05 de junio de 2016
05.06.2016

Despedida con sabor amargo

Baraja, que la próxima semana oficializará su futuro, dirigió ayer el que puede ser su último partido en el Elche

07.06.2016 | 00:32
Rubén Baraja, ayer, durante el partido.

Rubén Baraja, entrenador del Elche, confesó al acabar del encuentro que «no esperaba un final tan amargo como el que hemos tenido, que genere tanta frustración y empañe una buena temporada». Entendió que «el resultado fue demasiado abultado para lo que pretendíamos. Entrabamos un poco despistados en el partido y cuando tuvimos ocasiones para marcar las fallamos. Los goles del rival fueron provocados por errores nuestros. Nos faltó contundencia. Además, si Sergio León no marca, no somos capaces de ver puerta y en las últimas jornadas hemos perdido seguridad defensiva».

El preparador castellano finalizó su análisis del partido señalando que «quiero ganar siempre, pero la competición no nos ha permitido estar entre los mejores y hay que aceptarlo».

Sobre su futuro, finalmente, no quiso hablar, y se remitió a la próxima semana una vez más. «En breve decidiremos para que esto avance», explicó.

Todo apunta a que no va a seguir y en el club ilicitano ya han comenzado a buscar a otro técnico que lo sustituya.

Por su parte, el capitán franjiverde Lolo, que tuvo que ser sustituido por una lesión muscular, confesó que «es una lástima terminar así la temporada, pero el resultado no empaña el mérito que tiene la campaña que ha hecho el equipo».

Sergio León, el máximo goleador de la Liga Adelante, señaló que «es un Pichichi merecido. He luchado durante todo el año por él y se lo dedico a mi mujer que está embarazada de tres semanas».

Ánimo Armando

Antes del comienzo del encuentro, los jugadores titulares del Elche saltaron al terreno de juego portando una camiseta en la que se podía leer «ánimo Armando», que el jueves se operó con éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine