18 de marzo de 2016
18.03.2016

Una espina clavada

Eldin y Espinosa se medirán mañana a su exequipo, con el que no pudieron demostrar su valía

18.03.2016 | 01:34
Eldin y Espinosa, en el palco del estadio Martínez Valero.

Javi Espinosa y Eldin Hazdic vivirán de forma especial el encuentro de mañana sábado (20.15 horas) frente al Almería en el estadio Martínez Valero. El centrocampista y el mediapunta del Elche se medirán a buena parte de los que han sido sus compañeros en las dos últimas temporadas. Incluso, Eldin marcó el gol de los almerienses, en el encuentro de la primera vuelta disputado en el estadio de los Juegos del Mediterráneo y, ahora, le gustaría hacerlo en la portería contraria vistiendo la camiseta franjiverde. Sería una bonita anécdota, máxime si dicho gol sirve para que el Elche se quede con los tres puntos.

Por uno u otro motivo, ambos jugadores no tienen el puesto asegurado mañana en el partido, pero su concurso a lo largo del duelo puede ser fundamental, ya que, sin duda alguna, son los dos futbolistas con más talento dentro del Elche.

Tanto Espinosa como Eldin no tuvieron mucha suerte en el club andaluz. Llegaron como fichajes estrella y no cumplieron con las expectativas. Se esperaba muchísimo de ambos, su trayectoria así lo avalaba, pero las circunstancias negativas del equipo andaluz no ayudaron a que dieran con la casaca rojiblanca lo mejor de sí mismos. La situación era difícil.

El jugador talaverano fue cedido la temporada pasada por el Villarreal al Almería en el mercado de invierno. Disputó un total de 15 partidos vestido de rojiblanco, ocho de ellos como titular, marcó un gol, el que le hizo al Granada en el debut de Sergi Barjuán como técnico, en abril de 2015. Hace casi ya un año.

De todas maneras, Espinosa no pudo evitar el descenso de los andaluces a Segunda División. La dinámica del conjunto andaluz no era la más adecuada y apenas pudo aportar su calidad al beneficio de un grupo que vivía malos tiempos y que terminó con los huesos en la categoría de plata del fútbol español.

Por su parte, Eldin fue fichado el pasado verano procedente del Zaragoza, donde el año pasado se quedó muy cerca de conseguir el ascenso a Primera División. Llegó al estadio Juegos del Mediterráneo como uno de los refuerzos más importantes, pero las lesiones y la falta de adaptación le impidieron triunfar. Llegó a jugar 12 partidos y marcó un gol, el que le hizo al Elche, en la primera vuelta en el estadio Juegos Mediterráneos, cuando se midieron ambos conjuntos con tres puntos como botín. En una falta directa, colocó el balón por toda la escuadra de la portería que defendía en ese duelo el meta catalán Pol.

En enero, a pesar de tener tres años firmados con el club andaluz, decidió romper su contrato y comprometerse con el Elche.

En la escuadra ilicitana ha dejado ya varias pinceladas de su calidad y se le ha visto muy implicado, pero una lesión muscular está frenando su explosión definitiva en el Elche. Rubén Baraja confía en él y considera que puede ser importante en la recta final de la Liga, cuando se decida todo, tanto la permanencia en Segunda, que el equipo ya roza con los dedos, como la presencia en la promoción de ascenso a Primera División. Eldin está con muchas ganas de volver a ser el que era en el Real Zaragoza y con esa idea trabajar duro. Le quedan bastantes partidos por delante para demostrarlo.

Mañana, Espinosa y Eldin están ilusionados con jugar y hacerlo bien ante viejos conocidos, pero parece que, en principio, ninguno de los dos estará en el once inicial de Rubén Baraja. De hecho, el pasado sábado en Miranda de Ebro estuvieron ambos en el banquillo. El hispano-bosnio no disputó ningún minuto y el toledano salió en la recta final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine