Copa del Rey

Germán sueña despierto

El meta ilicitano detiene en su debut como franjiverde el quinto penalti lanzado por el Mirandés

09.09.2016 | 01:27
Germán Parreño bebe agua antes de afrontar el penalti decisivo que detuvo a Néstor.
Mirandés22Elche

Los noventa minutos acaban con empate a dos goles y en la prórroga no se mueve el marcador.

Germán Parreño hizo su debut soñado como franjiverde. El meta nacido en Elche tuvo ayer la oportunidad de jugar sus primeros minutos con la casaca de la franja verde y en la tanda de penaltis resultó decisivo para conseguir que el equipo ilicitano lograra el billete para la tercera eliminatoria de la Copa del Rey. El partido terminó con empate a dos goles, en la prórroga no se movió el electrónico y en los lanzamientos desde los once metros el Elche resultó más certero y se llevó el gato al agua.

Néstor lanzó la pena máxima, la cuarta de los suyos en la tanda de la muerte, en la que los nervios nunca están templados, y Germán fue capaz de evitar que el esférico se fuera para adentro. Le ganó la partida al lanzador. Su grito de júbilo se escuchó en Elche. «Era un sueño para mí debutar en mi equipo y hacerlo de esta manera lo supera todo», señalaba el portero al final del duelo en tierras burgalesas.

Su puesta en escena resultó perfecta y ni el guionista más amigo del meta hubiera imaginado algo semejante para su estreno. Salió todo a pedir de boca y Germán Parreño pudo demostrarle a Toril que está ahí para jugar también en la Liga cuando lo crea conveniente.

Hugo Fraile, Nino, Leomar y Pelayo marcaron para el Elche sin apenas pestañear, en la comentada ruleta de los penaltis, mientras que Eguaras comenzó batiendo a Germán, luego, Guarrotxena estrelló el balón en el palo, Aurtenetxe y Mikel Mesa no fallaron, hasta que Néstor se encontró con una muralla llamada Germán. Guillermo, que era el señalado para lanzar el quinto, no tuvo que hacerlo y corrió a celebrarlo junto a sus compañeros, junto al héroe de la noche, Parreño.

El Elche realizó una buena primera parte, a pesar de que Alberto Toril puso sobre el césped a nueve caras nuevas, ya que sólo Pelegrín y Guillermo repitieron. Desde el pitido inicial se pudo ver que este equipo franjiverde tiene una filosofía de juego y no la va a cambiar ni en la Copa o en la Liga.

Guillermo adelantó a los franjiverdes, tras una espectacular jugada de Liberto, en el minuto 17. Los ilicitanos hicieron méritos para marcar algún gol más, pero en una jugada de estrategia, en el 25, Sangali empató para los castellanos. A la precisión de balón que puso Bustos sobre su compañero hay que sumar el hecho de que defensivamente no se estuvo bien. Un pequeño desajuste entre Iriondo y Liberto costó caro.

En la reanudación, el equipo castellano salió mucho más enchufado que el Elche. Pasó a tener el balón y ganó la partida en la medular a los de Toril.

El Mirandés le dio la vuelta al marcador en el minuto 58. Kijera se llevó un balón y el zapatazo de Guarrotxena se coló dentro de la portería del debutante Germán Parreño. Los ilicitanos sufrieron un apagón de ideas, pero la salida al campo de Nino, en el 73, iluminó a los franjiverdes. En el 76, el almeriense hizo una pared con Luis García, volvió a recibir el balón y tras revolverse en el área lograba empatar la eliminatoria. Hugo Fraile tuvo en sus botas el tercero, tras una buena jugada individual, pero su disparo salió muy desviado. Ya, con el tiempo añadido, Maikel Mesa lanzó fuera un esférico que tuvo dentro del área con la defensa ilicitana ya superada.

Con el empate a dos goles se llegó a la prórroga con ambos equipos agotados. En Miranda se superaron ayer los 30 grados y los futbolista sufrieron un gran desgaste. Los 30 minutos extras fueron un auténtico suplicio. Al final, la ruleta de los penaltis decidió la contienda y el Elche pasó a la siguiente ronda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine