El Elche no da la talla en casa y pierde otra ocasión de alcanzar la zona de promoción

El Elche es no pasa del empate ante el Almería y pierde la oportunidad de meterse en el ático de la clasificación.

22.03.2016 | 01:18
Sergio León trata de irse de Ximo Navarro en una acción del partido.
Elche00Almería

El Elche dejó pasar un nuevo tren hacia la promoción de ascenso y van demasiados en esta Liga. Los franjiverdes fueron incapaces de doblegar a un blando Almería y se tuvieron que conformar con un punto ya que, en esta ocasión, Sergio León no estuvo resolutivo en el área rival como en otras tardes. Dejar todo en las botas o cabeza del cordobés no sale todos los días. ese es el guión de Baraja, y se debieron buscar otras alternativas ante un rival con la ansiedad de salir de los puestos de descenso.

No se arriesgó nunca, ni siquiera, a partir del minuto 82, con la expulsión de Saveljich, y, así, es muy difícil ganar un partido. Está bien tener paciencia, madurar los partidos, pero si no se arriesga estás condenado a no pasar del reparto de puntos. Nunca se supo dar el paso adelante y eso deja un poso de que se pudo hacer mucho más por superar al equipo andaluz.

Durante la primera parte se pudo ver algo de fútbol, pero tras el descanso, Baraja se suicidó con el cambio. Quitó a Cristaldo, al parecer estaba lesionado, y su equipo se quedó sin fútbol. Perdió el centro del campo y el Almería tuvo oportunidades para llevarse los tres puntos. Una vez más, Javi Jiménez estuvo muy seguro atrás y evitó entregar el duelo.

La afición franjiverde terminó pitando a sus jugadores, frustrados con un equipo que juega a no cometer errores, pero al que le hacen demasiadas ocasiones de gol. Quizás no haya para más, pero después de tantos empates en casa habría que buscar otro camino para llegar con más opciones al área rival, pero Baraja está en otra dimensión.

Los futbolistas de calidad salieron en la segunda parte, dícese Espinosa y Eldin, pero era ya demasiado tarde. Lo dejó claro Gorosito en la sala de Prensa cuando dijo que si en el Elche no juegan el talaverano y el hispano-bosnio no tienen posibilidades de tener el balón. Además, se lo regalaron al Almería y lo supo aprovechar. Tan sólo su falta de puntería les impidió conseguir la victoria.

La primera parte resultó demasiado encorsetada. El Almería apeló a la paciencia, trató de tocar el balón en su campo y buscó su banda izquierda, con Dubarbier para tratar de hacer daño al Elche. Demasiado previsible. Ya había anunciado Baraja que el partido iba a ser largo y no se equivocó ya que los andaluces apostaron porque no sucediera nada.

Los franjiverdes salieron presionando al rival, con Cristaldo por el centro tomando la manija del duelo, pero con el paso de los minutos optaron por no volverse locos. Los errores se penalizan caros en esta categoría y no se quisieron cometer. El librillo de Baraja, nos guste o no, está claro que no lo va a cambiar.

En la recta final de la primera parte los franjiverdes le metieron una marcha más al encuentro y, en las botas de Álex Moreno, estuvo el primer gol del partido. Caro le dejó un balón dentro del área, pero su disparo no encontró la portería de Casto.

Tras el descanso, Baraja puso en el campo a Armando, en lugar de Cristaldo. Lolo pasó al centro del campo y el granadino a ser el compañero de José Ángel en el centro de la defensa. El equipo se quedó bloqueado, el balón lo tomó el Almería y el Elche volvió a ser un equipo sin cabeza y con muy poco fútbol. El equipo andaluz campó a sus anchas y ni siquiera con Espinosa y Eldin en el campo se supo arreglar el desaguisado. Al menos se salvó un punto y la permanencia está más cerca.

El sueño de jugar la promoción de ascenso parece ahora más complicado, pero habrá que seguir intentándolo, aunque será mejor no hacerse muchas ilusiones. Ayer pasó un tren y se dejó escapar. La realidad es la que es y al final hay que dar por bueno el punto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine