12 de octubre de 2017
12.10.2017

Preocupado por el juego aéreo

Las bajas de Gonzalo Verdú y de Manuel Sánchez son un dolor de cabeza para Mir

12.10.2017 | 01:39
Preocupado por el juego aéreo

El técnico probó ayer con varias opciones en defensa y en el centro del campo.

El técnico del Elche, Vicente Mir, tiene una preocupación de cara al encuentro del sábado (18 horas) en Llagostera: el juego aéreo. Las bajas de dos de los jugadores de la plantilla que mejor van por alto, sobre todo en la faceta defensiva, como son Gonzalo Verdú y Manuel Sánchez, están suponiendo un dolor de cabeza para el técnico franjiverde.

Mir aprovechó el entrenamiento de ayer miércoles para realizar varias pruebas, consciente de que el partido en tierras catalanas se va asemejar al de hace dos semanas en Sagunto, en el que el balón fue más por el aire que a ras de suelo. Además, el campo del Llagostera es de césped artificial y es más estrecho, incluso, que los del Atlético Saguntino o del Peña Deportiva Santa Eulalia de Ibiza.

En la primera prueba, el entrenador del Elche apostó por un equipo con jugadores más de características defensivas en la defensa y en las bandas. Situó a Primi en la banda derecha como lateral, a Adrián Jiménez, en la izquierda; y a Golobart y a Edu Albacar en el centro de la zaga. Para reforzar los extremos puso a Peris, que estuvo a un gran nivel, de interior izquierdo, mientras que Iván Calero, que en los últimos encuentros está jugando de lateral por la ausencia de Tekio, se situó en su puesto natural de extremo derecho. El doble pivote estuvo formado por Provencio y el canterano Samba y en ataque estuvieron Lolo Plá y Sory.

Vicente Mir también baraja la opción de volver a jugar con tres centrales. En ese caso serían Primi, Golobart y Edu Albacar, con Iván Calero y Adrián Jiménez de carrilero. En ese supuesto, Diego Benito podría entrar en el centro del campo junto a Provencio y formar un trío atacante con Lolo Plá, Sory y Nino o Benja.

El técnico franjiverde también ensayó con Golobart de pivote defensivo por delante de la zaga para aprovechar su envergadura. Una alternativa poco probable, aunque en caso de apostar por los tres centrales el catalán podría adelantar su posición a la hora de ayudar en los saques en largo del Llagostera.

La preocupación de Mir por el juego aéreo llega hasta tal punto que en un momento del partidillo colocó a dos delanteros altos como Benja y Sory en el presumible once inicial para que ayuden a despejar balones.

Un campo estrecho

Otra de los aspectos que también tiene estudiado el técnico son el ancho del Municipal de Llagostera que es bastante inferior a otros terrenos de juego. Por ello, durante la sesión de ayer, el entrenador del Elche estrechó el campo anexo para simular el terreno al que se encontrarán en tierras catalanas.

Lo que parece que tiene claro es que Javi Flores y Nino se quedarán inicialmente en el banquillo porque el juego que se prevé que haya en el encuentro no será de sus características.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine