Toril es el elegido

El Elche hace oficial la contratación del preparador cordobés para la próxima campaña y hoy será presentado en el estadio Martínez Valero

30.06.2016 | 00:55

El exentrenador del Real Madrid Castilla no se sienta en un banquillo desde el 19 de noviembre de 2013.

El Elche ya tiene entrenador. Alberto Toril es el elegido. Ayer, a las 20.40 horas, la entidad franjiverde hizo oficial, tras la reunión del consejo de administración del club ilicitano, que el preparador cordobés será el encargado de comandar el proyecto del Elche CF la temporada 2016-2017. La presentación tendrá lugar esta mañana, a partir de las 12 horas, en la sala de Prensa del estadio Martínez Valero. Ha firmado por una temporada.

Después de que Lucas Alcaraz decidiera irse a través de una carta el pasado 17 de junio, con dos años de contrato firmados, tras la marcha del director deportivo Ramón Planes y del consejero del área, Juan Contreras, que lo habían avalado, se eligió a «Chuti» Molina para sustituir al técnico catalán.

En la cartera del club había varios nombres para ocupar la plaza de Alcaraz, pero al final Toril es el elegido y Molina se ha salido con la suya. Su hombre se ha impuesto en el «casting» realizado por el equipo franjiverde.

Pepe Mel, que era el primero de la lista, ha preferido esperar a que comience la Liga en la máxima categoría y aprovechar las primeras destituciones para hacerse un hueco.

Al alicantino Juan Ignacio Martínez no le ha convencido mucho el proyecto del club, no lo ha visto claro, aunque uno de sus sueños es entrenar al Elche y confía en que el tren franjiverde vuelva a pasar por su puerta.

Molina conoce perfectamente a Alberto Toril porque fue su preparador bandera cuando dirigió la cantera del Albacete y el técnico cordobés entrenó al cadete A y al juvenil de División de Honor, durante tres temporadas exitosas en el conjunto manchego.

Además, Toril cumple perfectamente el perfil de preparador que el nuevo director deportivo quería: un hombre de club, que le guste apostar por la cantera y un entrenador para muchos años en el Elche.

En ese sentido, el técnico andaluz tiene todos los requisitos porque es joven, el 7 de julio cumplirá 43 años, tiene muchas ganas de entrenar porque desde 2013, cuando fue despedido del Castilla, donde le sustituyó Zidane, no se ha sentado en ningún banquillo; y ha trabajado tanto en la cantera del Albacete como en la de Real Madrid sacando un ramillete fructífero de futbolistas, tanto en la entidad manchega como en la casa blanca. Ese es su principal aval, que intentará poner en práctica en el equipo ilicitano

El nuevo preparador del Elche, también, ha demostrado, durante sus dos campañas en el filial madridista que apuesta por el buen fútbol y el buen trato del balón.

No tiene mucha experiencia en Segunda División, pero sí que la conoce de su última temporada en el Real Madrid Castilla, en el año del ascenso del Elche a Primera División. Alberto Toril llegó al filial blanco a mitad de la temporada 2010-2011, en enero de 2011. Desde su llegada, los blancos se mantuvieron invictos durante 19 partidos. El balance fue de 15 victorias, 4 empates y ninguna derrota. Gracias a estos resultados se colocaron en el tercer puesto y entraron en el «play-off» de ascenso, pero fueron eliminados por el CD Alcoyano. Pero, finalmente conseguiría el ansiado ascenso tras ser campeón de su grupo en la temporada 2011-2012 y tras vencer al Cádiz CF en la fase de ascenso.

Ya en Segunda División, el Castilla logró la permanencia al terminar en octavo puesto en la temporada 2012-2013. Fue destituido el 19 de noviembre de 2013, con el filial madridista como último clasificado con 7 puntos en 14 partidos.

José Mourinho, técnico del Real Madrid, tuvo varios rifirrafe con él, pero en la carta de despedida de Alberto Toril, tras su destitución como entrenador del Castilla, se acordó del portugués: «Él me enseñó a estar al máximo nivel, vivir situaciones nuevas y complejas de máxima responsabilidad que me ayudarán en el futuro». En esa pugna con Mourinho demostró tener mucha personalidad. Nunca se arrugó.

Ahora, va a tener la oportunidad de demostrar su valía en un equipo profesional, muy diferente a un filial.

En las últimas campañas, el Elche CF siempre ha apostado por entrenadores que no habían tenido experiencia en el campo profesional. Fran Escribá se estrenó como técnico en el banquillo franjiverde, tras varios años como segundo de Quique Sánchez Flores, mientras que Rubén Baraja, llegó después de dirigir al juvenil de División de Honor del Valencia.

Ahora, coge el relevo Alberto Toril, muy centrado en las canteras de Albacete y Real Madrid y que en las últimas fechas ha ejercido de comentarista deportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine