26 de julio de 2017
26.07.2017

El especialista

Collantes ha vivido tres ascensos con Rayo y Granada y quiere vivir un cuarto con el Elche - El extremo gaditano apela a la humildad para lograr el objetivo

27.07.2017 | 01:31
Su primer ascenso a Segunda lo vivió con el Rayo.

«Ser humilde, hacernos fuertes tanto en casa como fuera, intentar ser un equipo difícil para los rivales, encajar pocos goles y ser efectivos». Esta es la fórmula que trae bajo el brazo Juan José Collantes para tratar de que el Elche regrese a Segunda División al final de la campaña 2017-2018.

El gaditano sabe de lo que habla, ya que en su dilatada carrera como futbolista puede alardear de contar con un par de ascensos a la categoría de plata. El primero con el Rayo Vallecano y, el segundo con el Granada, equipo con el que un año después dio el salto a Primera. El póker de ascensos desea vivirlo ahora con el Elche de Vicente Mir y Jorge Cordero.

Un auténtico especialista al que la puerta de la máxima categoría se le ha resistido. La primera, cuando militaba en el Racing de Santander. Tras hacer la pretemporada con el primer equipo e intervenir en dos encuentros de la Copa Intertoto en 2003, se quedó con la miel en los labios.

La segunda, con el Granada. Llegó a la capital andaluza en el mercado de invierno de la temporada 2009-2010 y en un año y medio celebró dos ascensos. Pero antes del último entorchado firmó un precontrato con el Cartagena por tres campañas y no pudo jugar con el conjunto de Los Cármenes en la máxima categoría.

Recuerda con especial cariño el estadio Martínez Valero. «El ascenso en este campo con el Granada fue uno de los momentos más felices de mi trayectoria como jugador», reconoce antes de confesar que le gustaría ahora firmar su cuarto ascenso con la camiseta franjiverde en el citado recinto de juego.

El jugador nacido en San Fernando (Cádiz, 7 de enero de 1983), afirmó ayer durante su presentación que su objetivo es «ascender» y jugar en Segunda con el Elche y dijo asumir con naturalidad la presión que pueda acusar el equipo «porque es uno de los más grandes, sino el más grande, de la categoría».

Recordó, para los que piensen que puede ser un paseo para el Elche su caminar por la Segunda B, que la categoría «es igualada y complicada». Asume que «el Elche deberá adaptarse a lo que venga», en alusión a los numerosos campos de césped sintético que se va a encontrar, por lo que en muchas ocasiones deberán pensar más en el resultado que en el juego.

Collantes llega procedente del UCAM Murcia dispuesto a aportar su «experiencia» al equipo ilicitano y reconoce que no dudó en aceptar la oferta de Jorge Cordero para venir al Elche porque, pese a ser un club que está en Segunda B, «es de Primera». 

El delantero recordó que ya estuvo varias veces a punto de firmar por el equipo ilicitano a lo largo de su carrera. «Me llamaron por primera vez con 18 años, cuando estaba en el Cádiz, y me fui al Villarreal. Por un tema o por otro no he venido, y siempre he estado dispuesto porque me gusta este club», relató ayer.

Collantes es un jugador desequilibrante por banda. Hace unos años lo comparaban con un avión y escribían de él que cuando pulsaba el botón, podía romper la barrera del sonido, descoyuntando defensas sorprendidos, incapaces de detectar a aquel avión de San Fernando, un auténtico caza de combate, compacto y letal.  «Cada vez me queda menos fútbol, tengo ya cierta edad (34 años), pero estoy bien físicamente y sobre todo quiero disfrutar del fútbol», sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine