El dueño de la banda

El extremo confía en aportar hoy al Elche en Huesca su desborde y velocidad por el carril izquierdo

21.09.2015 | 00:58
Álex Moreno, en el estadio Martínez Valero, corre por la banda.

El catalán marcó un gol en el Alcoraz como juvenil.

Álex Moreno (08-09-1993) regresa hoy al estadio de El Alcoraz, donde ya ha sido capaz de marcar un gol con el juvenil del FC Barcelona, con la idea de seguir creciendo como futbolista como lo está haciendo desde que llegó hace unas semanas procedente del Rayo Vallecano en calidad de cedido.

Sin tiempo para aclimatarse a sus nuevos compañeros ya ha dejado muestras de su calidad y velocidad por banda izquierda. Su desborde es su principal arma, así como el toque preciso para poner balones a sus compañeros de ataque. Sin ir más lejos, en el gol del pasado sábado ante el Nàstic, obra de Sergio León, tuvo un papel principal. Puso el esférico de manera perfecta en la cabeza del delantero cordobés. «Me salió bien, pero el mérito es suyo, ya que remató el balón de manera perfecta. Fue un gran gol», confirma.

«La verdad es que tanto dentro como fuera del campo todo nos llevamos bien, el ambiente es muy bueno, y eso nos está ayudando a la hora de compenetrarnos a pesar de que no se ha hecho una pretemporada completa y hubo que confeccionar la plantilla muy deprisa», reflexiona.

Parece que lleva toda la vida jugando con el lateral izquierdo Álex Martínez. «Hacemos una gran conexión en banda. Estoy muy contento con él y espero que nuestra sociedad vaya a más con el paso de los partidos por el bien del Elche», explica.

Moreno es «made in La Masía» y como tal comulga con la filosofía de fútbol de toque y posesión, en la que la pelota es la principal protagonista del juego, que emana de todos los equipos del Barcelona, donde coincidió con Armando, Ilie y Espinosa. «Volver a encontrarte con ellos cinco años después, ha sido bonito. Futbolísticamente la compenetración es buena porque el estilo es semejante».

Álex Moreno, a pesar de tener una cara de niño que no ha roto nunca un plato, es descarado en los uno contra uno. Suele romper muchas cinturas a los defensas rivales. Se define como un extremo «desequilibrante en el uno contra uno». Admite, también, que «me exijo mucho y jamás doy por perdido un balón. Todavía me queda un gran camino por recorrer y cada día intento seguir progresando».

Su llegada al Elche está siendo mano de santo a la hora de recuperar sensaciones de futbolista. «Agradezco la confianza que está teniendo en mí el entrenador. Hace mucho tiempo que no jugaba todos los minutos de forma continuada y cada vez me encuentro mejor. Estoy contento y eso se nota en el campo», asume.

El extremo catalán, de 22 años, afirma que se decantó por el Elche «por la historia» de la entidad y por el interés que pusieron en su contratación e insiste en la idea de que «estoy muy ilusionado con este proyecto y se nota que el Elche es un gran club».

«Se ve en el estadio, en los vestuarios, en la gente del club, en todo su entorno que esta entidad es grande y que merece estar en Primera División», repite.

De todas maneras, Álex Moreno no se marca objetivos colectivos para la temporada en curso, ya que recuerda que la categoría es muy complicada y «hay que ir partido a partido y después veremos dónde llegamos».

En esa idea de afrontar cada próximo encuentro como si fuera el último, esta tarde, en Huesca, el equipo buscará tres puntos para seguir sumando. «Vamos a salir con la idea de ganar. Eso está claro. Cuanto más puntos sumemos mejor y al final de temporada ya habrá tiempo para ver el objetivo que nos marcamos. Ahora, sólo pensamos en vencer», recuerda antes de recordar que «ahí jugué con el Barcelona en juveniles y marqué un gol. Espero que se repita, aunque lo importante es traerse la victoria»..

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine