Aplausos en la peor entrada de la temporada

Los pocos más de 5.000 aficionados agradecen a los jugadores el esfuerzo de toda la temporada

30.05.2016 | 02:56
Aplausos en la peor entrada de la temporada

El estadio Martínez Valero, como se preveía, registró la peor entrada de la temporada. Tan sólo 5.339 aficionados acudieron al encuentro. Un cifra muy por debajo de los 7.615 que se acercaron el día del Alavés, que hasta ayer había sido la asistencia más floja. La promoción del club de poner entradas económicas, como también se esperaba, no funcionó.

A pesar de ello, los seguidores se mostraron, especialmente, cariñosos, con sus futbolistas y estuvieron animando todo el encuentro. Y, al final del encuentro, tributaron una gran ovación a los jugadores y con gritos de «¡Elche, Elche!» agradecieron el esfuerzo que habían realizado durante toda la temporada.

Sergio León dijo al final del encuentro que «los que han venido son los que verdaderamente sienten los colores. Los que rajan y critican es mejor que se queden en casa».

No obstante, hubo un grupo de aficionados, situados en la curva, que, en algunos momentos del choque, cantaron «Tengo una vaca lechera. No es una vaca cualquiera». En alusión a las palabras del técnico Rubén Baraja, quien después del partido de Mallorca, cuando el Elche se quedó sin opciones de alcanzar la promoción de ascenso, dijo: «La vaca no ha dado para más. Ha dado mucha leche, pero no nos ha alcanzado para más». Todos los futbolistas, titulares y suplentes salieron al centro del campo a agradecer el apoyo de los seguidores.

Sergio León volvió a marcar después de seis partidos y cuando lo hizo se fue, antes de celebrarlo, corriendo al banquillo y, el utillero Sancho le entregó dos camisetas, la de Armando y la de Pol, que van a estar un largo tiempo alejados de los terrenos de juego, por graves lesiones, y les dedicó el gol.

Miravete ejerce de delegado

Simón Miravete, que es el delegado de campo habitual del filial, ejerció ayer de delegado del primer equipo en el Martínez Valero. Fran Santiago, que es el delegado de equipo del Ilicitano, se marchó a Lanzarote con el filial y Miravete lo sustituyó. No es la primera vez que ocurre y Simón tiene una amplia experiencia en esta función y suele tener un trato muy amable con los árbitros. Ayer estuvo al lado del colegiado, Alberola Rojas, en todo momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine