Serrano cree que el consejo del Elche no debió valorar el caso de Los Serranos

Joaquín Torres: «Ha quedado demostrado que el club necesita una regeneración total» - Salvador Mas: «Es bueno para la paz social del club que se vayan Nohales, Segarra, Oliver y Sánchez»

17.02.2016 | 15:04

La Junta General de Accionistas del Elche somete a votación el cese de varios consejeros por conflicto de intereses o por su vinculación a la entidad en anteriores etapas. Los resultados no se conocerán hasta esta mañana ya que la reunión se prolongó por espacio de de cinco horas y el notario pidió un plazo extra para proceder al recuento y verificación de los datos.

­La Junta General de Accionistas del Elche CF SAD, celebrada ayer en la sala de Prensa del Martínez Valero, se prolongó por espacio de más de cinco horas y será esta mañana cuando se conocerá el resultado de las votaciones en una notaría de Elche de todos los puntos del orden del día a los que se pidió la postura del accionariado. El 78,78% del capital social de la entidad ilicitana estuvo representado en la reunión de accionistas del club ilicitano. La Fundación del Elche estuvo representada por el patrono Vicente Abadía.

La dimisión de los consejeros Ramón Segarra y César Nohales, por su vinculación con la empresa Los Serranos, con la que se entiende que existe un conflicto de intereses, así como la de Francisco Sánchez y Jaime Oliver, por su relación con los consejeros de José Sepulcre y Juan Anguix, fueron solicitadas inicialmente por los miembros tanto de «Regeneración ECF» como los de la Plataforma «Salvemos al Elche». Esta solicitud provocó un revuelo ya que el consejero Ramón Segarra la rechazó al no estar en el orden del día, aunque luego se informó de que por Ley se podía proceder. También se llegó a la conclusión de que la Fundación debía abstenerse por ser un punto nuevo.

El otro punto de fricción, fue el del conflicto de intereses existente entre Los Serranos y los consejeros Nohales y Segarra. Juan Serrano, presidente del Elche CF, dejó claro que «el consejo de administración no tenía que haber entrado a valorar el tema de Los Serranos» y señaló que «si hay que quitarlo, se retira el documento que se envió al juez».

Por su parte, el exconsejero José Antonio Antón, que estuvo muy activo toda la noche, señaló que «el conflicto de intereses es muy claro y tanto Nohales como Segarra se han equivocado», para, a continuación, señalar que «Oliver y Sánchez deben irse. La ansiada paz social no se consigue por culpa de estos dos señores».

El propio Antón dejó claro que «la no entrada en Concurso en diciembre de 2014 nos costó el descenso a Segunda División y la directiva de Sepulcre nunca nos contó la verdad».

Como era de esperar, la Fundación votó en contra de la ampliación de capital prevista de 1,4 millones de euros, como así se lo exigió el IVF, organismo que controla la Fundación, cuyo secretario, Pedro Martínez, reconoció verse «obligado a votar no a la ampliación por el contrato firmado» con el banco de la Generalitat. Nohales, en representación del consejo, pidió a Manuel Illueca, director del IVF, «reflexionar porque la ampliación de capital es necesaria» y le remitió a encontrar «una solución común». La mesa presidencial estuvo compuesta por el presidente, Juan Serrano, el secretario general, Juan Pascual, el consejero Ramón Segarra y un notario.

La anécdota la protagonizó la presencia de un seguidor franjiverde que acudió a la junta con una careta con la cara de Sepulcre y un cartel que ponía «El Elche es mío y lo sabéis».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine