11 de septiembre de 2017
11.09.2017

La compraventa de viviendas sube otro 10% en la provincia

En el mes de julio cambiaron de manos 2.820 casas en Alicante, una cifra que sólo superan en Madrid y Barcelona. El 85% de las transacciones fueron de pisos de segunda mano

12.09.2017 | 00:35

La actividad del mercado inmobiliario alicantino sigue en expansión. Según los datos que acaba de hacer públicos el Instituto Nacional de Estadística, durante el pasado mes de julio se vendieron en la provincia 2.820 viviendas, lo que supone un incremento de casi un 10% (9,8%) sobre las cifras del ejercicio anterior y muestra la fortaleza de la demanda en la zona que, eso sí, sigue protagonizada en gran medida por los compradores extranjeros y los residentes de otras autonomías que compran apartamentos en la zona.

En lo que va de año, es decir, de enero a julio, ya son 20.346 los inmuebles que se han vendido en la demarcación, un 14,96% más que en el mismo periodo de 2016, lo que significa que, si no se produce ninguna catástrofe, Alicante cerrará 2017 como su sexto año consecutivo de crecimiento del negocio del ladrillo desde que éste tocara fondo en 2011.

En cualquier caso, el incremento de las compraventas del pasado mes de julio en Alicante -del 9,8%- es sensiblemente inferior al registrado a nivel nacional, del 16,8%, debido a que en el resto del país la recuperación del sector se inició más tarde y al gran volumen de operaciones que ya se registra en la zona. No en vano, Alicante es la tercera provincia con mayor número de transacciones inmobiliarias de todo el Estado, muy por delante de otros destinos competidores, como Málaga (2.572 compraventas de viviendas en julio); Canarias (2.025 operaciones entre las dos provincias que conforman las islas), o Baleares, con 1.318.

Tan sólo las dos grandes regiones metropolitanas del país, Madrid y Barcelona, superan los volúmenes de Alicante, con 6.126 y 4.731 operaciones respectivamente, de acuerdo con los datos del INE.


Pisos usados

Del total de compraventas registradas en la provincia, hasta un 85% fueron de viviendas de segunda mano, un porcentaje en sintonía con la media nacional y que se justifica por la parálisis de la construcción durante los últimos años, que impide que haya producto nuevo disponible en el mercado. Aún así, hay que apuntar que el número de pisos de obra nueva escriturados -los datos del INE se basan en los Registros de la Propiedad- empieza a aumentar a medida que las promociones que se han reactivado o se han puesto en marcha en la costa desde hace un par de años empiezan a entregarse a los compradores. En julio ya fueron 42, un 8,9% más que en el mismo mes del año pasado.

En este sentido, hay que tener en cuenta que, desde hace un par de años, ha regresado con fuerza la compra sobre plano, unas operaciones que no tendrán su reflejo en las estadísticas hasta que las obras correspondientes no estén finalizadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine