Un cambio que nadie comparte

La asociación «Regeneración ECF» y la plataforma «Salvemos al Elche» critican el relevo en la presidencia

23.04.2016 | 01:29

El concejal de Deportes califica el movimiento como «maniobra oscura».

El relevo en la presidencia del Elche, con la destitución de Juan Serrano y la entrada de Diego García, ha provocado, además de sorpresa, indignación entre la mayoría popular de los aficionados del conjunto franjiverde. Los seguidores califican el movimiento de los cinco consejeros (Segarra, Oliver, Nohales, Sánchez y Contreras), que votaron a favor, como una maniobra extraña que sólo busca «el interés particular y de las empresas a las que representan».

Desde la asociación «Regeneración ECF», que en la última Junta General de Accionistas tuvo sindicadas las acciones de cerca de 3.000 personas, su portavoz, Joaquín Torres asegura que «las razones que han argumentado para el cambio de presidente son mentira. Cómo cambias y entra un presidente que viene sin ningún proyecto, que ha dicho que se va a tomar unos días para conocer la situación del club. No hay que olvidar que el próximo día 28, que es la semana que viene, hay una comparecencia en los juzgados muy importante para decidir si la Fundación entra en concurso necesario de acreedores».

Torres tampoco entiende cómo se ha podido producir esta maniobra cuando el equipo se encuentra en el mejor momento de la temporada y está luchando por intentar clasificarse para la promoción de ascenso. «Quedan dos meses de Liga y este cambio no aporta nada. Al contrario, puede perjudicar. Además, nos vendieron que Juan Pascual –el actual secretario general del club– era un experto en los temas de concurso de acreedores y que, por eso, lo metieron y, ahora, ponen a otro. Qué, ¿ya no vale Juan Pascual?». En opinión del portavoz de Regeneración «lo que quieren los que han promovido el cambio es mover los hilos y manejar al Elche en función de sus intereses particulares y de sus empresas. Cualquiera que se mueve por el bien y por sentimientos en el Elche va fuera», lamentó en referencia a Juan Serrano y a José Alberola.

Unión de afición y accionistas
Para Joaquín Rocamora «lo que hace falta es que la afición y los accionistas se unan, pero de verdad. Todos esos grandes accionistas y expresidentes que le dieron su apoyo en la Junta de Accionistas deben dar ahora un paso al frente. Si no, estamos perdidos». Al mismo tiempo, recuerda que «en la última Junta General de Accionistas, nosotros ya pusimos encima de la mesa que había consejeros que no podían continuar y la mayoría de los accionistas no lo apoyaron y dijeron que era mejor seguir con lo malo conocido. Por eso, somos lo que somos», comenta resignado.

Por su parte, la plataforma «Salvemos al Elche» -tuvo la sindicación de los títulos de cerca de 700 de pequeños socios-, también se muestra muy crítico con el relevo en la presidencia.

Su portavoz, Salvador Mas, entiende que «ni es el momento, ni Juan Serrano, ni Pepe Alberola se lo merecían. Ha sido un movimiento extraño y lo que está claro es que a la gente que trabaja por el club, con un sentimiento por el Elche, no la quieren. Sólo quieren a gente de su entorno».

Mas recuerda que «Juan Serrano y José Alberola estuvieron y han estado seis o siete meses pidiendo dinero para ayudar al Elche. Han estado en todos los desplazamientos y no le han generado ni un gasto al club, incluso se volvían en sus coches sin dormir, arriesgándose a tener un accidente, y ¿dónde estaban los que vinieron porque iba a haber una ampliación de capital y, luego, como no la hubo se fueron?».

Para «Salvemos al Elche», los últimos movimientos institucionales en la entidad franjiverde «pueden acarrear circunstancias a nivel deportivo. Hemos visto, a través de las redes sociales (Twitter y Facebook), cómo muchos jugadores no entienden esta actitud y este movimiento. Los futbolistas tenían un lazo de unión importante con el presidente y el vicepresidente, porque iban a todos los desplazamientos», señala.

Recuerdo a la etapa de Cádiz
Salvador Mas se pregunta: «¿Si el Elche hubiera estado en puestos de descenso, hubiesen venido? Ahora hay, otra vez, posibilidades de estar en los altos estamentos y por eso vienen. Además, ahora, los voceros dicen que el nuevo presidente es el número 1 de tal y cual cosa. Que si es licenciado en Derecho, etc, pero también hay que conocer la otra parte, si no que le pregunten a los jugadores del Cádiz, cuando Diego García era secretario general, que tuvieron pintadas en los coches y demás...».

El portavoz de «Salvemos al Elche» tampoco comprende el momento del cambio. «No entiendo que estemos en un momento de pacificación y que, ahora, pase esto. De ninguna manera estoy de acuerdo, aunque también hay que darle un plazo», comenta también resignado.

Menos crítico, aunque tampoco entiende el momento de la decisión se muestra el presidente de la Federación de Peñas, Edgar Juan. «Como representante de las peñas y como opinión personal, considero este cambio un poco drástico, pero, si es por el bien del club, adelante», indica.

El presidente de los peñistas lamenta que «la cosa iba tan bien a nivel deportivo que ahora viene uno nuevo...como aficionado es una cosa que me molesta, pero si es para profesionalizar el club y que desde fuera se vea que va mucho mejor puede ser comprensible».

Edgar Juan reconoce que «nos ha sorprendido a todos, pero nosotros no podemos hacer nada. En temas administrativos y de consejo de administración, por mucho que digamos, podemos hacer poco. Nuestra labor es ayudar al equipo y animar a los jugadores».

Jesús Pareja
Por último, el concejal de Deportes, Jesús Pareja, no se ha pronunciado todavía públicamente, aunque ayer, a través de su cuenta particular de Twitter, puso: «Ante lo acontecido en el Elche Club de Fútbol, esperamos una explicación que todavía no ha llegado. Desconozco la maniobra, en mi opinión, oscura».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine