«En el segundo tiempo dimos un paso adelante»

Baraja reconoce que el Tenerife fue mejor en la primera parte y valora la reacción de su equipo

09.05.2016 | 11:03
Álvaro recibe una dura entrada del jugador del Tenerife Vitolo.

Rubén Baraja, técnico del Elche, valoró positivamente el empate y alabó la reacción de su equipos tras el descanso. «El punto es bueno. En la primera parte, ellos fueron mejores y nos generaron más peligro del esperado. Tras encajar el gol, dimos un paso adelante y en la parte final el partido fue abierto y tuvimos opciones, incluso, para llevarnos los tres puntos», indicó.

El preparador franjiverde intentó explicar el mal inicio de partido del conjunto ilicitano. «El Tenerife comenzó bien y nosotros estábamos antenazados, sin confianza, no tuvimos continuidad, estuvimos precipitados y no controlamos la pelota», y comentó lo que intentó variar en el descanso. «Rectificamos desde la convicción. Dijimos que por el trabajo de todo el año merecía la pena apostar. Entonces dimos el paso adelante y estuvimos al nivel que esperábamos».

El entrenador pucelano recalcó que «en el fútbol hay una parte de técnica, otra de física, pero, también, hay una emocional, que trabajamos, pero nos está costando. Tenemos que creérnoslo y pensar que hay posibilidades de estar con los mejores».

Baraja señaló que «recibimos el gol cuando más controlado teníamos el encuentro. Ellos tuvieron para hacer el segundo, no acertaron y eso nos dio vida. A partir de ahí, reaccionamos, empatamos y tuvimos las ocasiones de Álex Moreno, Cristaldo, Espinosa y la de Sergio León, que pudo haber significado el 1-2. Debemos creer y volver a creer de que, si vamos al máximo, podemos ganar a cualquiera»

Al final, el técnico del Elche calificó el punto como «bueno» por lo visto en el global del partido.

Respecto a la clasificación y las opciones de alcanzar la promoción de ascenso comentó que «estamos compitiendo para estar ahí. Se va acercando el final de Liga y los puntos son cada vez más importantes. La semana que viene nos enfrentamos a un rival directo, como es el Girona, y debemos intentar sumar los tres puntos. No podemos dejar de persistir, tener fe y jugar con convicción, porque ningún equipo ha sido superior a nosotros», aseguró.

Enfado de Pep Lluis Martí

Quien se mostró muy enfadado con el árbitro fue el entrenador del Tenerife, Pep Lluis Martí. «Tengo impotencia y rabia. No se puede hacer más para ganar. Los chicos no merecen recibir tantas injusticias. Estoy muy cabreado y, si hablo del árbitro, igual no me siento más en un banquillo. Nunca he cuestionado a los colegiados, pero llevamos tres semanas seguidas en las que nos han quitado siete puntos. Cuando ves un penalti tan claro, a un metro del árbitro, te da impotencia. Seguramente no lo habrá visto, si no, lo hubiese pitado. Y gol del empate lo marcó un jugador que debió estar expulsado».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine