17 de octubre de 2015
17.10.2015

¿Cambio de sistema?

Rubén Baraja estudia una variación táctica con el fin de que el equipo tenga más presencia en la medular

19.10.2015 | 04:44
La plantilla del Elche durante un entrenamiento en el campo anexo.

El técnico sopesa modificar la estrategia después de las dos últimas derrotas. Nono apunta a tener mayor protagonismo en un 4-2-3-1 y Nikos a ser el acompañante de León si se juega con dos puntas.

Rubén Baraja, entrenador del Elche CF, volverá esta mañana a trabajar con su plantilla a puerta cerrada en el estadio Martínez Valero antes de partir hacia Almería. El técnico franjiverde no quiere dar ningún tipo de pista al rival y ha pedido que ni siquiera los empleados del club estén presentes en la grada para evitar todo tipo de filtraciones. Esta semana, salvo en la mañana del jueves, todas las sesiones han sido sin presencia de aficionados.

Las dos últimas derrotas sufridas ante Llagostera y Mirandés, partidos en los que el Elche recibió nada menos que ocho goles, han hecho daño en el vestuario y esta semana se está trabajando duro para que no se vuelvan a repetir los errores que llevaron a esas goleadas.

Al margen de la intensidad y falta de ritmo competitivo ante rivales que presionan y no dejan manejar a su antojo, se está tratando de buscar soluciones tanto en la zona de creación, como a la hora de minimizar los errores defensivos que están penalizando al equipo de forma severa.

En esa dirección, Baraja está estudiando la posibilidad de reforzar el centro del campo y apostar por un 4-2-3-1 y, de esta forma, dejar de lado el 4-4-2 que ha venido utilizando de manera asidua en los primeros ocho partidos de competición liguera.

En el caso de que en Almería apueste por el cambio, Sergio León será el hombre más en punta del equipo. Por detrás de él habrá una línea de tres formada por Espinosa o Álvaro, que ya está recuperado de sus problemas musculares, Nono, que sería la principal novedad, y Álex Moreno. Eso provocaría que Héctor Hernández pasara al banquillo.

En el doble pivote, Mandi tiene el sitio asegurado, mientras que Ilie ha dejado dudas en sus dos últimas actuaciones. Fue el elegido por el técnico en los dos últimos partidos, tras la lesión de Lolo. En el primero, no estuvo al nivel esperado, y frente al Mirandés, fue sustituido por Nono en el minuto 58.

De todas formas, ayer, en rueda de Prensa, Rubén Baraja confesó que el futbolista catalán «viene de un año sin jugar y necesita su tiempo y confianza. Hay que ser pacientes y darles minutos. Espero su mejor nivel. Cuando ha jugado a ratos ha estado bien».

Atrás, parece seguro el dúo Armando-Caro en el centro de la defensa, con Cifu en banda derecha. En la izquierda, Álex Martínez e Isidoro se juegan un puesto en el lateral. Pol Freixanet estará bajo los palos, mientras que José Carlos comenzará el partido en el banquillo.

En el supuesto de que Baraja vuelta a insistir en el 4-4-2, el acompañante de Sergio León podría ser Nikos Vergos, en perjuicio de Héctor. De todas formas, el técnico castellano no confirmó la posible titularidad del griego, autor de los dos últimos tantos del Elche cuando salió desde el banquillo. «Está trabajando bien, está dando cosas cuando salta al campo y para mí es muy importante que aporte soluciones desde el banquillo. La competencia es grande y pienso que en cualquier momento puede estar preparado para jugar desde el inicio», apuntó el propio técnico franjiverde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine