05 de enero de 2018
05.01.2018

Bankia cerrará en un mes 18 oficinas de BMN en la provincia de Alicante, que mantiene su peso en la Vega Baja

La entidad presidida por Goirigolzarri prevé la clausura de 8 de sus sucursales

14.01.2018 | 01:41
Imagen de una sucursal de BMN en Alicante

La reestructuración afecta a 26 sedes de 49 en la Comunidad - Pese a las clausuras, Banco Mare Nostrum mantiene su peso en la Vega Baja.

El proceso de fusión de Bankia-BMN conllevará en el plazo de un mes el cierre de 26 oficinas en la provincia, principalmente de Banca Mare Nostrum (18), que tiene una mayor implantación en Alicante. En el conjunto de España, la reestructuración supondrá la clausura del 73% de las sedes de BMN, y del ajuste entre las dos entidades, 49 son las que se verán afectadas en la Comunidad, por lo que Alicante es la provincia donde más sucursales dejarán de estar operativas, ya que en Castellón serán cinco y en Valencia, 18, según la información trasladada por la entidad a los sindicatos.

Al igual que a nivel nacional, la red del banco murciano en la provincia es la que más sufrirá la reestructuración. Serán 18 sucursales de BMN las que deberán estar cerradas el 3 de febrero. Entre ellas, cuatro en Alicante, incluida la oficina central de Maisonnave. Sólo se mantendrá abierta en Alicante la situada en la avenida de la Condomina. En el resto de la provincia, dejarán de tener actividad las sucursales de la entidad murciana de Benidorm, Calp, Dénia, Altea, La Vila, El Campello, Villena, Santa Pola, Crevillent, San Juan de Alicante y cuatro de Elche, según las mismas fuentes sindicales.

Este plan de reestructuración, tras la absorción de Banca Mare Nostrum por parte de Bankia, pretende evitar duplicidades de oficinas de ambas entidades en los territorios, por lo que en el caso de BMN, se ve menos afectada por el ajuste en la Vega Baja, donde tiene mayor presencia.

Banco Mare Nostrum -fruto de la integración de varias cajas en 2010- opera en Murcia, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha con la marca BMN-Cajamurcia, ya que fue esta última entidad la que lideró aquella integración, que entonces se denominaba «fusión fría».

En el caso de la red de Bankia, las sedes que en el plazo de un mes ya no estarán operativas se elevan a ocho: una en la capital -ubicada en la avenida Historiador Vicente Ramos- y las otras en Almoradí, Orihuela, Callosa de Segura, Ibi, Aspe, Elche y Guardamar. De acuerdo con la información transmitida a los representantes de los trabajadores, el personal afectado por estos cierres está previsto que se integre en otras oficinas de Bankia, mientras se negocia el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Negociación del ERE

Al parecer, a partir la próxima semana y la siguiente será cuando el banco concrete a los empleados el contenido de la reestructuración y los nuevos destinos, en su caso. Aunque la última reunión entre la entidad y los representantes sindicales se ha producido recientemente, el periodo de negociación real del ERE se prevé que dé comienzo tras las vacaciones de Navidad. Como se sabe, este proceso suele tener un periodo de un mes en el que se fijan sucesivas reuniones hasta que se alcance un preacuerdo, por lo que todavía no se sabe realmente el número de trabajadores afectados por la regulación del empleo.

Según los sindicatos, Bankia ha planteado en anteriores reuniones un ERE que afectaría a unas 2.500 personas. No obstante, los representantes de los trabajadores reclaman que se rebaje el número de salidas y requieren prejubilaciones a partir de los 55 años con convenio con la Seguridad Social hasta los 65 años, en vez de prejubilaciones desde los 57 años con convenio hasta los 63, como propone Bankia, informa Europa Press.

Bankia y BMN cuentan conjuntamente con 17.531 empleados, por lo que el ajuste planteado supondría la salida del 14,32% de la plantilla de la sociedad resultante de la fusión, que, por otra parte, se convertirá en el cuarto banco de España.

La fusión fue aprobada por los accionistas de ambas entidades el pasado mes de septiembre. Y es ahora cuando se ha decidido empezar a aplicar la reestructuración de la red.

El grueso del ajuste se concentra en la Comunidad Valenciana, con un total de 49 cierres (33,79%), mientras que 35 corresponden a Baleares (24,14%) y 31 a Andalucía (21,38%). En la Región de Murcia se clausurarán 16 sucursales (11,03%), en la Comunidad de Madrid 13 (8,97%) y en Canarias una (0,69%).

Palma de Mallorca, en cambio, es la localidad más afectada, con el cierre de 21 oficinas, por delante de Granada, con 11, Murcia, con 9, y Madrid, con 7.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine