Sergio León se va a Osasuna

El club navarro acepta incrementar su última oferta y el delantero cordobés firma por tres temporadas

26.08.2016 | 00:45

La entidad ilicitana rebaja sus pretensiones de cobrar la cláusula de rescisión.

Punto final al culebrón Sergio León. Elche y Osasuna llegaron ayer a un acuerdo para cerrar el traspaso del delantero cordobés por 1.750.000 euros y poco después de las nueve de la noche lo hiceron oficial, tras conseguir que el administrador concursal, Carlos Pérez, que se encontraba de vacaciones, diera el visto bueno y firmara la operación.

El atacante cordobés se compromete por tres temporadas con opción a una cuarta, pasará el reconocimiento médico y se incorporará a su nuevo equipo a las órdenes de Enrique Martín.

Tras muchos tira y afloja, Osasuna accedió a mejorar su última oferta de 1,6 millones llegando a los 1,75 millones y eliminar la opción de realizar un último pago de 400.000 que estaba condicionado a la permanencia en Primera, como era su intención inicial. El abono del traspaso se hará en dos plazos y el club ilicitano tendrá asegurados los cobros a través de la Liga de Fútbol Profesional. La Patronal de clubes avala este tipo de operaciones operaciones y en caso de que la entidad navarra incumpliera los acuerdos alcanzados, se descontarían de las cantidades que percibe en de los derechos de televisión.

El esfuerzo de última hora que ha realizado Osasuna por Sergio León corresponde al gran interés que la entidad rojilla ha mostrado por hacerse con los servicios del goelador cordobés. En El Sadar han peleado por un jugador que ha sido objeto de deseo de otros equipos de Primera como Éibar, Sporting de Gijón o Las Palmas.

Otros de los motivos que han provocado el esfuerzo económico del conjunto rojillo ha sido que las alternativas que barajaba eran futbolistas con fichas que rondaban el millón euros, mientras que León cobrará bastante menos por lo que, a pesar de las trabas y cambios de condiciones que desde Navarra acusan al club ilicitano, al final, se ha accedido a asumir el pago de una cantidad mayor, y fija, para conseguir el traspaso del deseado futbolista.

Por su parte, la entidad franjiverde también ha tenido que ceder en sus pretensiones. El mensaje del club siempre ha ido orientado a que el equipo que quisiera hacerse con los servicios del «pichichi» de Segunda División la temporada pasada debería abonar la cláusula de rescisión de dos millones.

La jugada de la entidad franjiverde pasa por evitar el pago a Eventos Petxina ajustándose a que la salida del jugador, bajo esta fórmula, no equivale a una venta de los derechos federativos del futbolista, sino a una indemnización, y por lo tanto no está sujeto al abono de la mitad del ingreso a la mercantil valenciana. El expresidente José Sepulcre, firmó dicho derecho hasta el año 2019 a cambio de recibir 800.000 euros. El club no ha hecho frente al compromiso adquirido a pesar de haber cobrado cantidades importantes de traspasos como el de Carlos Alberto «La Roca» Sánchez Moreno, Jonathas de Jesús o la venta del 50% de los derechos federativos de Cristian Herrera a un fondo de inversión.

A pesar de que Osasuna incluyó en una primera oferta a Nino, la llegada del almeriense ha quedado al margen de la salida de León. Diego García y José Luis «Chuti» Molina han insistido constantemente en que las operaciones son independientes. Incluso el presidente franjiverde llegó a desmentir a Petar Vasiljevic, director deportivo de Osasuna, quien aseguró que «las dos operaciones estaban vinculadas, aunque no condicionadas» y señaló que «la llegada de Nino es independiente. Si salió de Pamplona era porque a ellos les interesó, no porque entrara en la operación de venta», dijo Valsijevic.

Reunión con sus agentes
Sergio León acudió ayer por la mañana al estadio, pero no se ejercitó junto con el resto de la plantilla franjiverde. El futbolista se citó con sus dos representantes, Joaquín Vigueras y Diego Rangel, a la espera de poder reunirse con el presidente, Diego García.

Sergio León llegó al Elche en la temporada 2013-2014 procedente del Reus. El club ilicitano pagó 50.000 euros por hacerse con los servicios del cordobés. Tres temporadas después, y tras jugar en el filial franjiverde, Murcia y Llagostera, el delantero deja en las arcas ilicitanas 1.750.000 euros.

León estuvo la temporada pasada a punto de salir cedido al Alcorcón, una operación que frenó Rubén Baraja que apostó por el palmeño como referencia ofensiva del equipo. El tiempo le ha dado la razón. «El Trepa» ha sido un negocio para el Elche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine