Los ilicitanos ponen fin a una racha de doce encuentros sin perder en el Martínez Valero

El equipo de Bordalás sólo encajó tres goles como local en una ocasión durante la pasada temporada

 11:32  
Bordalás y Javier Vidal, el pasado viernes.
Bordalás y Javier Vidal, el pasado viernes.  DIEGO FOTÓGRAFOS

J. A. GALVAÑ El Elche puso el pasado viernes punto y final a una gran racha de resultados en el estadio Martínez Valero. Los ilicitanos acumulaban un total de 12 encuentros sin conocer la derrota en el coliseo franjiverde y el Almería fue el verdugo encargado de acabar con esa trayectoria.
El último equipo capaz de vencer al conjunto de Bordalás como local fue el Cartagena, que entonces entrenaba su primo Juan Ignacio Martínez y que venció el 5 de febrero de 20011, por 1-2. Desde entonces el Elche había acumulado un total de diez victorias y dos empates en sus encuentros de casa.
Después de la derrota frente a los cartageneros, los ilicitanos sumaron siete victorias de manera consecutiva en la recta final de la pasada temporada. Fue el Villarreal B el conjunto encargado de romper esa espectacular racha tras arrancar un empate a cero. Luego se venció al Xerez y ya en el "play-off" los franjiverde ganaron 3-1 al Valladolid y empataron a uno con el Granada. En la presente temporada, antes del choque del pasado viernes, el Elche sólo había disputado un encuentro como local y venció al Murcia 1-0, con un gol de Pelegrín.
Otra estadística negativa que se sufrió ante el Almería fueron los goles encajados. El conjunto Bordalás sólo había recibido cinco tantos en los últimos doce encuentros disputados en casa y el pasado viernes, en uno solo, recibió tres, algo que sólo le sucedió a los franjiverde en una ocasión durante toda la temporada pasada. Fue el 8 de enero cuando el Celta venció, también 1-3, en el Martínez Valero.
Y es que desde la llegada de Bordalás el Elche se ha caracterizado por ser un equipo muy sólido en defensa y que encajaba muy pocos goles. Con el técnico alicantino en el banquillo, el conjunto ilicitano apenas ha sufrido goleadas y sólo ha recibido tres o más goles jugando en su estadio en tres ocasiones. Además del Celta la campaña anterior, en la temporada 2009-2010, el Villarreal B venció 2-3, el 30 de abril de 2010, en aquel encuentro de mal recuerdo para la afición franjiverde con el estadio lleno y que cortó las aspiraciones de los ilicitanos de luchar por el ascenso a Primera División. Y esa misma campaña, Las Palmas venció, por 2-5, el 3 enero de 2010, en lo que ha sido hasta ahora la máxima goleada sufrida por el Elche en el Martínez Valero con Bordalás como entrenador.
El propio técnico señaló a la conclusión del encuentro del pasado viernes frente al Almería que "son cosas que pueden pasar y más en esta categoría. En Segunda División cualquier equipo te puede complicar. Las rachas son complicadas de mantener porque existe una enorme igualdad". No obstante, Bordalás consideró que los tres goles que encajó su equipo fueron excesivos para los méritos realizados por los almerienses. "Fue resultado demasiado amplio para lo que se ha visto en el terreno de juego", comentó el entrenador franjiverde.

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine