21 de diciembre de 2017
21.12.2017

Ecisa lleva el tranvía al centro de Dublín

La compañía alicantina acaba de finalizar la construcción de la nueva línea que «coserá» la capital irlandesa de norte a sur

22.12.2017 | 00:52
Ecisa lleva el tranvía al centro de Dublín
Un tranvía sobre uno de los puentes que cruzan el Liffey.

La obra ha supuesto una inversión de 172 millones y cerca de tres años de trabajo. Se prevén 10 millones de usuarios anuales.

Ecisa suma un nuevo éxito a la larga lista de obras que ya ha ejecutado en medio mundo. La filial especializada en infraestructuras ferroviarias del grupo, Steconfer, en colaboración con la irlandesa Sisk, acaba de finalizar la prolongación de la Línea Verde del tranvía de Dublín, que permitirá «coser» la ciudad de norte a sur, atravesando su famoso centro histórico. Un proyecto constructivo que ha supuesto un enorme desafío ya que la nueva infraestructura discurre por algunas de las calles más concurridas de la capital irlandesa, lo que ha obligado a extremar la planificación de los trabajos.

Las obras ejecutadas por la UTE Sisk-Steconfer han supuesto la construcción de seis kilómetros de vía embebida en hormigón en el corazón de la ciudad -desde la estación de St. Stephen's Green, donde hasta ahora finalizaba la línea verde del Luas, como se denomina al tranvía dublinés- y de otros seis kilómetros de vía en balasto que conectan con los barrios de la zona norte de la ciudad, que carecían de este medio de transporte. A lo largo del recorrido se han construido 13 nuevas paradas, además de todo el sistema de electrificación y señalización, junto con nuevos edificios destinados a cocheras, aparcamiento de trenes y mantenimiento al final de la nueva línea.

En total, el presupuesto de ejecución del proyecto ha ascendido a 172 millones de euros, lo que convierte esta obra en la de mayor envergadura que ha realizado la división ferroviaria de Ecisa hasta la fecha, según afirman desde la propia compañía, propiedad de la familia Peláez y del fondo qatarí Al Alfia. Una rama del negocio que en estos momentos ya aporta el 20% de las ventas del grupo, que finalizó el pasado ejercicio con una facturación de 219 millones de euros y una cartera de obras pendientes de ejecutar de 680 millones.

Una transformación total

El contrato de la obra fue firmado en enero de 2015, cuando se inició el periodo de desarrollo del diseño constructivo y sus correspondientes aprobaciones. La fase constructiva y los primeros trabajos comenzaron en las calles de la capital irlandesa en junio de 2015 y se prolongaron hasta junio de 2017. A partir de ese momento empezaron las pruebas de rodaje con los trenes hasta que, finalmente, la inauguración oficial de produjo el pasado 9 de diciembre con la asistencia del primer ministro del país, Leo Varadkar, lo que da una idea de la importancia que las autoridades de la Isla Esmeralda conceden a este proyecto, llamado a transformar por completo el sistema de transportes de Dublín.

Además de conectar la parte norte y el sur de la ciudad, la nueva línea también enlaza con la línea roja del Luas, que recorre la ciudad de este a oeste, lo que la convierte en la clave de bóveda de todo el sistema. Así, se prevé que transporte a más de diez millones de pasajeros anuales.

Según explican desde Ecisa, la mayor complejidad de la obra ha sido la planificación de los trabajos para garantizar la movilidad de los ciudadanos y del transporte en la zona mientras se ejecutaban las obras, lo que ha obligado a coordinarse continuamente con los vecinos, comerciantes y con los servicios de emergencias, y también a trabajar las 24 horas del día para minimizar el impacto.

De Mozambique a Taiwán

Ecisa compró la compañía portuguesa Steconfer, especializada en la construcción de infraestructuras ferroviarias, en el año 2008 como parte de su plan de internacionalización, que le ha llevado a ser una de las firmas alicantinas con mayor presencia en el extranjero. Además de la prolongación del Luas de Dublín, la firma también ha construido el primer tranvía de Kaohsiung, la segunda ciudad en importancia de Taiwán; ha participado en la renovación de la vía en la línea de Alfarelos, en Portugal; o en la señalización de otra línea en Mozambique, además de la extensión del Biotren en Chile. Recientemente ha recibido nuevos encargos en Reino Unido y en Filipinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine