocemento con amianto cancerígeno, y sólo es un pequeño ejemplo del estado ruinoso y peligroso de este edificio. La intención del tripartito siempre ha sido la rehabilitación del edificio. Pero como podrán comprobar anteriormente, con las características nefastas que les he enumerado, esa opción nos parece la más difícil y la menos acertada si tenemos en cuenta el estado actual del centro de la ciudad, del comercio que cierra sus puertas cada vez con más asiduidad y de la necesidad de crear un espacio de futuro adaptado a las necesidades que tiene Elche como la tercera ciudad más importante de la Comunidad Valenciana.

Quiero dejar claro que cuando empezamos a trabajar en el proyecto de un nuevo mercado lo hicimos con la mente puesta en un edificio moderno, donde su base principal fuese el mercado de abastos, con los placeros como protagonistas, pero que al mismo tiempo tuviera una zona comercial, de ocio y restauración, y un aparcamiento que permitiera hacer las compras con facilidad. Además, este proyecto lleva consigo la peatonalización, mejora de las calles y plazas adyacentes y de la Corredora, que permitirá tener un centro peatonal, revitalizar toda la zona comercial que actualmente se muere así como proteger y poner en valor unos restos arqueológicos que se descubrieron en la pasada legislatura y que se les dio la máxima protección, para que puedan ser un atractivo cultural y turístico. Toda esta inversión, valorada en 12 millones de euros, corre a cargo de una empresa que ha ganado un concurso público de concesión administrativa, con todas las garantías legales y que por tanto no cuesta un euro a los ilicitanos.

Sin embargo este proyecto tan beneficioso para Elche no gusta al tripartito que gobierna. En este año de legislatura no se conocen proyectos claves y sólo se han preocupado por colocar a amigos y allegados que cobren de las arcas municipales. Y además se jactan de querer romper el contrato ya adjudicado y en ejecución. Una maniobra orquestada por Compromís y consentida por el alcalde, que no han consensuado con nadie. Apuestan por la remodelación del edificio actual, donde no haya aparcamiento subterráneo y donde la gente vaya al mismo en bici o en carro. No quieren peatonalización ya que según la experta en tráfico, Mireia Mollà, muchas calles se colapsarían. Excusas y más excusas para convencerse a sí misma y a su propio ego, de destruir un gran proyecto.

Pero lo que más nos llama la atención es que nunca dirán cómo pagarían esa rehabilitación, que para convertir ese edificio en algo solamente adaptado a la normativa urbanística y arquitectónica actual costaría varios millones de euros. Queremos saber si los socios del tripartito lo van a pagar de su bolsillo o si lo van a pagar los placeros que están resistiendo en el edificio antiguo y que nos cuesta a todos los ilicitanos 5.000 euros al mes. Ya les digo yo que no, la señora Mollà como buena socialista-comunista-independista está pensando que lo paguemos todos los ilicitanos con subidas de impuestos, porqué ya saben que para ellos el dinero público no es de nadie. Todo ello sin contar que habría que indemnizar a la empresa que legalmente se ha adjudicado un contrato, con algunos millones de euros.

Pues bien, yo si digo bien alto y bien fuerte: no Mireia Mollà, sus caprichos se los paga usted. La ciudad se merece el mejor proyecto de mercado que ya ha sido adjudicado de forma transparente y legal y no el que a usted se le antoje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2018 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2017/2018.

Descuentos para el cine

Cuponísimo Diario INFORMACIÓN

Compra tus entradas con los mejores descuentos

- ABC Elx 3D
- Cinesmax 3D Petrer
- Cines Axion Playa de San Juan

 

Enlaces recomendados: Premios Cine