El expresidente de Bancaja se desvincula de los créditos a los hoteleros Ferri y Baldó

Antonio Tirado asegura que se limitaron a aprobar las operaciones avaladas por el comité de riesgos

14.09.2016 | 01:16

El expresidente de Bancaja y del Banco de Valencia Antonio Tirado aseguró ayer que no tiene ninguna relación con las operaciones inmobiliarias que la sociedad Grand Coral realizó en Baja California y la Riviera Maya (México) y defendió que él y los consejeros de la entidad se limitaron a aprobar los créditos que contaban con informes «favorables» de los técnicos y del comité de riesgo. Así lo aseguró a su llegada a la Audiencia Nacional, donde prestó declaración en calidad de investigado por la juez Carmen Lamela, junto a otros seis exdirectivos y exconsejeros de Bancaja, por la concesión de créditos dudosos a la sociedad Grand Corald, la compañía que la entidad creó junto a los hoteleros de Benidorm Juan Ferri y José Baldó para construir miles de viviendas en diferentes enclaves turísticos mexicanos. Estos empresarios son los mismos que están siendo investigados por sus negocios hoteleros en el Caribe con la CAM.

Tirado afirmó que ni él ni ninguno de los consejeros de Bancaja han participado «en absoluto» en las operaciones inmobiliarias con las que se compraron los terrenos y que generaron numerosas plusvalías para los socios de la caja. «Sólo hemos intervenido en la concesión de créditos que contaban con informe favorables de los técnicos del Comité de riesgo», insistió.

Además, constató que «nunca» ha estado en México, ni conoce a los socios que participaron en las operaciones. Asimismo, subrayó que no ha participado en «ninguna de las sociedades instrumentales de la caja». Tirado y otros 21 exconsejeros y exdirectivos de Bancaja fueron imputados al considerar la juez que concedieron créditos de dudosa rentabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine