Un día que se recuerda con nostalgia y rabia

Hoy se cumplen tres años desde que el Elche logró el ascenso en Almería y la afición iliciana llenó la Glorieta

20.05.2016 | 12:46
Un día que se recuerda con nostalgia y rabia

Hoy se cumplen tres años del último ascenso del Elche CF a Primera División. El reloj marcaba las 19.50 horas. En ese preciso instante el colegiado Arcediano Monescillo señalaba la conclusión del encuentro que enfrentaba al Barcelona B con el Alcorcón. El empate final a un gol permitía a los franjiverdes certificar de forma matemática su ansiado ascenso a la máxima categoría del fútbol español. Por fin, después de 25 de larga espera, la escuadra ilicitana saltó a la llamada Liga de las Estrellas. Precisamente, un 18 de mayo, en el mismo día que 12 años antes, la Unesco declaró al Misteri d'Elx patrimonio de la Humanidad.

Los jugadores estaban concentrados en un hotel de Almería, a la espera del partido que se iba a jugar al día siguiente. La explosión de júbilo se produjo tanto en la capital andaluza como en la Glorieta, que se llenó de gente enseguida para celebrar el salto de categoría. Los futbolistas brindaron con champán y los aficionados lucieron el sombrero del ascenso del diario INFORMACIÓN.

Fue un día histórico para no olvidar nunca. El ascenso virtual prácticamente estaba en el bolsillo desde que unas semanas antes se logró vencer al Villarreal (2-3). El empate, en el Martínez Valero, ante el Barcelona Atlético (1-1), lo dejó todo muy cerca y en vísperas del duelo con el Almería se cantó el alirón.

Sólo han pasado tres años desde aquel día y en la memoria fotográfica del seguidor blanquiverde parece que han sido siglos. Ese ascenso, en el que se batieron todos los récords, dio paso a dos campañas en Primera División, en los que se codearon con los mejores y consiguieron la permanencia en Primera.

La mala gestión económica de los dirigentes franjiverdes y el ensañamiento del presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, provocaron que el Elche cayera a Segunda División en los despachos. Algunos calificaron la acción como una gran injusticia. Lo cierto es que la afición blanquiverde se quedó sin su equipo en Primera División. Tres años después sueña con el milagro y que los pupilos de Baraja lo lleven donde merece el club.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine