18 de marzo de 2017
18.03.2017

Vendaval franjiverde

El Elche arrolla sin piedad al Nàstic en el Nou Estadi con un juego veloz por las bandas y efectividad en el área de Reina

21.03.2017 | 01:04
Nàstic 13Elche

Los ilicitanos explotan a la perfección sus virtudes y minimizan los errores que habitualmente les condenan.

Un vendaval pasó ayer por el Nou Estadi de Tarragona y tuvo un nombre: Elche CF. El 1-3 final no refleja lo sucedido sobre el terreno de juego. Los ilicitanos fueron infinitamente superiores a su rival de principio a fin, explotando sus virtudes a la perfección y minimizando los errores que siempre les penalizan. Con esa mezcla, el conjunto de Merino sólo pudo rendirse ante la superioridad de los franjiverdes y pensar ya en el partido próximo.

Edu Albacar señalaba esta semana que de este equipo no se puede dudar. Tiene razón. Lo que ocurre es que nadie pone en tela de juicio el potencial de este grupo, muy por encima de muchos de la categoría, pero hace falta que cada uno ejecute su papel.

En la selva hay cebras, elefantes, gacelas, jirafas, pero también leones, hienas y panteras. Todos ellos subieron al arca de Noé. En este Elche, muchos de los últimos no han aparecido en la foto esta temporada y el cuadro ha salido en la mayoría desvirtuado.

Ayer, en Tarragona, aparecieron todos a lo largo de los 90 minutos y se pudo ver un equipo preciosistas y veloz, pero también el trabajo, la experiencia, la rabia, la ambición... que, unido todo, llevaron a un triunfo franjiverde sin paliativos.

Alberto Toril supo leer el partido y su equipo pasó por encima del Nàstic durante la primera parte, luego, hizo su partido y evitó que los catalanes entraran en el duelo. Los blanquiverdes atacaron a la perfección la defensa de tres centrales del conjunto catalán, con Hervías y Borja Valle por las bandas, bien apoyados por los laterales Luis Pérez e Iriondo.

El riojano encontró una autopista por su banda derecha y la explotó una y otra vez destrozando a su marcador, que habrá tenido esta noche pesadillas.

Todo ello, aderezado por la presión total del equipo y el equilibrio que aporta Dorca. Lo del olotense resultó impresionante. Hervías se llevó todos los parabienes, pero lo del centrocampista no tiene precio. La brújula llevó al Elche hacia el triunfo.

Fabián se estrenó con un golazo, ante su maestro Merino en el banquillo; Djetei envío dentro de la portería un centro de Luis Pérez; y Nino hizo el tercero.

Toril apostó por el físico de Pelayo en la medular y Dorca en la sala de máquinas. A partir de ahí, los trapecistas del circo lo tuvieron mejor para hacer sus piruetas futbolísticas sobre el césped del Nou Estadi.

En el minuto 13, uno de los mejores alumnos de Merino en el Betis, Fabián Ruiz, adelantó a los franjiverdes con un derechazo, con su pierna menos buena, que se coló dentro de la portería de Reina. Tenía muchas ganas de hacer el primero como franjiverde y ayer lo consiguió a lo grande.

Los franjiverdes siguieron a lo suyo y contaron con varias ocasiones para aumentar su cuenta goleadora, pero perdonaron en exceso. Pelayo y Dorca tuvieron el segundo, pero no estuvieron certeros en última instancia.

El segundo llegó en el minuto 22. Luis Pérez rompió por su banda y su centro lo remató dentro de su portería Djetei.

Con 0-2 a favor, el Elche no se conformó y siguió insistiendo sobre la defensa de mantequilla rival, sobre todo por la banda derecha. En una de esas acometidas, Hervías se fue hasta la línea de fondo y su centro lo remató al fondo de la red Nino.

El 0-3 reflejaba lo visto sobre el campo y dejaba bien a las claras que había un sólo equipo en el terreno de juego. Antes del descanso, Hervías, en dos ocasiones, tuvo la oportunidad de firmar el cuarto, pero le faltó precisión para redondear su noche.

El Nàstic, por mediación de Delgado, en fuera de juego que señaló el auxiliar, pero no el árbitro, pudo hacer su gol en el 35, pero el meta Juan Carlos lo evitó.

Tras el descanso, el Elche siguió a lo suyo. Nunca bajó los brazos e impidió que el Nàstic tuviera la oportunidad de meterse en el duelo. Existió mucho oficio y saber estar y sólo faltó un poco más de precisión para aumentar la cuenta goleadora. Nino y, sobre todo, Borja Valle tuvieron oportunidades para hacerlo.

En la recta final de la contienda, el Nàstic acortó distancias por mediación de Barreiro, pero ya el Elche había hecho su faena y no peligró el resultado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elche CF

Ilusión o depresión

Ilusión o depresión

Dos históricos como Elche y Zaragoza miden sus fuerzas esta tarde (20.30 horas) en el Martínez...

La afición también juega

La afición también juega

El club ha vendido cerca de un millar de entradas a precios reducidos y espera a 10.000 seguidores

Goleada al colista para coger moral

Goleada al colista para coger moral

La sección del Elche CF de fútbol sala ha cogido moral, a modo de goleada, de cara al play off de...

El filial quiere continuar su racha ante un necesitado Muro

El delantero Habibe es baja, mientras que Perujo, Samba y Javi Llor arrastran molestias y son duda

Homenaje al «gran capitán»

Homenaje al «gran capitán»

La Puerta 1 del Martínez Valero ya lleva el nombre de Miguel Quirant en reconocimiento a los 14...

La Puerta 1 es la de Quirant

La Puerta 1 es la de Quirant

El histórico jugador y capitán franjiverde dará nombre a uno de los accesos del Martínez Valero

Enlaces recomendados: Premios Cine