17 de mayo de 2018
17.05.2018

Acciari, de ídolo a rival

El argentino, que es muy querido por la afición del Murcia, regresa el domingo a la Nueva Condomina como segundo entrenador del Elche

18.05.2018 | 01:17
Acciari, en hombros de la afición del Murcia el día de su retirada.

Logró un ascenso a Primera con los murcianistas y dirigió a su filial.

José Luis «El Loco» Acciari volverá el domingo a la 0Nueva Condomina, un estadio donde es idolatrado y donde cuenta,incluso, con dos peñas de aficionados del Murcia: «Peña Acciari» y «Peña 15 Pimentonero». En esta ocasión, lo hará como segundo entrenador del Elche y como rival de uno de los equipos de su corazón, en una eliminatoria, a vida o muerte, por el ascenso a Segunda División.

El ayudante de Pacheta tendrá el corazón dividido, aunque su profesionalidad está fuera de toda duda y seguro que va a defender «a muerte» los intereses franjiverdes.

Acciari ha estado en el club pimentonero durante ocho temporadas y media como jugador y ha vestido la camiseta grana en 267 partidos, en dos etapas, siendo el tercer futbolista de la historia que más partidos ha disputado. En Murcia, aunque no es su característica principal, dejó algunos goles para el recuerdo, sobre todo el que marcó en junio de 2003 frente al Levante, que sirvió para devolver al cuadro pimentonero a Primera División, 14 años después, con David Vidal en el banquillo. La temporada anterior también marcó el 1-0 en el triunfo, por 3-0, frente al Jaén, en un choque en el que los murcianos estaban obligados a ganar para evitar el descenso a Segunda B. En su última campaña como grana, en Segunda B, tras el descenso administrativo, disputó el «play-off» de ascenso y se retiró siendo el máximo goleador del equipo con ocho tantos.

Posteriormente comenzó su etapa en los banquillos haciéndose cargo del filial, el Imperial, al que clasificó octavo, en su primera temporada; y quinto, en la segunda, en la que estuvo a punto de conseguir la clasificación para la promoción de ascenso a Segunda División B. Ese mismo año, un partido antes de finalizar la Liga presentó su dimisión porque el entonces presidente, Raúl Moro, y el director deportivo, Deseado Flores, filtraron que no iba a continuar porque querían traer a gente allegada a ellos y habían pactado con Acciari que no se haría pública esa decisión hasta que finalizase la temporada.

Entre sus dos etapas como jugador del cuadro murciano, el argentino militó durante cuatro campañas en el Elche, al que llegó de la mano de David Vidal, disputando 120 encuentros.

«El Loco» jugó la promoción de ascenso a Primera División en la temporada 2010-2011, en la famosa eliminatoria contra el Granada de fatídico recuerdo para la afición franjiverde.

José Luis Acciari se ganó, gracias a su pundonor y entrega, el cariño de los seguidores del conjunto ilicitano y, además, siempre ha tenido una buena relación con los dirigentes del Elche. Una situación que le llevó esta temporada a ficharlo para ser el técnico del Ilicitano, en el que apenas estuvo tres meses. Después de la destitución de Vicente Mir se hizo cargo, de forma interina, del banquillo del primer equipo y dirigió el equipo -desde una cabina de Prensa porque estaba sancionado- en Mallorca. Tras la llegada de Josico ejerció de segundo entrenador, igual que lo está haciendo actualmente con Pacheta.

Tanto en Murcia como en Elche, cuando ha ido como contrario, ha sido bien recibido por la afición y el domingo seguro que recibirá el cariño de La Condomina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine