La versatilidad por bandera

Rubén Baraja trata de sacar el máximo rendimiento a su plantilla usando a sus jugadores en posiciones diversas

12.12.2015 | 01:32

Lolo ha actuado como mediocentro y central, mientras que Espinosa se ha movido arriba en todos los puestos menos en el de «9».

Las limitaciones de fichas profesionales han obligado al técnico del Elche CF Rubén Baraja a tirar de ingenio en busca de una plantilla que sea lo más versátil posible. En los 16 partidos que se han disputado en la Liga Adelante todavía no ha repetido un once inicial y todo apunta a que mañana, en el Municipal de Montilivi, en el duelo ante el Girona que dará comienzo a las 18 horas, tampoco lo va a hacer porque recupera a los sancionados Armando e Ilie y, al menos el primero, es seguro en el equipo.

En esta primera parte de la competición el preparador franjiverde ha utilizado dos sistemas de juego diferentes, el 4-2-3-1 y el 4-4-2, con alguna ligera variante en función de las circunstancias de algunos partidos, y no le ha temblado el pulso a la hora de explotar las posibilidades de cada uno de los jugadores en diferentes posiciones.

El ejemplo más reciente ha sido el de Lolo. Hasta que sufrió su lesión, en vísperas del partido ante el Llagostera en Palamós, el capitán franjiverde había hecho labores de mediocentro, como doble pivote, formando pareja con Pelayo, Nono o Mandi. Regresó al equipo en Albacete actuando en la recta final del partido en ese puesto, pero, una semana más tarde, con el Tenerife como rival en el Martínez Valero, el preparador castellano lo situó como central. La baja del sancionado Armando y la lesión de Hugo dejó al equipo con sólo un hombre específico como Caro para esa posición y le puso de acompañante a Lolo. Ahora falta saber si va a dar continuidad a dicha pareja, aunque lo más lógico es que vuelva Armando y el onubense pase al centro del campo, desde donde aporta el equilibrio que le ha faltado al equipo durante su ausencia.

Otro ejemplo de versatilidad es el de Javier Espinosa. El futbolista de más calidad del equipo comenzó la Liga jugando tirado a banda, bien a la derecha o a la izquierda, para, desde la raya de cal, dibujar diagonales sobre el área rival. Durante un período de la temporada Baraja lo hizo jugar por el centro, tras Sergio León, en el puesto donde más rinde, pero, con el fin de darle más protagonismo en el área a Álvaro, el talaverano casi siempre inicia sus jugadas en los laterales.

Esta medida de Baraja ha propiciado que Álvaro aporte lo mejor de sí mismo por el centro, por detrás de Sergio León. Tirado a banda no tiene tanta presencia en el juego de ataque franjiverde y su trabajo de desgaste del rival se nota menos a la hora de abrir huecos a sus compañeros.

Lo mismo le ha ocurrido a Héctor Hernández. El canario comenzó jugando por detrás del «9», pero ante su falta de gol el técnico lo tiró a banda, donde se encuentra mucho más incómodo ya que no tiene la velocidad para desbordar como lo hacen los extremos al uso. Eso le condenó al banquillo.

En este ejercicio de versatilidad al que recurre Baraja figuran también los laterales Isidoro y Cifu. Al sevillano, que juega habitualmente por banda derecha, le ha tocado actuar a pie cambiado en la izquierda en los partidos ante Numancia, Llagostera y Oviedo. El duelo ante el Tenerife terminó como central, junto a Caro, cuando Lolo pidió el cambio por lesión.

En los últimos partidos, Baraja ha insistido en Isidoro por la derecha, mientras Cifu ha dado un paso adelante. El cordobés viene actuando recientemente como extremo algunas veces y apelando al efecto sorpresa de aparecer en cualquier punto de ataque franjiverde, en otras.

Otro de los jugadores que se vio obligado a reconvertir su juego fue Ilie. De jugar más preocupado en dar la salida al balón desde atrás, con la lesión de Lolo, el técnico también le ha pedido trabajo a la hora de frenar a los rivales y dar equilibrio al conjunto.

Samu ha jugado de lateral y extremo, Nono, en banda y en el doble pivote, sin olvidar que Mandi, habitualmente en el centro del campo, le tocó, estar unos minutos de portero ante el Mirandés tras la expulsión de Javi Jiménez con todos los cambios realizados.

No parece que a partir de Navidad el panorama en el capítulo de fichajes vaya a variar y todo apunta a que el Elche no podrá reforzarse en el mercado de invierno, salvo con el centrocampista defensivo Álex Felip, que tras comenzar la temporada sin ficha por una lesión será dado de alta el próximo 2 de enero. Sólo si el club libera carga presupuestaria podrá hacer alguna incorporación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine