La fuerte caída de ventas del calzado y las frutas lastra un mes más la exportación provincial

El comercio exterior vuelve a retroceder en agosto por un nuevo desplome de la industria zapatera, del 25%, y el descenso del 5,4% del sector agrícola

21.10.2016 | 12:58
Imagen del último certamen de Futurmoda.

La importación aumenta un 10% y se acerca peligrosamente a los 339 millones facturados.

El sector provincial de las frutas se sumó en agosto a la evolución negativa de la exportación que hace meses arrastra el calzado. Una circunstancia que ha provocado otro balance en rojo del comercio exterior alicantino. El sexto descenso mensual de este año, con una bajada del 5,8% en relación al mismo periodo del pasado año, según los últimos datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) en Alicante. La facturación internacional del calzado se desplomó un 25,3%, mientras que el sector agrícola de las frutas cayó un 5,4%.

Además, el escenario que reflejan las estadísticas puede complicarse si el incremento de las importaciones de agosto (10,3%) se mantiene en el tiempo. De momento, el saldo comercial es favorable a la provincia en 21,1 millones. Pero los 317,9 millones de las compras realizadas por Alicante al exterior se acercan peligrosamente a los 339,1 millones exportados.

En el conjunto de la Comunidad, la caída de la facturación internacional de Alicante es la más elevada. En Castellón creció un 7,3% y en Valencia apenas disminuyó un 1%, lo que mantuvo estable el balance exportador autonómico en agosto. Y en el territorio estatal, el comercio exterior se recuperó al crecer un 8,9%, frente a la caída del 9% con que cerró el mes de julio.

Un mes más la provincia se desmarca de la evolución autonómica y nacional, fundamentalmente, por el acusado descenso de su principal sector exportador, como es el calzado, y el marcado retroceso en las compras de sus principales clientes, como son los mercados europeos. A nivel general, Francia –el primer comprador en la provincia– y Bélgica, marcadas desde principios de año por las acciones y amenazas del terrorismo yihadista, marcaron los descensos más elevados, con retrocesos del 24,6% y el 47,7%, respectivamente.

Igualmente Alemania, segundo cliente, redujo sus compras un 15,6% y el Reino Unido, un 14%. Por contra, Estados Unidos, uno de los mercados más ansiados por los exportadores, creció un 37,7%. Además, Noruega, Suiza o México compensaron otros desplomes, con subidas del 40,2%, 29,4% y 12,2%.

Productos hortícolas marroquíes
Por otra parte, en el ámbito comunitario es donde también están perdiendo cuotas de mercado el sector hortofrutícola, en este caso el de las frutas. Los agricultores denuncian que la política de la UE de firmar acuerdos preferenciales con terceros países «como Marruecos o Egipto y la amenaza que supone el que se pretende con Sudáfrica», no hace sino aumentar la competencia en el propio territorio de la Unión, según advierte Josep Sanchís, responsable de comunicación de la Unió de Llauradors. Al impacto en sus ventas que supone el veto ruso a los productos agrícolas de la Unión Europea como réplica a la postura comunitaria con respecto a la crisis con Ucrania, «se suman los acuerdos preferenciales con otros países. Una política que ha permitido que en el primer semestre las importaciones al mercado comunitario de hortalizas crecieran un 23% y las de frutas, un 9%», añadía Sanchís. En Alicante, la importación de frutas se duplicó al aumentar un 112% en relación a agosto de 2015.

La Unió incide, además, en que la entrada de productos de algunas de estas zonas «puede suponer en algunos casos una competencia desleal, dado que no utilizan los productos fitosanitarios a que estamos obligados en la Unión, y las condiciones laborales de sus trabajadores son leoninas. La UE parece que no legisla a favor de sus ciudadanos, en este caso los agricultores autonómicos y alicantinos», apostilla Josep Sanchís.

Por otra parte, la única lectura que rebaja la inquietud empresarial por la evolución negativa de las exportaciones es la comparativa con las cifras de julio. Si en este mes, el sector zapatero logró frenar en más de tres puntos el desplome del 32,2% de junio, en agosto ralentizó más la caída hasta situarse en el 25,3%. Y, de forma paralela, la facturación exterior de Alicante reduce su tendencia a la baja. Pasa de un descenso en julio del 14,7% a uno del 5,8% un mes después. Además, entre los principales sectores alicantinos, el del juguete apenas registra una disminución del 1% y las manufacturas de mármol se apuntan una subida del 2,6%, tras meses de caída. Por contra, el sector de los bloques en bruto de la piedra natural sigue cayendo. En agosto fue un 16,7% por el retroceso que mantiene China, uno de sus principales mercados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine