El Elche duerme en puestos de promoción tras ganar al Lugo

Un golazo de Cristaldo en el minuto 71 sentencia la victoria del Elche y dispara la ilusión franjiverde

19.04.2016 | 01:14
Sergio León y Lolo celebran con Franco Cristaldo el segundo gol franjiverde que prácticamente sentenciaba el duelo.
 
Elche20Lugo

Sergio León, que erró un penalti, abrió el marcador y suma 20 dianas.

¡Ché pibe, qué bueno que viniste?! Un golazo del argentino Cristaldo sentenció el duelo ante el Lugo y permitió al Elche dormir anoche en los puestos de promoción de ascenso, sólo reservada a los mejores y que te permite luchar por regresar a la máxima categoría. El jugador de Boca Juniors, que está cedido, recibió un balón en profundidad de Álex Moreno y con la colaboración de Seoane lo picó ante la salida de José Juan e hizo inútil su estirada. El esférico dibujó en el aire una espectacular parábola que dejó con el molde al cancerbero lucense. Era el 2-0. Era la sentencia del partido a falta de 19 minutos.

Sergio León había adelantado al equipo ilicitano en el 39, después de fallar un penalti tres minutos antes, en un duelo trepidante donde los argumentos futbolísticos franjiverdes se volvieron a imponer. Ayer, el Elche, presentó su candidatura a luchar por el ascenso. Este equipo, con virtudes y defectos, sabe a lo que juega. Además, cuenta con el mejor realizador de la categoría: Sergio León. Suma ya 20 dianas con la de ayer. Toda una garantía para soñar con lo máximo.

Ver vibrar a la afición como lo hizo ayer en el Martínez Valero, después de tantos sinsabores vividos en lo institucional, es una garantía de futuro. Con este equipo y esta afición los objetivos serán más fáciles de conseguir y se está en el buen camino. La presión la tienen otros.

Dos estilos diferentes y mayor acierto goleador del Elche. Así se podía resumir la primera parte que brindaron ayer los ilicitanos y el Lugo. Los gallegos firmaron un pacto con el balón y durante los primeros 30 minutos llevaron el partido donde querían. En ese período de tiempo, Caballero contó con tres claras ocasiones de marcar, pero no estuvo acertado en su tarea de llevar la pelota dentro de la portería de Javi Jiménez. En las dos primeras no estuvo nada certero y los balones se le fueron arriba, y, en la tercera, se encontró con el pie del meta riojano.

Mientras tanto, el Elche jugó a lo suyo. Consciente de que había que disputar muchos minipartidos dentro del encuentro, supo soportar el arranque del rival hasta que el minuto 28 buscó un error en la defensa rival, pero Héctor, completamente solo, no supo batir a José Juan. Esta ocasión del canario dio paso a unos 17 minutos en los que el Elche se desmelenó.

Armando pudo marcar de cabeza en el 33; Sergio León no supo culminar una jugada de estrategia en el 34; el cordobés malogró un penalti, en el 35, al estrellar el balón en el palo; y, en el 39, Sergio León batía a José Juan tras recoger un pase de Noblejas, ganar en velocidad a los centrales y recortar a Lemos. El hecho de marrar la pena máxima, que esta vez la lanzó a colocar, no le afectó y ahí estaba firmando su diana número 20 de la temporada.

León fue el líder de la manada, la culminación del trabajo de un equipo que supo sufrir en los momentos malos y que tuvo atrás a un seguro Javi Jiménez y a un Armando sensacional y que cuando notó que el rival perdía la confianza en su forma de jugar se lanzó sobre él, Olió su sangre y actuó como un depredador.

Al descanso, posesión de 31% para los franjiverdes y de 69% para los lucenses, lo que demuestra que al Elche no le hace falta tener el balón para ir por delante en el marcador. Una cosa es tener el control del esférico y, otra, muy diferente, la del partido.

Tras el descanso, el Elche siguió a lo suyo. Álex Moreno y Caballero intercambiaron ocasiones, pero fue Sergio León el que se plantó solo delante del meta gallego. Intentó dibujar una vaselina que no le salió como él hubiera querido, ya que el balón salió muy cruzado, y con Álex Moreno esperando el pase del «pichichi». Moreno también tuvo una contra, que, al final, no supo culminar.

El Lugo, poco a poco, fue perdiendo la fe en su discurso y, por contra, el Elche comenzó a cocinar el duelo «a fuego lento». Baraja metió a Cristaldo en el campo como mediapunta, en lugar de un agotado Héctor, y pasó a jugar con un claro 4-1-4-1, con Lolo por delante de los centrales.

Tocaba saber nadar y guardar la ropa y el Elche lo hizo a la perfección. Había que defender el castillo con uñas y dientes para mantener la portería a cero, pero, también, ser listos, para jugar con la ansiedad del rival y cogerles en alguna contra. Así sucedió. En el minuto 71. Álex Moreno, sensacional, tanto en su trabajo defensivo como a la hora de romper al rival por banda, con espacios es desequilibrante, le filtró un balón a Cristaldo y, el argentino, con ayuda de Seoane, colocó el balón lejos del alcance de José Juan dibujando una preciosa parábola.

Con 2-0 apareció la ola en las gradas del Martínez Valero y el equipo ilicitano no se relajó ni un segundo. Tenía el partido en el bolsillo y no había que permitir al rival que se metiera en él. Espinosa sustituyó a Sergio León con el fin de tener el balón el máximo tiempo posible y, con semejante misión, Ilie saltó al campo por un renqueante Lolo. Se pudo sentenciar en alguna contra, pero fue Pita el que metió dentro de la portería un balón en el 86. El gol fue anulado, ya que el jugador lucense tocó el balón con la mano. Sin ningún sobresalto más se llegó al final del duelo y el Elche ha dormido en posiciones de play off.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine