Arranca el Elche 0.0

Las heridas de la batalla judicial todavía supuran en un club que debe confeccionar una plantilla nueva tras la marcha de la mayoría de los jugadores - Los gestores van a nombrar una comisión deportiva que colabore con Baraja

03.08.2015 | 02:22
Los responsables interinos del Elche, hasta la junta general de accionistas de septiembre, con el alcalde Carlos González y las concejalas Cristina Martínez y Esther Díez.

Las heridas de la batalla judicial todavía supuran en el Elche CF, pero después de conseguir el pasado viernes la continuidad en la Liga Adelante, como mal menor tras pagar la deuda a la AFE, toca comenzar desde cero. En los últimos tiempos, se habló del «Elche 3.0» como la bandera de una regeneración de la entidad, en contrapartida con la época de José Sepulcre. Pero esa idea fue puro marketing ya que no se supo plasmar en la realidad y jamás se dio el giro de 180 grados que necesitaba la entidad para salir de una crisis, que lejos de diluirse se acrecentó.

Lo cierto y verdad es que el primer guarismo de ese deseado 3.0 se cayó hasta romperse en mil pedazos con la dimisión de Juan Anguix y ahora hay que empezar prácticamente de la nada, de cero, en la mayoría de las áreas del club.

Bien se podría hablar ahora del «Elche 0.0», con lo que ello significa de borrón y cuenta nueva a una de las épocas más nefastas de la entidad que ha llevado a caer administrativamente de Primera División y flirtear con la desaparición que conllevaba el descenso a Segunda B por no abonar las deudas con la AFE.

En el terreno deportivo, queda todo por hacer. Del equipo que logró en el campo la permanencia en Primera División, a tres jornadas para el final de la competición, sólo pueden tener continuidad en el nuevo proyecto Edu Albacar y Álvaro. Quedan por salir Adrián, Aarón, Fayçal, muy cerca del Deportivo, y Cristian Herrera. Todos ellos abandonarán la entidad a lo largo de esta semana y seguirán la estela de Mosquera, Lombán o Víctor Rodríguez, quienes han dejado la entidad tras expresar su deseo de no jugar en Segunda y contar con ofertas para no hacerlo.

El resto del equipo base de Baraja está formado por canteranos, como el meta Pol Freixanet, Samu, Rafa Gálvez, Mario Arqués, Anaba y Hostench, o jugadores como Charlie, Pelayo Novo, Cifuentes y Sergio León, quienes han regresado al equipo tras un año de cesión. Pol, Samu y Rafa Gálvez ya saben lo que es jugar en Primera, aunque sin continuidad.

El equipo ilicitano aún no ha realizado ninguna incorporación, pero durante la pasada semana contó en los entrenamientos con el centrocampista Pedro Astray, procedente del filial del Getafe. El jugador disputó 45 minutos en el amistoso ante el UCAM Murcia y el club decidirá a lo largo de los próximos días si lo incorpora. También está la opción del meta del Espanyol Germán Parreño.

La Liga permitirá al club presentar 18 fichas, siempre que se abone las cantidades que se deben a Sevilla y Nàstic y que tienen los derechos federativos bloqueados. Cada jugador que venga tendrá como límite salarial los 68.000 euros. El 23 de agosto comienza el Elche la Liga en El Toralín ante la Ponferradina.

Paralelamente a lo deportivo, que también hay que afrontar en toda su dimensión nombrando una comisión deportiva que ayude al secretario técnico Javier Cabello a confeccionar la plantilla a Rubén Baraja, sigue muy vigente el aspecto económico. La situación es límite en este apartado y hoy se reúnen los nuevos gestores de la entidad, no habrá presidente hasta la Junta General de Accionistas que se celebrará el 10 de septiembre, para sentar las bases de futuro.

Una de las primeras decisiones que hay que tomar es la de entrar en situación Concursal. Dados los números de la entidad no cabe otro camino. A partir de ahí, también habrá que decidir si se va para adelante en la ampliación de capital y cómo incentivar todavía más la campaña de abonos, casi única fuente de ingresos.

También hay que configurar un grupo de trabajo que tienda puentes con la Liga de Fútbol Profesional y, en especial, con su presidente Javier Tebas, mientras se va a valorar si el club va a seguir litigando en los juzgados por el descenso a Segunda División.

Todo por hacer, en un Elche que parte de cero después de la marcha de Juan Anguix y su equipo de trabajo.

Los actuales responsables del club, que han tomado las riendas del Elche de forma interina, tienen delante una difícil papeleta. Fue una proeza frenar la caída del equipo a Segunda División B, pero lo va a ser más el reto de poner en marcha el engranaje de un club asolado por las deudas y con muy poco tiempo para confeccionar una plantilla que pueda competir con garantías en la Liga Adelante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine