15 de febrero de 2018
15.02.2018
Las claves de la prohibición

Baleares prohibirá los coches diésel en siete años

La futura ley de Cambio Climático quiere que todos los vehículos de las islas sean eléctricos en 2050

16.02.2018 | 02:03
Baleares prohibirá los coches diésel en siete años

La futura ley de Cambio Climático de Baleares se propone que todos los vehículos que circulen por las islas en 2050 sean eléctricos. El objetivo de esta medida es reducir las emisiones de CO2 del archipiélago en un 35 por ciento en el conjunto del archipiélago y de hasta el 90% en las ciudades y núcleos urbanos. En el calendario establecido para que todo el parque automovilístico de las islas sea eléctrico en 2050, y tal y como ha avanzado hoy este diario, los primeros vehículos afectados serán los de gasoil, que el Govern restringirá a partir del 2025, y luego vendrán los de gasolina, ya en 2035. Estas son las cosas que debes saber sobre esta medida.

  1. Lo que se prohíbe es la venta de coches nuevos. El objetivo del Govern es una sustitución total del parque automovilístico actual por coches eléctricos con el 2050 como horizonte. Para ello, la primera medida es que dejen de entrar coches de gasolina y diésel en las islas. Para hacerlo de forma gradual, no podrán matricularse coches diésel a partir de 2025, por ser no solos más contaminantes desde el punto de vista medioambiental sino también por ser más perjudiciales para la salud, y a partir de 2035 los coches térmicos, entre ellos los coches de gasolina.
  2. Incluye turismos, motocicletas y furgonetas. No sólo se prohibirá la venta de los coches con este tipo de combustibles, sino también motos y furgonetas, de modo que a partir de 2035 todas las motos y furgonetas del mercado deberán ser también eléctricas. Otro típo de vehículos, como por ejemplo embarcaciones, no entran por el momento en los planes del Govern, a la espera de cómo evoluciona la tecnología eléctrica en estos sectores.
  3. Los vehículos actuales podrán seguir circulando. Que se prohíba la venta no significa que se prohíba su circulación. La ley sólo habla en este caso de coches nuevos. Los coches o motocicletas ya matriculados en las islas podrán seguir haciéndolo después de 2025 y 2035 con independencia de que sean diésel o gasolina. Entonces, ¿cómo se consigue que todos sean eléctricos en 2050? En esa fecha, los últimos coches gasolina vendidos tendrán ya 15 años y los gasolina 25, por lo que el Govern entiende que se aparcarán por el hecho de haber acabado su vida útil. Es decir: el romántico que circule en 2060 con su Volkswagen Polo como quien hoy va en 600 podrá hacerlo.
  4. Se podrán seguir vendiendo de segunda mano. Si cuando en 2025 todo el mundo empiece a comprarse coches eléctricos uno quiere cambiar y vender su vehículo diésel o si uno necesita comprarse un coche y los eléctricos tienen un precio que no se puede permitir, todavía podrán comercializarse coches diésel de segunda mano. Lo mismo con los gasolina después de 2035. Eso sí, siempre que estén matriculados en Baleares. Si uno encuentra una oferta de un coche diésel de segunda mano en 2025 o gasolina en 2035 que se venda en la península, no podrá traerlo.
  5. No podrán venir turistas en sus coches. El turista que venía del continente en su propio vehículo por carretera y barco ya no podrá hacerlo después de 2025 si su coche es diésel ni después de 2035 si su coche es gasolina. La prohibición se hará efectiva a través de las compañías de transporte, pero si alguien lo obviara y fuera detectado circulando por las carreteras de Mallorca con un diésel o gasolina matriculado fuera del archipiélago podría enfrentarse a sanción. No será el caso si un residente sale con su coche de viaje a la península y luego vuelve.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine